Ilustraciones: Marta Pucci

Anticonceptivos

Cómo usar los preservativos: una guía paso a paso

por Clár McWeeney, Former Content Manager at Clue; Jen Bell, Former Writer at Clue; y Nicole Telfer, Science Content Producer
  • Comparte este artículo en Twitter
  • Comparte este artículo en Facebook
  • Comparte este artículo por WhatsApp
An image for a banner Ad for the Let's Get Checked product

*Traducción: Kenny Rafael Delgado Arismendi

Cuando se usa un preservativo correctamente, es una forma muy efectiva de anticoncepción y de protección contra las infecciones de transmisión sexual (ITS).

Los estudios han encontrado que aproximadamente una de cada 50 mujeres que usan condones perfectamente durante un año entero de relaciones sexuales experimentará un embarazo (1). El uso consistente y correcto de los preservativos de látex o los preservativos internos se asocia con una reducción significativa de la incidencia combinada de gonorrea, clamidia y sífilis en las mujeres consideradas de alto riesgo para contraer ITS (2, 3, 4).

Cuándo usar un condón

Se recomienda siempre protegernos a nosotros mismos y a nuestra pareja usando condones durante el sexo entre el pene y la vagina, el sexo oral o el sexo anal. Incluso si tienes relaciones sexuales sin pene, cubrir los juguetes con preservativos es una buena forma de prevenir el desarrollo de la vaginosis bacteriana o la transmisión de infecciones de transmisión sexual.

Las infecciones de transmisión sexual, entre ellas el VIH, la sífilis, el herpes, la gonorrea, el VPH, la tricomoniasis y la clamidia, pueden transmitirse durante el sexo oral (5).

Se recomienda el uso de un condón para las relaciones sexuales durante el período para prevenir el embarazo y proteger contra la transmisión de enfermedades de transmisión sexual. Este hallazgo es significativo y preocupante, porque las tasas de transmisión y adquisición de ETS son más altas en ciertos momentos del ciclo menstrual, incluso durante la menstruación.

Diferentes tipos de preservativos

Hay dos tipos principales de preservativos: los condones externos (masculinos) y los condones internos (femeninos). El condón masculino (externo) es el más popular y el más accesible, el cual es colocado en el pene erecto justo antes de tener relaciones sexuales. Aunque no son tan conocidos, existen los condones femeninos. Ellos son colocados adentro de la vagina, y son diferentes de la barrera dental (una barrera colocada justo afuera de la vagina para el sexo oral).

Los condones femeninos son efectivos para prevenir un embarazo no deseado, sin embargo, los condones masculinos son más efectivos. Cuando son correctamente usados, 5 de cada 100 mujeres que usaron condón femenino quedarán embarazada en un año (1). Esto es comparable con el condón masculino, el cual tiene una proporción de alrededor de 2 embarazos por cada 100 mujeres cuando es usado correctamente en un lapso de un año (1).

Si un condón es incómodo, hay diferentes tamaños y tipos de condones que pueden ofrecer un mejor ajuste. Es importante usar el tamaño correcto, ya que los condones demasiado pequeños o apretados tienen más probabilidades de romperse, y los condones demasiado grandes tienen más probabilidades de resbalarse.

Una mano sujetando un teléfono con la aplicación de Clue abierta

Descarga Clue app para hacer seguimiento a tu apetito sexual y emociones

Ilustración de una calificación de cinco estrellas

4.8

más de 2M+ calificaciones

Ilustración de una calificación de cinco estrellas

4.8

más de 2M+ calificaciones

Aquí está cómo usar ambos tipos de condones.

¿Cómo usar el condón masculino?

  1. Comprueba la fecha de caducidad impresa en el envoltorio o en la caja y asegúrate de que el condón no ha pasado su fecha de caducidad.

  2. Abre el paquete con cuidado, evita usar tus dientes o tijeras.

  3. Echa un vistazo al condón para comprobar que no está quebradizo, seco o dañado. Mira el condón para asegurarte de que se enrollará de la manera "correcta". El borde del preservativo debe formar un círculo alrededor de la cúpula. Si el borde está en el interior de la cúpula, entonces el condón estará al revés y no se desenrollará adecuadamente. Si accidentalmente pones un condón al revés, no le des la vuelta y lo vuelvas a usar, empieza con uno nuevo.

  4. Póngase el preservativo antes de cualquier contacto con la boca o la zona genital de su pareja (vulva, vagina, ano, nalgas y parte superior de los muslos). Los espermatozoides pueden estar presentes en el líquido pre-eyaculatorio.

  5. El lubricante puede hacer que el sexo se sienta mejor y ayuda a evitar que los condones se rompan. Puedes poner unas gotas de lubricante a base de agua o silicona en la punta del condón antes de enrollarlo. También puedes añadir más lubricante al exterior del condón después de que esté en el pene.

  6. Pellizcar la punta del condón y enrollarlo sobre un pene erecto (duro), dejando un poco de espacio en la parte superior para recoger el semen. Desenrolla el condón por el eje del pene hasta la base. Para las personas no circuncidadas, puede ser más cómodo tirar del prepucio hacia atrás antes de colocar el condón en la punta del pene y enrollarlo.

  7. Usa el condón todo el tiempo que tengas sexo.

  8. Después de la eyaculación, se debe sostener el borde del condón mientras se saca el pene del cuerpo de la pareja. Hazlo antes de que el pene se ablande, para que el condón no se afloje demasiado y deje salir el semen. Hay que quitar el condón con cuidado para evitar que se derrame el semen.

  9. Tira el condón a la basura, no lo tires por el inodoro.

  10. Los condones no son reusables. Coloca un nuevo condón cada vez que tengas sexo vaginal, oral o anal. También debes usar un nuevo condón si cambias de un tipo de sexo a otro (como del anal al vaginal).

¿Cómo usar el condón femenino?

1. Saca el condón de su empaque y desenróllalo. Presiona el interior del anillo cerrado.

2. Introduce el anillo cerrado los más alto posible dentro de tu canal vaginal. Es parecido a insertar una copa menstrual o un tampón. Usa tu dedo para asegurarte que el condón está muy adentro de tu vagina.

3. Saca tu dedo. El borde de la abertura del condón debe estar justo afuera de la abertura vaginal.

¿Cómo remover el condón femenino?

Después del sexo, el condón femenino no necesita ser removido inmediatamente, pero si tu pareja ha eyaculado es mejor hacerlo porque después puede ser un desastre cuando te pares (1,9). Lo ideal es remover el condón femenino acostada. Agarra el anillo exterior del condón y gira un par de veces para que el fluido eyaculado no se derrame; así tendrás un rápido y fácil proceso de limpieza (1,9).

¿Son dos condones mejores que uno?

Si te pones dos condones a la vez, hay más posibilidades de que se rompan. Esto también se aplica si se utiliza un preservativo masculino (externo) junto con un preservativo femenino (interno).

Un condón usado correctamente es toda la protección que necesitas. Lo mejor es ponerse un condón, y usar algún lubricante seguro para condones.

Ahora que sabes más sobre los condones, puedes decidir qué nivel de riesgo te conviene y elegir qué tipo de anticonceptivo o protección usar. Recuerda que sólo los condones pueden protegerte tanto del embarazo como de las infecciones de transmisión sexual (ITS). La opción más segura es usar condones y otra forma de anticoncepción.

Aprende más acerca de cómo elegir un lubricante, preguntas y conceptos erróneos sobre los condones y la verdad detrás de los mitos comunes sobre el sexo y la concepción.

Cualquiera que sea el condón que uses, guárdalo en lugares accesibles e inclúyelo en tus juegos previos para hacerlo parte de la excitación, más que un obstáculo.

An image for a banner Ad for the Let's Get Checked product

También te podría gustar leer:

Artículos populares