Ilustración: Marta Pucci y Katrin Friedmann

Your Vagina

Tipos de secreción vaginal y cómo diferenciarlas durante su período menstrual

por Anna Druet, Former Science and Education Manager
  • Comparte este artículo en Twitter
  • Comparte este artículo en Facebook
  • Comparte este artículo por WhatsApp
An image for a Skyscraper Ad for the Let's Get Checked product
An image for a banner Ad for the Let's Get Checked product

*Traducción: Kenny Rafael Delgado Arismendi

¿Qué es exactamente la secreción vaginal? En pocas palabras, es un término que abarca cualquier fluido no menstrual que salga de la vagina, como la lubricación vaginal, el fluido de excitación, los espermatozoides del día anterior y el fluido cervical. El fluido cervical (también conocido como mucosidad cervical) es uno de los principales componentes del flujo vaginal. Producido por las células del cuello uterino, el fluido cervical cambia a lo largo del ciclo de seco a húmedo, de cremoso a aceitoso, de elástico a pegajoso.

El seguimiento de tu flujo cervical en Clue te dará una mejor indicación de qué cambios y eventos hormonales están ocurriendo en tu cuerpo en un momento dado. La comprensión de tus propios patrones puede ayudarte a saber cuándo aumenta el estrógeno, cuándo se ha producido la ovulación y cuándo puedes no necesitar lubricante. Conocer el flujo vaginal y el ciclo del flujo cervical también puede ayudarte a reconocer cuando algo puede estar mal, desde una infección hasta un problema hormonal.

Por qué tenemos flujo cervical

Para que se produzca un embarazo, se necesita un óvulo, un espermatozoide y un fluido cervical fértil. El fluido cervical permite que los espermatozoides entren en el útero y lleguen al óvulo en la ovulación.

El cuello del útero es el pasaje entre el tracto reproductivo inferior y superior. Tiene glándulas dentro y alrededor de ella que producen fluido. La consistencia, opacidad y volumen de este flujo cambia junto con sus hormonas reproductivas. En diferentes momentos de tu ciclo, el flujo cervical cambia para dificultar o facilitar que los espermatozoides pasen del cuello del uterino al útero (1). El fluido cervical también protege a los espermatozoides del ambiente ácido de la vagina, y contiene anticuerpos que ayudan a mantener fuera las bacterias y virus no saludables (2, 3).

Una mano sujetando un teléfono con la aplicación de Clue abierta

Descarga Clue para hacerle seguimiento a tu flujo cervical

Ilustración de una calificación de cinco estrellas

4.8

más de 1M calificaciones

Ilustración de una calificación de cinco estrellas

4.8

más de 1M calificaciones

Cómo encontrar y sentir el flujo cervical

Si deseas conocer el flujo cervical, intente buscar y sentir los cambios en la consistencia (pastoso, fluido), la cantidad y el color, junto con la sensación en la abertura vaginal (húmedo o seco).

Puedes usar tus dedos para sentir el fluido en la entrada de la vagina o directamente en el cuello del útero. Fíjate en el color y la consistencia. Sentir cosas como el grosor, la humedad, la viscosidad (como el jabón) y la elasticidad del fluido.

Otra forma es buscar líquido en el papel higiénico. El fluido cervical debería ser visible en el papel y tener un aspecto diferente al resto de la humedad vaginal. Algunas personas encuentran esto menos confuso que recoger el fluido con los dedos porque tocar la vulva/vagina directamente puede hacer más difícil descifrar el fluido cervical de la lubricación general.

Si quieres también puedes probar a sumergir los dedos cubiertos de flujo en un vaso de agua. El fluido cervical permanecerá pegado a sus dedos o se hundirá en el fondo del vaso en un pequeño grumo. La humedad vaginal, por otro lado, se disolverá en el agua.

Se necesitará un poco de ensayo y error para encontrar un método que funcione mejor para usted. Tenga en cuenta que es posible confundir el fluido de la eyaculación o el fluido de excitación con el fluido cervical, incluso el día después del sexo.

Cambios en la secreción vaginal: cronología del flujo cervical a través de su período

1. Comienzo de su período: la menstruación

El primer día del período, el primer día de su período, los niveles de estrógeno y progesterona son bajos. Dado que los niveles de estrógeno determinan la producción de fluido cervical, el cuello del útero no está produciendo mucho flujo en este momento (4). No puedes notarlo de todos modos, ya que tienes tu período.

2. Justo después de tu período: ausente, seco

En los días posteriores al período, el estrógeno se eleva (el estrógeno es producido por el folículo que crece en el ovario mientras se prepara para liberar un óvulo en la ovulación). La mayoría no notará ningún fluido cervical por un par de días, sin embargo, hasta que el estrógeno sea más alto.

3. Que provoca la ovulación: pegajosa, blanca, cremosa, resbaladiza...

A medida que los niveles de estrógeno aumentan, el cuello del útero produce más líquido. Al principio, puede ser espeso y pegajoso o pegajoso, y se vuelve más húmedo y cremoso, como una loción. Puede tener un aspecto blanquecino y nublado, o incluso amarillento (sobre todo si está seco en la ropa interior) (4). En un ciclo menstrual de 28 días, puedes notar este fluido por primera vez alrededor del día 9 o 10 (1,4).

4. Alrededor de la ovulación: huevo, húmedo, resbaladizo, claro, elástico

A medida que se acerca la ovulación, se produce mucho más flujo cervical. Es probable que la vagina empiece a sentirse mucho más húmeda y que el fluido se vuelva más resbaladizo a medida que aumenta su contenido de agua. En un par de días, el fluido se vuelve más elástico y claro. Cuando el estrógeno alcanza su máximo nivel, 1-2 días antes de la ovulación, el fluido cervical a menudo se asemeja a una clara de huevo cruda que se puede estirar unos centímetros entre el pulgar y el dedo (4,5). La cantidad de flujo vaginal en este momento es diferente para cada persona, pero puede ser hasta 10-20 veces más que en otros puntos del período (6). El "pico" del fluido cervical es aproximadamente un 95% de agua en peso, y un 5% de sólidos (electrolitos, compuestos orgánicos y proteínas solubles) (7). Según Google, la gente tiende a llamar a este tipo de fluido cervical "flujo de ovulación".

*Nota que la presencia de fluido cervical fértil no puede confirmar la ovulación con seguridad. Las pruebas de ovulación y el seguimiento de la temperatura corporal basal son más fiables para confirmar la ovulación.

5. Fase lútea: pegajoso, seco

Tan pronto como la ovulación termina, el flujo vaginal cambia una vez más. Incluso antes de notar un cambio visual, el fluido cervical ya se habrá vuelto más fibroso y difícil de atravesar para los espermatozoides (1). En el día o dos después de la ovulación (el comienzo de la fase lútea), la cantidad de líquido disminuye rápidamente. La progesterona, la hormona dominante en esta fase, actúa para inhibir la secreción de líquido de las células epiteliales del cuello uterino (1). El fluido puede volverse pegajoso o viscoso, o simplemente seco y ausente (1,4).

Esto nos lleva de nuevo a la menstruación, y el período comienza de nuevo.

Cada cuerpo es único, estos cambios pueden mostrarse de forma diferente para ti, o puedes experimentarlos e interpretarlos de forma diferente.

Para húmedo o seco - por qué el fluido cervical cambia

Entonces, ¿por qué cambia tanto el fluido cervical? Cada cambio tiene su propia función. El fluido cervical crea una ventana fértil que dura hasta seis días, mucho más que las 12-24 horas en las que un óvulo puede ser fertilizado después de la ovulación. Los espermatozoides que entran en la vagina antes de la ovulación pueden ser suspendidos en este fluido, permitiéndoles sobrevivir más tiempo en el ambiente vaginal, que de otra manera sería ácido (1). Los espermatozoides pueden empezar a nadar a través de una secreción cremosa desde el noveno día de un ciclo de 28 días (1). Cuando se produce la ovulación, el fluido elástico de la clara de huevo se convierte en el tipo de fluido más fácil de atravesar para los espermatozoides (6). Pero nadar nunca es demasiado fácil, este fluido también actúa para filtrar el "mejor" esperma. Los nadadores más lentos se quedan atrás, al igual que los espermatozoides con otras anormalidades de movilidad o estructurales (2,8).

Después de la ovulación, cuando la ventana de un posible embarazo se ha cerrado, el fluido cervical se convierte en una barrera que impide que el esperma entre en el tracto reproductivo superior. La progesterona producida por el ovario en la fase lútea actúa de manera similar a la progestina en un anticonceptivo de sólo progesterona. Hace que el fluido cervical sea escaso y denso en sólidos, con poca agua, lo que dificulta el paso de los espermatozoides por el cuello del útero (9).

Señales de flujo vaginal anormal

Los cambios en el patrón del fluido cervical pueden indicar un problema hormonal. Esto suele ir acompañado de cambios en la duración de su ciclo y período. El alta también puede ser anormal si tiene una infección. Los signos de secreción anormal incluyen cambios en:

Consistencia: inusualmente delgada, o gruesa y más texturizada/gruesa

Color: gris, verde, amarillo o marrón

Volumen: aumento significativo e inesperado

Olor: metálico, a pescado o solo diferente

Si sospecha que tiene una secreción anormal, aprenda qué hacer y por qué ocurre en este artículo.

An image for a banner Ad for the Let's Get Checked product

También te podría gustar leer:

Artículos populares