Ilustración: Marta Pucci e Katrin Friedmann

Sangrado

Aborto espontáneo o el periodo: ¿Cómo reconocer la diferencia?

por Maegan Boutot, Former Science Writer for Clue
  • Comparte este artículo en Twitter
  • Comparte este artículo en Facebook
  • Comparte este artículo por WhatsApp

*Tradução: Carolina Tafur

Que el perido te llegue más tarde de lo esperado puede ser estresante. Si bien la duración del ciclo menstrual puede variar, algunas personas se preocupan por que el retraso pueda de hecho deberse a un aborto espontáneo temprano.

El aborto espontáneo, o la pérdida de un embarazo en las primeras 20 semanas (1), es muy común. Por lo menos 1 de cada 3 embarazos resulta en un aborto espontáneo (2), aunque la mayoría de las personas no saben que estaban embarazadas cuando pasa. Algunas veces, el óvulo fecundado se implanta brevemente y después se pierde. La mayoría de las personas no sabrían que están en embarazo cuando esto sucede. Se estima que, aproximadamente, 1 de cada 5 embarazos clínicamente reconocidos (es decir, aquellos embarazos de los que la mayoría de personas son conscientes y causan periodos ausentes) resulta en un aborto espontáneo (2,3).

Los abortos espontáneos son más comunes en las primeras seis semanas del embarazo, y se vuelven menos probables en la medida que este avanza (2,3). Si una pérdida ocurre, lo más probable es que suceda en el primer trimestre (las primeras 13 semanas en edad gestacional) (4).

Cuando ocurre un aborto espontáneo antes de que la persona sepa que se encuentra en estado de embarazo, puede ser difícil reconocer la diferencia entre un periodo menstrual normal y un aborto.

Los síntomas que comparten el periodo menstrual y un aborto espontáneo pueden incluir:

  • Sangrado, abundante o más prolongado de lo usual

  • Cólicos

  • Dolor (1, 4-7).

Es posible que una persona que tiene un aborto espontáneo también se percate de:

  • Reducción o desaparición de los síntomas del embarazo (p. ej. náuseas, vómito) (5)

  • Signos de enfermedad, como fiebre (si el aborto es causado por una infección) (5.6)

Si el periodo te llega menos de 2 semanas después de lo esperado, es difícil saber si tu periodo está retrasado o es un aborto espontáneo. Los abortos que suceden en este periodo de tiempo no presentan sangrados más abundantes o más largos (7).

Adicionalmente, es poco probable que las personas que tienen un aborto tan temprano (es decir, en las dos semanas después de la fecha prevista del periodo) tengan complicaciones.

Una mano sujetando un teléfono con la aplicación de Clue abierta

Descarga Clue para hacerle seguimiento a tu flujo cervical

Ilustración de una calificación de cinco estrellas

4.8

más de 2M+ calificaciones

Ilustración de una calificación de cinco estrellas

4.8

más de 2M+ calificaciones

Entre más avanzado esté el embarazo, menos se parecerá un aborto espontáneo a un periodo menstrual.

El sangrado de un aborto espontáneo tardío contiene tejido fetal y coágulos más grandes que los de un periodo menstrual normal. El tejido también se ve diferente de la sangre menstrual en su color (p. ej. gris), consistencia/textura y forma.

Los abortos espontáneos y la fertilidad

Si bien los abortos espontáneos que ocurren alrededor del tiempo del periodo no representan una amenaza para la salud, es normal que las personas se preocupen por sus probabilidades de tener embarazos saludables en el futuro.

Dado que los abortos espontáneos tempranos son tan frecuentes y muchas de las personas que los experimentan no se dan cuenta de que sufrieron un aborto, es poco probable que un aborto espontáneo - que ni siquiera ha sido detectado - tenga repercusiones a largo plazo en la fertilidad. Muchas de las personas que tienen abortos espontáneos, incluso aquellas a quienes les sucede en un embarazo más avanzado o varias veces, pueden tener embarazos saludables en el futuro (2,6,8).

Aprende sobre tu cuerpo y sobre salud menstrual

Steph de Clue te da la bienvenida al newsletter
¡Hola, soy Steph! Te enviaré historias educativas y entretenidas sobre salud menstrual y compartiré consejos y trucos para sacar el máximo provecho a tu aplicación Clue.

Si sospechas que puedes estar en embarazo y quieres saber si tu sangrado se debe a un aborto espontáneo o un periodo normal, deberías hacerte una prueba de embarazo o consultar con tu proveedor de servicios de salud.

¿Cuándo debes hacerte una prueba de embarazo?

Si tu periodo está retrasado, estás intentando quedar en embarazo o te preocupa estarlo, y no sabes si deberías hacerte una prueba, considera tu riesgo de estar en embarazo:

Tienes riesgo de estar en cinta si has tenido relaciones sexuales pene-en-vagina sin protección o es muy probable que el semen haya tocado tus genitales. El riesgo varía a lo largo de tu ciclo.

Para las personas que tienen ciclos regulares (el tiempo entre periodos rara vez varía por más de un par de días), la exposición al semen tiene alto riesgo de embarazo alrededor de la mitad del ciclo y hasta dos semanas antes de la fecha prevista del siguente periodo, ya que es en esta ventana cuando la mayoría de personas ovulan. Esto se cumple por lo general y puede no reflejar lo que sucede en cada ciclo, así que no deberías fiarte de este cálculo aproximado si quieres prevenir un embarazo.

(El día de ovulación y la ventana de fertilidad que se muestran en Clue son solo aproximaciones. El día real de tu ovulación puede ocurrir en otro momento, el cual puede variar en cada ciclo, así como la fecha de tu periodo.)

En general, la exposición al semen, al principio y al final del ciclo, tiene un menor riesgo de embarazo, ya que es menos probable que una persona ovule cerca o durante estos días.

Si tu periodo tiene un retraso de nueve días o más, deberías hacerte una prueba de embarazo o consultar con tu proveedor de servicios de salud.

Si quieres hacerte una prueba de embarazo pronto, por lo general se recomienda esperar al menos dos semanas después del día previsto de tu ovulación, o alrededor de la fecha en la que esperas que te llegue el periodo. Para obtener resultados más precisos, lo mejor es esperar algunos días después de la fecha en que te debe llegar el periodo. Algunas pruebas de embarazo hacen publicidad de que las puedes hacer antes, pero entre menos tiempo esperes, menos precisos serán los resultados (9). Tú decides si quieres hacerte la prueba antes.

Si tu ciclo es irregular (es decir, no sabes cuándo te llegará el periodo y la diferencia entre tu ciclo más largo y el más corto es de más de 7–9 días), las relaciones sexuales sin protección o el contacto del semen con tus genitales siempre son de alto riesgo, pues es difícil calcular cuándo te expusiste. Puedes hacerte una prueba de embarazo aproximadamente dos semanas después de la última vez que tuviste relaciones sexuales sin protección, pero esperar unos días puede mejorar la exactitud de los resultados.

Si estás usando una forma activa de anticoncepción natural (métodos basados en la conciencia de la fertilildad o planificación familiar natural) o le haces seguimiento a los signos de fertilidad para saber más sobre tu cuerpo, probablemente conozcas mejor el tiempo de tu ovulación; así puedes evaluar el riesgo de estar en embarazo.

(Recuerda que cualquier tipo de sexo sin protección en cualquier momento representa un riesgo de una infección de transmisión sexual.)

Si sabes que estás en embarazo y comienzas a sangrar

Es importante que te pongas en contacto con tu proveedor de servicios de salud. El sangrado durante un embarazo temprano es común y no necesariamente es signo de un aborto espontáneo (10); sin embargo, es bueno mantenerlo al tanto de lo que está sucediendo.

Si experimentas sangrado anormal, dolor severo de la pelvis a los hombros y sientes debilidad o desvanecimiento, debes buscar atención médica inmediata (11).

Estos podrían ser síntomas de un embarazo ectópico (cuando un óvulo fecundado se fija y crece en un lugar diferente al útero, por lo general la trompa de Falopio) (11).

Los embarazos ectópicos pueden poner en riesgo la vida y deben ser tratados como emergencias médicas.

Este artículo fue publicado originalmente el 7 de noviembre de 2017.

An illustration of a heart

¿Te gusta lo que lees? Ayúdanos a hacer más cosas geniales apoyando nuestros esfuerzos de investigación científica. Contribute now

También te podría gustar leer:

Advertisement

Artículos populares

Advertisement