Mujer vestida informalmente sentada en una silla con las manos juntas

Foto: Susi Vetter

Aborto

¿Qué esperar antes, durante y después de un aborto?

El aborto es un evento más común de lo que imaginamos

*Adaptado del original en inglés por: Dra. Judith Elena Martínez Acosta

El aborto es un evento más común de lo que imaginamos. Se estima que alrededor de 1 de cada 4 embarazos en el mundo terminan en aborto (1). En los Estados Unidos se presenta en 1 de cada 5 embarazos. Así, para los 45 años de edad, 1 de cada 4 mujeres estadounidenses habrá cursado con un aborto en su vida (2).

La mayoría de los abortos suceden en las primeras 8 semanas de gestación, y casi todos los abortos se presentan durante el primer trimestre (primeras 12 semanas de embarazo) (3). El aborto legal es un medio seguro y eficiente para finalizar un embarazo (4,5).

Es útil saber qué esperar antes, durante y después de un aborto.

El seguimiento en Clue app puede ayudarte a llevar un registro para ti y tu proveedor de atención médica, y puede brindarte una sensación de control durante lo que puede ser una experiencia desconocida pero común.

Cuando se investiga sobre el aborto, es importante contar con fuentes confiables de información. Un estudio realizado en el 2010 encontró que, incluso en páginas web dedicadas a la salud sexual, el 35% contenía información dudosa, principalmente en información sobre el aborto durante el primer trimestre. Algunas fuentes pueden intentar engañarte a propósito (6).

Es posible que también hayas oído hablar acerca del aborto inducido. El cual es diferente del aborto involuntario o aborto espontáneo.

*El acceso al aborto está limitado o amenazado en muchas partes del mundo. Globalmente, las leyes altamente restrictivas para el aborto no se han asociado con menores tasas de tal. Los países con más restricciones tienen más abortos no regulados, ilegales e inseguros (así como las consecuencias asociadas a ello). *

Este artículo describe el proceso de aborto en zonas de acceso al aborto como un derecho de atención médica integral.

Este mapa (en inglés) muestra la disponibilidad del aborto a nivel mundial. También hay información adaptada para personas que viven en lugares con acceso limitado al aborto.

Acceso al aborto en Latinoamérica y países de habla hispana

En la mayoría de los países de Latinoamérica no está legalizado el aborto y realizarlo constituye un delito. La severa restricción del aborto supone un grave problema de salud pública.

Al menos el 10% de las muertes maternas en América Latina y el Caribe se deben a abortos inseguros. Y anualmente, unas 757.000 mujeres en la región reciben tratamiento por complicaciones derivadas de intervenciones clandestinas (7).

Solamente CubaUruguayGuayanaGuyana Francesa y Puerto Rico permiten abortar sin condiciones en las primeras semanas de gestación, según el plazo establecido por sus leyes (8).

En el caso de México, la Ciudad de México, es la única entidad del país donde está aprobada la interrupción legal del embarazo (ILE). La cual es permitida hasta las 12 semanas de gestación y en casos especiales hasta la vigésima semana (violación o inseminación artificial no consentida, grave peligro para la madre, alteraciones genéticas o congénitas del no nacido y embarazo que sea resultado de una conducta culposa de la mujer) (9,10,11). En el resto del país está admitido el aborto solo en las condiciones especiales descritas anteriormente, con algunas variaciones de acuerdo a la entidad (12).

En cambio, los códigos penales de__ El Salvador__, HondurasNicaragua y Haití prohíben, sin excepciones, la interrupción voluntaria del embarazo. Las leyes de EcuadorPerúPanamáParaguayRepública DominicanaCosta RicaVenezuelaGuatemala y Belice solo despenalizan el aborto en caso de que la vida o la salud de la embarazada corran peligro (8,13,14,15,16).

Mientras que en países como ArgentinaColombiaChile y Bolivia se aprueba la interrupción del embarazo en condiciones muy específicas normadas por sus leyes (17,18,19,20,21). Caso también de Brasil, que permite el aborto en tres situaciones: embarazo resultado de violación, riesgo de muerte para la persona gestante y en la de gestación de feto anencéfalo (22,23).

Por medio de este link podrás ingresar a la página del “Observatorio de Igualdad de Género de América Latina y el Caribe” en donde podrás encontrar las actualizaciones sobre las legislaciones del aborto en dicha región,

El caso particular de España

la Ley del Aborto de 1985 despenalizó en España la interrupción voluntaria del embarazo en tres supuestos: cuando hubiera un "grave peligro para la vida o la salud física o psíquica de la embarazada" en cualquier momento de la gestación, en caso de violación en las 12 primeras semanas y cuando "se presuma que el feto habrá de nacer con graves taras físicas o psíquicas" en las primeras 22 semanas.

En 2010 se aprobó una nueva ley que sigue vigente, y que permite el aborto libre y voluntario en las 14 primeras semanas de embarazo. También está permitido en España dentro de las 22 semanas de gestación en caso de "grave riesgo para la vida o salud de la embarazada" o "riesgo de graves anomalías en el feto"; y en cualquier momento si se detectan "anomalías fetales incompatibles con la vida o cuando se detecte en el feto una enfermedad extremadamente grave e incurable".

En caso de existir riesgo para la vida o salud de la mujer más allá de la vigésimo segunda semana de gestación, la ley vigente establece que lo adecuado será la práctica de un parto inducido, con lo que “el derecho a la vida e integridad física de la mujer y el interés en la protección de la vida en formación se armonizan plenamente”.

La ley de 2010 obliga a que las personas sean informadas antes de abortar "sobre los derechos, prestaciones y ayudas públicas" de apoyo a la maternidad, así como de sus derechos laborales, beneficios fiscales y centros de asesoramiento vinculados con el embarazo y la maternidad. También impone informar a las personas que quieran abortar por motivos de malformaciones o enfermedad del feto sobre ayudas a la discapacidad y la red de organizaciones de apoyo.

Y por último, profesionales deben informar a las mujeres sobre posibles consecuencias "médicas, psicológicas y sociales" de interrumpir su embarazo (24,25).

*Nota: Actualizamos el artículo el 05 de Julio de 2019 con información más reciente sobre las legislaciones de aborto en España.

an image of 3 mobile screens of the Clue app

Descarga Clue para hacer seguimiento a tus días fértiles.

  • Descargar la aplicación de Clue en la App Store
  • Descargar la aplicación de Clue en la Play Store

4.8

Ilustración de una calificación de cinco estrellas

más de 2M+ calificaciones

Antes de un aborto

Retraso de un periodo y pruebas de embarazo

Si tus periodos suelen ser muy regulares, debes sospechar un embarazo tan pronto como haya un retraso en tu regla. Las pruebas de embarazo funcionan detectando una hormona producida por el útero cuando se inicia el embarazo (llamada gonadotropina coriónica humana o GCh). Para que una prueba casera detecte un embarazo puede ser necesario que pasen algunos días después del retraso menstrual, depende principalmente de cuándo se produjo tu ovulación. En la mayoría de casos, una prueba saldrá positiva dentro de la primer semana posterior al retraso menstrual (26).

Si tus periodos a menudo son irregulares (o si ovulaste unos días más tarde de lo habitual), la prueba de embarazo puede demorar más en aparecer como positiva. Esto es debido a que pueden pasar más de 2 a 3 semanas desde el momento de la ovulación hasta que haya suficiente GCh en tu cuerpo para que la prueba lo detecte (26,27).

Síntomas iniciales de embarazo

Los cambios hormonales son los responsables de los primeros síntomas del embarazo. Aproximadamente 6 de cada 10 personas notarán la aparición de síntomas dentro de la primer o segunda semana posterior a haber presentado la “pérdida” de un periodo menstrual, y 9 de cada 10 percibirán síntomas durante el primer mes posterior al periodo menstrual “perdido” (28). Algunos de los síntomas más comunes de un embarazo temprano incluyen náuseas, fatiga, dolor en los senos, cambios en el apetito, y aumento de la micción (orinar con más frecuencia) (29).

Manchado: puede presentarse un ligero manchado sanguinolento en las primeras semanas de embarazo. Aproximadamente 1 de cada 10 personas experimenta manchado sanguinolento dentro de las primeras 8 semanas de gestación (30). Eso quiere decir que es posible confundir ese manchado con el periodo menstrual. En muchos casos, este manchado es lo suficientemente escaso como para que sea notorio solamente al limpiarse con papel higiénico en el sanitario. Para poco menos de 2 de cada 10 personas, el manchado puede ser más abundante pero, aún así, no tanto como un periodo menstrual típico (30).

Si ya tienes algunos años experimentando ciclos menstruales, y tu menstruación es similar en cada ciclo, es probable que notes la diferencia entre el manchado sanguinolento del embarazo y un sangrado menstrual. En el embarazo también puede presentarse un sangrado más intenso, sin embargo, a menudo indica un aborto espontáneo – no es infrecuente que una pérdida temprana del embarazo se confunda con un periodo menstrual abundante, tardío y/o inusual (30,31).

A continuación, en el presente artículo, describimos el proceso de aborto en áreas y países donde se ha legalizado el aborto, o sea, donde existe el derecho y acceso por ley a servicios de salud para tales fines.

Opciones: ¿Cuáles son los tipos de abortos?

Algunas clínicas te darán la opción de elegir entre un aborto con medicamentos (también conocido como “aborto medicado” con la llamada “píldora abortiva”) y un aborto quirúrgico (mediante aspiración o con dilatación y curetaje, realizados dentro de una clínica). Tú elección puede depender de qué tan avanzado esté el embarazo, el tiempo que toma cada método, la recuperación y riesgos de cada uno de ellos, así como si prefieres estar en una clínica o en tu casa. Las recomendaciones y procedimientos también pueden variar de un país a otro.

Aborto medicado (la “píldora abortiva”)

Un aborto medicado es un aborto inducido utilizando pastillas que se ingieren vía oral o por vía vaginal. Este tipo de aborto puede realizarse tan pronto como inicie el embarazo, estando disponible usualmente hasta las 12 semanas de gestación, y en ocasiones más tardíamente, según el lugar en donde vivas.

Generalmente, implica tomar una dosis del medicamento en la clínica y posteriormente las siguientes dosis en tu hogar. En algunas zonas puede ser que tengas la elección (o requerir) de tomar la siguiente dosis en la clínica también, aunque la mayoría de las personas reportan preferencia por estar en casa (32). Generalmente después de tomar la segunda dosis inician los cólicos uterinos, el sangrado y la expulsión y vaciamiento del útero en el lapso de unas horas – parecido a lo que ocurre en un aborto espontáneo.

El nivel de cólicos uterinos, dolor y sangrado puede ser intenso, y puede depender del tiempo de embarazo (33). Usualmente se establece una cita de seguimiento una o dos semanas después.

Los abortos del primer trimestre inducidos mediante medicamentos son seguros y muy efectivos. Más de 95 de cada 100 personas que tienen un aborto medicado no requieren un tratamiento adicional (34,35). En el pequeño número de casos donde las pastillas no funcionen completamente, se utiliza otra dosis de medicamento o se procede a realizar una aspiración uterina. Las complicaciones graves son muy raras y ocurren en menos de 0.4 por cada 100 casos (4,35,36).

Algunos países actualmente requieren que la segunda dosis también sea administrada en la clínica. El Reino Unido cambió su protocolo recientemente, y permitirá que las personas tomen la segunda dosis en sus casas desde finales del 2018.

  • Ventajas: Un aborto medicado es posible tan pronto como sepas que estás embarazada. No se requieren inyecciones ni anestesia, y puedes tener cierto control sobre cuándo tomar la segunda dosis. El aborto puede sentirse más natural, como un aborto espontáneo. Puede existir la opción de permanecer en casa (o donde te parezca más cómodo) y modificar el lugar que escojas de forma que se adapte mejor a tus necesidades. Puedes elegir que esté alguien contigo, o puedes estar sola. Hay más tiempo y espacio para tomar conciencia del proceso de aborto (para otros, esto puede ser un aspecto negativo).

  • Desventajas: Tarda uno o dos días en completarse el aborto. El sangrado y los cólicos uterinos pueden ser algo intensos, dolorosos y duran más que un aborto por aspiración. Cuando las personas deciden quedarse en casa pueden preguntarse si sus síntomas son normales, lo que puede resultar estresante. Los abortos con medicamentos generalmente no están disponibles para embarazos tardíos a diferencia de otros métodos.

  • Aborto por aspiración o mediante dilatación y evacuación (también llamado aborto quirúrgico o en clínica)

Un aborto por aspiración es un procedimiento para remover el contenido uterino. Esto se realiza en una clínica u hospital. Un aborto por aspiración usualmente está disponible hasta las 16 semanas de gestación (algunas clínicas solo lo ofrecen hasta las 12 semanas, lo cual es importante tomar en cuenta). A partir de entonces, el procedimiento y disponibilidad suelen cambiar, siendo necesaria la dilatación cervical con evacuación del contenido uterino mediante curetaje (legrado con extracción del contenido uterino). En algunas clínicas los abortos por aspiración pueden ser realizados tan pronto como alguien se da cuenta de que está embarazada. Otras clínicas solamente ofrecen este tipo de aborto después de la semana 5 o 6, de su fecha de última regla.

Generalmente se te administra un medicamento, que ayuda a dilatar tu cuello uterino, un par de horas previas al procedimiento. Se te suele ofrecer algún tipo de anestesia para evitar el dolor, y/o hacerte sentir adormecida o dormirte completamente. Posteriormente, un proveedor de salud inserta un instrumento por vía vaginal y a través del cérvix, para alcanzar el útero. El contenido del útero es succionado hacia afuera. El procedimiento dura aproximadamente entre 5 y 10 minutos (37,38). Al finalizar el procedimiento permaneces en vigilancia aproximadamente media hora, mientras descansas antes de ir a casa.

Los abortos por aspiración de primer trimestre son seguros y extremadamente efectivos: 99 de cada 100 veces, todo funciona adecuadamente la primera ocasión (4). Raramente, puede ser requerido un procedimiento adicional posteriormente. Las complicaciones graves son muy poco frecuentes, se presentan en menos de 0.2 por 100 casos en los Estados Unidos (4,39).

  • Ventajas: El procedimiento termina en pocos minutos. La incomodidad dura poco tiempo y además el anestésico ayuda a disminuirla. Hay menor sangrado que en un aborto medicado. Los miembros del personal médico están contigo y puede ser que solo requieras una sola cita en la clínica para llevar a cabo todo. Es posible realizarlo en un embarazo más tardío a diferencia del aborto medicado. Es ligeramente más efectivo que el aborto con medicamentos.

  • Desventajas: Es más invasivo; se insertan instrumentos a través de la vagina para abrir el cuello y alcanzar el útero. Los anestésicos y medicamentos para el dolor pueden producir efectos adversos. Tienes menor control sobre el procedimiento, el tipo de habitación, la posición en la que se encuentra tu cuerpo y, quizás, sobre quién puede acompañarte. El aspirador puede ser ruidoso. Algunas clínicas pueden no ofrecerlo tan tempranamente en el embarazo a diferencia del aborto medicado.

Durante un aborto: ¿Qué esperar?

Cuando acudes a una cita para realizarte un aborto, la clínica puede pedirte que converses con un consejero o un miembro del personal de atención médica sobre tu decisión. Dicha persona debe responder cualquier duda que puedas tener y hacerte saber tus opciones anticonceptivas. También querrán asegurarse de que tu decisión es por tu cuenta y de que no estás siendo presionada por nadie.

Un proveedor de atención médica te realizará un examen físico y algunos estudios, que a veces incluyen pruebas de sangre. Puede ser que te realicen un ultrasonido para confirmar qué tan avanzado está tu embarazo y cuáles son tus opciones. Deben proporcionarte instrucciones por escrito sobre los medicamentos, sobre a quién contactar si te surgen dudas cuando te hayas ido a casa, y de qué esperar durante o después del aborto.

Es posible también, que desees preparar el lugar en el que vas a estar para tener el aborto, contando con algunas cosas reconfortantes a tu alrededor, como una bolsa o compresa con agua caliente, toallas sanitarias o alguien que te pueda dar masajes. Si el aborto es dentro de la clínica, tendrás que acordar con alguien para que te lleve a casa posteriormente.

¿Qué sucede durante un aborto con medicamentos?

Si elegiste tener un aborto inducido con medicamentos, probablemente te darán una dosis de medicamentos en la clínica y otra subsecuente para que tomes en tu casa. Algunas clínicas te solicitarán acudir nuevamente para tomar la siguiente dosis.

En la mayoría de los casos, la primer pastilla que tomarás será un medicamento llamado mifepristona. Un embrión necesita progesterona para mantenerse unido al revestimiento uterino y desarrollarse, y la mifepristona bloquea la progesterona que produce el cuerpo. Posteriormente te darán otro medicamento para tomarlo en casa, y, en algunas clínicas, te programarán una cita de seguimiento una o dos semanas después del aborto.

En casa (o en la segunda visita a tu clínica), tomarás un medicamento llamado misoprostol. La mayoría de guías internacionales recomiendan encarecidamente esperar 1 a 2 días antes de iniciar el misoprostol (40). El momento para tomarlo puede depender de factores que tu proveedor de atención médica analizará contigo (41,40).

El misoprostol causa cólicos y el desprendimiento de la capa interna y del contenido uterino. Este medicamento es un tipo de prostaglandina, similar a lo que causa cólicos durante la menstruación normal (y los síntomas relacionados). Quizá también requieras medicamento para el dolor (paracetamol o ibuprofeno) y un medicamento para las náuseas aproximadamente media hora antes de tomar el misoprostol. No debes tomar Aspirina ni ningún medicamento que favorezca el aumento de sangrado (38,42).

Síntomas: los primeros días.

  • Sangrado y cólicos después de tomar el primer medicamento, mifepristona, pero es poco común.

  • Sangrado que inicia 1 a 4 horas después de tomar la segunda pastilla, misoprostol. Algunas personas refieren que es estresante esperar a que inicie el sangrado, y temen que las pastillas no estén funcionando.

  • Sangrado intenso con coágulos y tejido por varias horas –usualmente alrededor de 4 a 5 horas, pero puede variar. Los coágulos pueden ser grandes, y el sangrado intenso puede impresionarte.

  • Cólicos intensos por varias horas. Pueden ser bastante dolorosos y pueden ir cambiando de leves a fuertes.

  • Una fiebre leve con escalofríos que duran menos de un día posterior a haber tomado el segundo medicamento, misoprostol, (aproximadamente 1 de cada 3 personas experimentan esto), así como náuseas, vómito, mareo, diarrea y cansancio (32,33,42-45).

Síntomas: las siguientes primeras semanas.

  • Sangrado mucho más leve que continúa por 1 a 2 días y va disminuyendo aún más dentro de las siguientes 2 a 3 semanas. También pueden continuar cólicos leves durante 2 a 3 semanas.

  • El manchado sanguinolento puede continuar hasta cerca del siguiente periodo menstrual. Un estudio basado en personas que llevaron un diario de su sangrado reportó que ese manchado sanguinolento continuaba durante 24 días en promedio. Para 1 de cada 5 personas persistía más de 35 días.

  • Cambios en cosas como nivel de energía, humor, apetito, y otros síntomas de embarazo, mientras las hormonas vuelven a la normalidad. En la mayoría de las personas, dichos síntomas desaparecen en 1 a 2 semanas, pero se pueden extender hasta un mes. (32,33,42-45)

¿Con qué debo preocuparme?

El sangrado abundante puede ser impresionante, pero usualmente es normal. Si estás empapando menos de 2 toallas sanitarias grandes por hora, durante dos horas seguidas, por lo general está bien. Si estás sangrado esa cantidad o mayor, es buena idea acudir a revisión con tu proveedor de salud (38,43).

En tu cita de seguimiento, tu proveedor de salud te realizará una prueba de sangre o una ecografía para asegurarse de que se completó el aborto.

¿Qué sucede durante un aborto por aspiración?

Algunas clínicas realizarán todo en una sola cita. Otras, te pedirán que acudas primero a una cita de revisión y medicación previa que ayuda a que el cuello uterino se abra, y posteriormente regresar para el procedimiento unas horas o días después. Antes del procedimiento, probablemente se te otorguen medicamentos para el dolor y antibiótico (33,39).

Puede ser que tengas la opción de permanecer completamente despierta, adormilada o dormida durante el procedimiento. Se aplica anestesia local en el cérvix mediante una inyección para bloquear el dolor, y permitir que te mantengas despierta en el proceso. También puede ser combinado mediante una sedación que te mantenga adormilada pero consciente. En caso de utilizar anestesia general estarías completamente dormida. Platica sobre esto previamente con tu médico para que conozcas las opciones y qué esperar.

Durante el procedimiento tu proveedor de atención médica examinará tu abdomen. Si estás recibiendo sedación, será administrada mediante un pequeño tubo (catéter intravenoso) conectado a tu brazo o en el dorso de tu mano. Posteriormente, se insertará un espejo (o espéculo) vaginal para poder observar el cérvix (justo como en la prueba de Papanicolaou). Se inyecta un anestésico local en el cuello uterino. Si no recibiste previamente ningún medicamento para ayudar a que el cérvix se abra, el profesional médico lo hará en este momento, introduciendo a través del cuello uterino unas herramientas pequeñas de diferentes tamaños, llamadas dilatadores, para favorecer la apertura del cérvix. En seguida, el proveedor de atención médica introducirá un instrumento largo y delgado a través del cérvix, y utilizará un dispositivo de succión a mano, o aspirador, para succionar el contenido del útero, el tejido interno del útero que se desprende durante cada menstruación así como al embrión. Al finalizar, pasarás a una habitación diferente para descansar y vigilarte, durante aproximadamente media hora, antes de ir a casa (42,43,46,47).

Síntomas:

  • Malestar, dolor, piquetes y presión durante el procedimiento.

  • Somnolencia, si se utiliza la sedación.

  • Leve sangrado con pequeñas cantidades de tejido, inmediatamente después del procedimiento o en los días subsecuentes, que dura días a semanas (usualmente alrededor de 2 semanas) y va disminuyendo conforme pasa el tiempo.

  • Cólicos leves durante 2 a 4 días (38,42,45,47).

Después de un aborto: ¿Qué es importante?

Si te es posible, planea tomar las cosas con calma uno o dos días después de un aborto. Las hormonas están regresando a la normalidad, y puedes sentirte con dolores y cansancio, con ganas de reposar.

Es importante evitar insertar cualquier cosa en la vagina dentro de las siguientes 2 a 3 semanas después de un aborto, incluidos tampones, relaciones sexuales con penetración, juguetes sexuales, etc. Esto es para evitar cualquier posible infección mientras el cérvix pueda estar aún ligeramente abierto (47).

Después de un aborto con medicamentos

A veces se recomienda una cita de seguimiento para estar seguros de que se completó el aborto. Durante esta cita, el proveedor salud podría realizarte una rápida revisión, un examen de sangre, y /o un ultrasonido. Puede ser que el profesional médico te haga algunas preguntas sobre lo que experimentaste. En el improbable caso de que continúes embarazada, tu proveedor de salud te ofrecerá un tratamiento o procedimiento adicional.

Después de un aborto por aspiración

Generalmente no se requiere cita de seguimiento a menos de que presentes complicaciones.

El aborto y tu periodo

Usualmente toma de 4 a 6 semanas para que regresen los ciclos menstruales normales, después de un aborto temprano (48,49).

La ovulación puede regresar desde el primer ciclo posterior a un aborto, por lo que es posible volverse a embarazar de inmediato, incluso antes de que regrese la menstruación (49).

Es normal que tu primer par de periodos menstruales sean ligeramente irregulares después de un aborto (48-50). El seguimiento de tu calendario menstrual puede ser una forma útil de mantener un registro del sangrado posterior a un aborto y síntomas como dolor de senos, cólicos y náuseas. Si realizas el seguimiento de tu sangrado post aborto en Clue, puedes excluir ese ciclo en tu historial de Análisis para que no afecte tus predicciones.

¿Todo está bien? Complicaciones posibles

Es común preguntarse si todo está bien durante o después de haber experimentado un aborto (32). En la mayoría de los casos, no hay nada grave de qué preocuparse. Estas son las situaciones que hay que cuidar posterior a un aborto.

Signos y síntomas de posibles complicaciones:

  • Fiebre que dura más de 24 horas.

  • Sangrado abundante que no se detiene, o empapar más de 2 toallas sanitarias por hora, por 2 horas (o más) seguidas.

  • Empeoramiento del dolor abdominal en los días posteriores al aborto.

  • Continuar con síntomas de embarazo después de 2-4 semanas.

  • No presentar menstruación después de 8 semanas.

  • Descarga vaginal con mal olor.

  • Sangrado mínimo o nada de sangrado en un aborto medicado, además de continuar con síntomas de embarazo (42,48,51,52).

Si experimentas cualquiera de estas situaciones, contacta a tu proveedor de atención médica. Pueden ser signos de un aborto incompleto que requiera un mayor tratamiento, o datos de infección. Las infecciones se pueden presentar cuando no se evacúa todo el tejido durante un aborto.

Dolor severo con o sin sangrado puede ser un signo de un embarazo ectópico (un embarazo que se desarrolló fuera de la cavidad uterina, generalmente en una de las trompas de Falopio). Los procedimientos que se utilizan para realizar un aborto no sirven de tratamiento para un embarazo ectópico, por lo que en dicho caso el embarazo continuaría avanzando. Un embarazo ectópico debe ser tratado como una emergencia médica (42).

an image of 3 mobile screens of the Clue app

Descarga Clue app para hacerle seguimiento de la duración y los cambios de tu ciclo.

  • Descargar la aplicación de Clue en la App Store
  • Descargar la aplicación de Clue en la Play Store

4.8

Ilustración de una calificación de cinco estrellas

más de 2M+ calificaciones

El aborto y las emociones

La decisión de realizarse un aborto puede ser una decisión fácil o difícil. Para algunas personas, es un periodo de tiempo muy estresante, para otras es sencillo. Cada persona y situación es diferente. Los abortos ocurren en embarazos tanto deseados como no deseados, por una multitud de razones. Para alguna gente, puede resultar útil platicar con amigos, familia o un compañero acerca de su decisión o experiencia. Para otros, puede llevarlo a ser más estresante.

Un gran estudio realizado en los Estado Unidos encontró que 3 de cada 4 personas sentían emociones positivas, como alivio, en la semana posterior al aborto, mientras que 1 de cada 4 sentían predominantemente emociones difíciles durante ese periodo (53). Las personas que viven en comunidades con más estigmas acerca del aborto, así como personas con menor apoyo social, fueron más propensas a sentir emociones negativas. Tanto las emociones positivas como negativas declinaron con el paso del tiempo. En general, aproximadamente 99 de cada 100 personas sintieron que habían tomado la decisión correcta cuando se les cuestionó en varios momentos durante los 3 años posteriores al aborto (53).

Cualquiera que sea tu elección y experiencia al tener un aborto, debes saber que hay mucha gente pasando por lo mismo..

¿Es seguro realizar un aborto en casa?

Desde las primeras civilizaciones, los intentos de control de la natalidad han estado presentes en el ámbito cotidiano de las sociedades. Así se desarrollaron estrategias, en ocasiones absurdas, para evitar quedar en embarazo. Los egipcios desarrollaron técnicas con esponjas embebidas en jugo de limón y vinagre, y pesarios vaginales con estiércol de cocodrilo, miel y bicarbonato para prevenir el embarazo (54).

En la Grecia del siglo IV, se recomendaba el uso de aceite en la vagina, así como varias plantas como la granada, el poleo y el pino para que la mujer no quedara en embarazo. Se difundieron varias recetas de tés e infusiones para inducir la menstruación, y muchas mujeres en China quedaron estériles o murieron, intoxicadas con plomo y mercurio, los cuales bebían para controlar la fertilidad (54).

Durante el siglo XIV y los años siguientes de la Edad Media, la posesión y/o mención escrita del conocimiento para interrumpir un embarazo era considerada 'brujería' (55). A lo largo de la historia se han diseminado muchas fórmulas y recetas para prevenir el embarazo o abortar, e incluso hoy en día, muchas personas dan información sobre cómo realizar un aborto en casa. Es frecuente encontrar en internet innumerables remedios caseros hechos de infusiones, plantas y hierbas para abortar. Sin embargo, no hay estudios que respalden la seguridad de dichas preparaciones, así como tampoco se especifica adecuadamente la dosis y la manera de tomarlos. De forma que el riesgo de tener efectos adversos y por toxicidad es inminente (56).

Es fundamental que sepas que no debes automedicarte. Ya que, si estos medicamentos no se toman adecuadamente y a las dosis requeridas, de acuerdo a las características e historial clínico de cada persona, pueden tener efectos adversos muy importantes que conlleven a un riesgo en tu salud, con náuseas, vómito y diarreas severas y prolongadas, fiebre y escalofríos, hemorragia abundante o que no cede, crisis convulsivas y sedación, e incluso riesgo de llegar a producir una insuficiencia suprarrenal. Todos estas reacciones y otras ponen en riesgo tu integridad física y tu vida misma.

Además, hay que tomar en cuenta que no todas las personas son candidatas a tener un aborto en casa, por ello es muy importante la valoración previa por el personal de salud (56, 57). En los países donde el aborto es legal, la mujer puede optar por un aborto en casa, de manera segura, y con acompañamiento ambulatorio en clínicas autorizadas.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud el riesgo de muerte por un aborto inseguro es de 30 para cada 100,000 procedimientos en América Latina y el Caribe.

Cuando el aborto inducido es realizado por profesionales capacitados que aplican técnicas médicas y fármacos adecuados y en condiciones higiénicas, este es un procedimiento médico muy seguro: en los Estados Unidos de América (EE. UU.), la tasa de letalidad es de apenas 0,7 cada 100 000 abortos legales (57).

Es importante resaltar que el aborto inseguro es una causa grave de muerte materna (muerte relacionada al embarazo), siendo responsable por cerca del 14.5% de las muertes maternas en el mundo (58). Un aborto inseguro puede conducir a situaciones que pueden poner en peligro la vida o dejar secuelas graves (p. ej. perforación y ruptura uterina, o infertilidad), o incluso llevar a la muerte. Las principales complicaciones de los abortos inseguros, hechos en casa o sin la asistencia médica adecuada son: hemorragia severa, infección generalizada (septicemia), lesión o trauma genital y anemia (59).

Un estudio calculó los datos estimados de abortos en 182 países, en varias regiones de mundo, con el fin de documentar la proporción de abortos seguros e inseguros, con base en las recomendaciones de la OMS. El estudio reveló que la proporción de abortos inseguros es mucho mayor en países donde hay restricciones legales a la realización del aborto. Los países en vía de desarrollo tienen una mayor tasa de abortos inseguros, en comparación con los países desarrollados (49.5% vs. 12.5%, respectivamente) y esta es aún más alta en países con mayores restricciones y donde hay criminalización del aborto (60).

An illustration of a hand pressing a button

Let's support one another.

and champion menstrual health together. Make an impact today in one click.

An illustration of a hand pressing a button

También te podría gustar leer:

Artículos populares