Ilustración: Katrin Friedmann

Your Vagina

Vaginosis bacteriana: razón común para el flujo vaginal irregular

por Anna Druet, Former Science and Education Manager
  • Comparte este artículo en Twitter
  • Comparte este artículo en Facebook
  • Comparte este artículo por WhatsApp

*Traducción: Kenny Rafael Delgado Arismendi

Cosas importantes a saber:

  • El balance de bacterias en tu vagina es importante para mantener tu tracto reproductivo saludable

  • La vaginosis bacteriana (VB) es la causa más común de flujo y olor vaginal anormal en las personas que buscan atención médica.

  • Limita tus factores de riesgo: usa condones, no te hagas duchas vaginales y mantén todo el jabón lejos de la vulva y la vagina.

  • El tratamiento de la vaginosis bacteriana puede variar desde antibióticos y antisépticos, hasta medicamentos para restaurar la acidez, y probióticos

La composición de su ecosistema vaginal está en constante flujo. Cambia con las fases de tu vida reproductiva (pubertad, menarquia, embarazo, menopausia) así como con tu ciclo hormonal (1, 2). Pero la flora vaginal trabaja continuamente para mantener un nivel de homeostasis, protegiendo y facilitando la fertilidad antes y durante tus años reproductivos, y ayudando a mantener tu cuerpo sano toda la vida.

El tipo dominante de bacterias que pueblan la típica vagina sana es el Lactobacillus, que constituye más del 70% de las bacterias vaginales (3, 4). En los años reproductivos, puede haber hasta 10 millones de estas bacterias en cada gramo de fluido vaginal en ciertos puntos del ciclo menstrual (2). Los lactobacilos vienen en muchas especies, y también se encuentran en el sistema digestivo y urinario (así como en el yogur, por lo que se puede reconocer la palabra.) Estas (y otras) bacterias producen peróxido de hidrógeno y ácido láctico como productos de su digestión, que ayudan a mantener el bajo pH de una vagina sana (es decir, un ambiente ligeramente ácido) e impedir que las poblaciones de otros microbios crezcan o se multipliquen en exceso (una minoría de vaginas tiene una variedad de otras bacterias dominantes productoras de ácido láctico) (5).

El balance de bacterias en tu vagina es importante para mantener tu tracto reproductivo saludable.

¿Qué es la Vaginosis Bacteriana (VB)?

Es común no haber oído hablar de la vaginosis bacteriana (VB) hasta que no se nota un problema con el propio líquido y se empieza a buscar en Google. La VB se produce cuando el equilibrio normal de las bacterias vaginales es reemplazado por un alto número de bacterias anaeróbicas (bacterias que no necesitan oxígeno para crecer).

El tipo más común de bacterias que causan VB se llama Gardnerella (no la confundas con la gonorrea de las ITS). Los procesos de digestión de la nueva comunidad bacteriana crean diferentes subproductos y cambios ambientales, que pueden dar lugar a síntomas que van desde un desagradable olor a pescado hasta el picor, malestar e inflamación (6).

Una respuesta inmune también puede provocar que el moco protector natural de la vagina se degrade. Esto puede hacer que el tracto reproductivo sea más propenso a las infecciones de transmisión sexual (ITS) como el VIH y la clamidia (7).

La vaginosis bacteriana (VB) es la causa más común de flujo y olor vaginal anormal en las personas que buscan atención médica.

En muchos casos, los impactos más significativos de la VB sintomática son emocionales y sociales. Esto es especialmente cierto en el caso de las personas cuya VB es recurrente (que la tienen varias veces, a pesar del tratamiento). Un estudio encontró que, dependiendo de la gravedad y la frecuencia de los síntomas, la VB puede llevar a las personas a sentirse "...avergonzadas, con vergüenza, "sucias" y muy preocupadas de que otros puedan detectar su mal olor y su secreción anormal" (8). Eso puede afectar a la autoestima y a la vida sexual de una persona, y es posible que evite por completo la actividad sexual (especialmente el sexo oral receptivo). Los síntomas recurrentes, sin entender la razón, pueden ser frustrantes y hacer que alguien se sienta fuera de control.

Aunque la VB no suele provocar complicaciones de salud, la VB no tratada a veces puede provocar una enfermedad inflamatoria pélvica, una infección después de una cirugía ginecológica y complicaciones en el embarazo, incluyendo abortos y nacimientos prematuros (7, 9, 10).

La VB ocurre cuando el balance normal de bacterias es reemplazado por un alto número de bacterias anaeróbicas.

¿Qué tan común es la VB?

En los EE.UU., la VB es la causa más común de secreciones y olores anormales en las personas que buscan atención médica. Las investigaciones han encontrado que aproximadamente 3 de cada 10 personas en los EE.UU. tienen VB en un momento dado (~2 de cada 5 caucásicos, ~3 de cada 10 méxicoamericanos, ~5 de cada 10 afroamericanos), aunque muchos de esos casos eran asintomáticos (~84% no tenían síntomas vaginales) (9). La prevalencia de la VB varía mucho entre los distintos grupos demográficos y está vinculada a características sociodemográficas como la raza, la etnia, la educación y los ingresos (9, 11).

¿Cuáles son las causas?

Las causas exactas de la vaginosis bacteriana aún no están claras. La homeostasis vaginal puede ser interrumpida por dos factores internos (ej. antibióticos, la dieta) y factores externos (ej. jabón, semen), pero no se entiende del todo por qué una persona sufre de VB recurrente en una situación particular cuando otra no.

Se ha demostrado que hay algunos factores que aumentan el riesgo; por ejemplo, las personas que se han hecho duchas vaginales en los seis meses anteriores tienen muchas más probabilidades de tener VB (9). El sangrado uterino prolongado o irregular también puede contribuir. Esto puede suceder porque la sangre uterina cambia el pH de la vagina para ser ligeramente menos ácida (hay menos Lactobacilos alrededor del momento de la menstruación) y/o porque los glóbulos rojos proporcionan más oportunidades para que los lactobacilos se lleven a cabo en la vagina (2, 11). Las personas que tienen un sangrado prolongado como efecto secundario de un nuevo DIU, por ejemplo, pueden ser más propensas a tener VB, pero se necesita más investigación (11). La VB recurrente puede aparecer alrededor del momento de la menstruación por la misma razón (11). Se ha demostrado que el uso de anticonceptivos hormonales en general, incluida "la píldora", tiene un efecto protector contra la VB (9, 11, 12).

La actividad sexual también se asocia con un mayor riesgo de VB. En los EE.UU., alrededor del 85% de las personas que contraen VB son sexualmente activas (9). Los factores de riesgo específicos pueden incluir parejas sexuales nuevas o múltiples, la falta de uso de condones, las relaciones sexuales vaginales y recibir sexo anal antes de las relaciones sexuales vaginales sin una nueva barrera protectora (13-15).

Los episodios recurrentes de VB pueden tender a aparecer alrededor del momento de la menstruación.

Una mano sujetando un teléfono con la aplicación de Clue abierta

Haz seguimiento en Clue de todo sobre tu vagina: sangrados, sexo, anticoncepción y secreciones.

Ilustración de una calificación de cinco estrellas

4.8

más de 2M+ calificaciones

Ilustración de una calificación de cinco estrellas

4.8

más de 2M+ calificaciones

Prevención y tratamiento

Las bacterias vaginales a veces pueden desequilibrarse y luego mejorar por sí mismas. Para prevenir la VB, comience por limitar los factores de riesgo. Use condones, no se haga duchas vaginales y mantenga todo el jabón alejado de la vulva y la vagina (algunos expertos dicen que el jabón sin perfume y sin espuma está bien sobre la vulva, y otros dicen que se apegue solo al agua). No uses ningún producto con aromas o perfumes en esa zona, y limita tus baños de burbujas.

Sin embargo, a menudo los síntomas persisten o reaparecen y es necesario tratarlos. Encontrar la fuente del problema sería de gran ayuda, pero a menudo es difícil cuando se sabe tan poco sobre las causas de la VB.

El tratamiento de la VB puede variar desde antibióticos y antisépticos, hasta medicamentos para restaurar la acidez, y probióticos (encontrará una discusión en profundidad sobre los tratamientos actuales aquí). Algunos tratamientos están disponibles sin receta, pero otros necesitarán una prescripción. El seguimiento de sus síntomas, especialmente cuando comienzan, puede ayudarle a usted y a su proveedor de atención médica a identificar los factores desencadenantes (utilice la selección de "líquido atípico" o haga una etiqueta específica).

Desafortunadamente, es común que la VB regrese después del tratamiento. La falta de comprensión de las causas de la VB significa que los tratamientos aún tienen un largo camino por recorrer para ser efectivos a largo plazo. La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) estima que la "tasa de curación" después del tratamiento es inferior a 4 de cada 10, y que entre 3 y 8 personas tienen una recurrencia en varios meses (16-18). Limitar los factores de riesgo después del tratamiento puede ayudar: hable con su proveedor de atención médica sobre las opciones.

Por último, si estás dispuesto a hacerlo, habla de la VB con tus compañeros y amigos. La falta de conocimientos en torno a ella es asombrosa considerando lo común que es. Llevar el conocimiento de la VB a la conciencia pública ayuda a prevenir el estrés que puede venir con el hecho de tenerla.

Conoce tu flujo, mantén tu vagina sana y sigue cualquier cambio en Clue.

An illustration of a heart

¿Te gusta lo que lees? Ayúdanos a hacer más cosas geniales apoyando nuestros esfuerzos de investigación científica. Contribute now

También te podría gustar leer:

Advertisement

Artículos populares

Advertisement