Una ilustración naranja

Ilustración: Marta Pucci

Aborto

Qué esperar en las semanas siguientes a un aborto (inducido)

Esto es lo que puedes esperar si tienes acceso aun aborto legal.

*Traducción: Carolina Tafur

El aborto es común, seguro, efectivo y salvavidas (12). Como médico ginecoobstetra certificada, a quien le importan todas las personas en embarazo, sin importar su conclusión, esto es lo más importante que le puedo decir a alguien después de hacerse un aborto.

Aunque las leyes locales alrededor del mundo requieren la visita a una clínica para un aborto, muchas personas de hecho no necesitan consultar en persona para este procedimiento, y aún menos personas requeren cuidados de seguimiento después de un aborto. Este artículo describirá qué esperar después de un aborto inducido, desde la perspectiva y opinión de una ginecoobstetra que proporciona cuidados a personas que abortan en diferentes regiones de los Estados Unidos. No pretendemos que lo tomes como consejo médico personalizado o que remplace el concepto médico que puedes recibir de tu proveedor de servicios de salud.

La Dra. Moayedi dice: Ponte en contacto con tu proveedor de servicios médicos o busca ayuda si en cualquier momento después de tu aborto empapas 4 toallas higiénicas en 2 horas, sientes dolor que los medicamentos no alivian, tienes fiebre por encima de los 100.4°F/38°C o te desmayas o pierdes el conocimiento.

En mi artículo anterior cubrimos qué esperar inmediatamente después de un aborto. Ahora vamos a enfocarnos en los días y semanas siguientes a un aborto.

¿Cuándo puedo comenzar a usar anticonceptivos después de un aborto?

Algunas personas prefieren comenzar a usar un método anticonceptivo inmediatamente después del procedimiento, mientras que otras dilatan el inicio de anticonceptivos o prefieren simplemente no usarlos. Nadie debe sentirse en la obligación de comenzar a usar anticonceptivos cuando tiene un aborto y la evidencia sugiere que, para muchas personas, un aborto puede no ser el momento adecuado para discutir opciones de métodos anticonceptivos (10, 12). Tu aborto no es una "lección" para aprender: un aborto es una parte normal y rutinaria de nuestra vida reproductiva. No debes sentirte en la obligación de elegir un anticonceptivo inmediatamente después de un aborto para "prevenir" otro aborto. Está bien tener un aborto. También está bien tener más de un aborto. Si deseas comenzar a usar un método anticonceptivo después de un aborto, el momento depende del anticonceptivo que escojas.

an image of 3 mobile screens of the Clue app

¿Estás usando Clue para rastrear tus patrones de sangrado? Descargue y comience hoy.

  • Descargar la aplicación de Clue en la App Store
  • Descargar la aplicación de Clue en la Play Store

4.8

Ilustración de una calificación de cinco estrellas

2M+ calificaciones

Tienes opciones de anticonceptivos después de un aborto inducido por medicamentos

La mifepristona, el primer medicamento del regimen abortivo es una antagonista de la progesterona. Esto significa que bloquea la acción de la progesterona (la hormona que mantiene un embarazo) por un corto tiempo en el cuerpo (1, 2). Hay preocupación de que los anticonceptivos con progesterona o progestina (la forma sintética de la progesterona) puedan afectar la eficacia de la mifepristona. Debido a que un embarazo no es posible inmediatamente después de un aborto (4), el impacto de la miferpristona en la eficacia de los anticonceptivos con progesterona o progestina no es motivo de preocupación. Las investigaciones muestran que es posible comenzar a usar píldoras anticonceptivas y el implante al mismo tiempo que se toma la mifepristona sin una reducción de la eficacia del medicamento abortivo (2).

Se evidenció que la inyección anticonceptiva causa una leve reducción en la eficacia del medicamento abortivo (6). Esto no significa que no esté bien comenzar la inyección al mismo tiempo que los medicamentos que inducen el aborto. Algunas personas eligen aceptar el ligero riesgo de una medicación abortiva incompleta a cambio de la conveniencia de no tener que volver por una inyección (11). Yo, generalmente, hablo con las personas del riesgo de hacer ambos procedimientos al mismo tiempo y les ofrezco la inyección de manera inmediata o en la consulta de control. Un DIU no se puede insertar al mismo tiempo que se recibe medicación abortiva, pero la evidencia sugiere que un DIU se puede insertar poco tiempo después de que la persona se haya tomado el misoprostol y el embarazo haya terminado (9). No hay evidencia que respalde la espera de 4 a 6 semanas para la inserción de un DIU después de la medicación abortiva y yo usualmente los pongo en la visita de control, 1 o 2 semanas después.

Puedes comenzar a usar cualquier anticonceptivo después de un aborto quirúrgico

No hay contraindicaciones o preocupación al comenzar a usar un método anticonceptivo al mismo tiempo que se tiene un aborto quirúrgico. La píldora, el parche, el anillo, el implante, la inyección, el DIU y la esterilización quirúrgica se pueden ofrecer al mismo tiempo que se practica un aborto quirúrgico (2, 10). La píldora, el parche y el anillo se pueden comenzar inmediatamente después o justo antes de un aborto quirúrgico. La inyección se puede suministrar justo antes o después de un aborto quirúrgico (10). Un DIU se puede insertar justo después del aborto, antes de que se retire el espéculo (10). Para las personas que viven en lugares donde el aborto se puede realizar en un contexto hospitalario, se puede practicar un aborto quirúrgico y hacer una ligadura de trompas (atar las trompas de Falopio) por laparoscopia o una salpinguectomía (extirpar una o ambas trompas) inmediatamente después del aborto, antes de que la persona despierte (10). No hay razón médica o fisiológica para dilatar el inicio de un método anticonceptivo después de la mayoría de abortos quirúrgicos, aunque algunas personas pueden querer esperar por otras razones.

Hablar sobre tu aborto (si quieres)

Aunque el aborto inducido es una práctica común, nadie tiene que saber que te hiciste un aborto. Puedes decirle a quien tú quieras. Incluso tal vez te sorprenda el apoyo que puedes llegar a recibir de otras personas. Tu médico o proveedor de servicios de salud no podrá saber que te hiciste un aborto. No hay pruebas de laboratorio que detecten medicamentos abortivos en la sangre. Si te tomas el misoprostol por la boca (vía bucal o sublingual) o por el recto, no habrá evidencia de la píldora. Si te insertas la píldora en la vagina, puede quedar algo de material residual en el conducto vaginal, especialmente si no presentas sangrado.

Un aborto quirúrgico consiste en abrir el cérvix y succionar delicadamente. No hay "cicatrices" o evidencia física de un procedimiento. Si tu proveedor de servicios de salud sabía que estabas en embarazo o te hace una prueba inmediatamente después del aborto, puedes decirle que tuviste un aborto espontáneo. No estás en la obligación de decirle que tuviste un aborto inducido si no sientes la seguridad o confianza.

Si no quieres decirle a tu familia, amistades o a tu jefe que tuviste un aborto inducido, puedes decirles que tuviste un aborto espontáneo. El tratamiento y la recuperación son los mismos. Si no te sientes a salvo hablando sobre el embarazo (por ejemplo, no se te "permite" tener relaciones sexuales), puedes decir que tuviste o tienes un periodo abundante. Si estás manejando tu aborto por tu cuenta, ten mucho cuidado a quién le dices y confías esa información. Aunque tienes el derecho humano de gestionar los resultados de tu propio embarazo de la manera que elijas, el derecho legal de autogestionar un aborto es diferente en todo el mundo. Con frecuencia es más seguro decir que tuviste un aborto espontáneo en esta situación y ambos tienen el mismo manejo médico en caso de emergencia.

Desmitificando el aborto

Puede que hayas oído sobre las diferentes maneras como el aborto puede tener un impacto negativo en tu salud y fertilidad a futuro. Estos son mitos propagados por extremistas antiaborto. El embarazo, no el aborto inducido, es un factor de riesgo de infertilidad. Cualquier embarazo, bien sea que termine en un parto, aborto espontáneo o inducido, puede complicarse por una infección o hemorragia (13). Una histerectomía puede ser necesaria para salvar la vida de una persona con una infección o hemorragia severas (14). Una histerectomía es cuando se extirpa el útero, lo cual previene futuros embarazos.

Las histerectomías causadas por complicaciones en un aborto inducido son raras. Son más comunes las histerectomías debido a un parto vaginal o complicaciones asociadas a una cesárea (13). Ninguno de los medicamentos abortivos (mifepristona o misoprostol) es tóxico o dañino para los órganos reproductivos, o afecta la ovulación de ciclos futuros (13, 14). La técnica moderna para el aborto quirúrgico, sin legrado uterino instrumental, no causa un proceso de cicatrización en el útero (15). La mayoría de las personas pueden quedar nuevamente en embarazo alrededor de tres semanas después de un aborto inducido por medicamentos o quirúrgico (4). Las causas principales de infertilidad femenina en los Estados Unidos son la disfunción ovulatoria por problemas como síndrome de ovario poliquístico (SOP) y el bloqueo de las trompas de Falopio, causado por infecciones de clamidia y gonorrea, ambas de transmisión sexual.

El aborto no causa cáncer de mama y tampoco aumenta el riesgo de desarrollarlo. No hay una conexión científica creíble entre el cáncer de mama y el aborto inducido o espontáneo (13). La información de los factores de riesgo para cáncer de mama basada en evidencia se puede encontrar a través de la Organización Mundial de la Salud o en los Estados Unidos a través de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades.

Cómo manejar tu salud mental después de un aborto

Las emociones son complejas después de tener un aborto y muchas personas reportan sentir alivio y duelo al mismo tiempo. Está bien sentir determinación, alegría y comodidad con tu aborto, así como sentir tristeza o duelo por el embarazo que no pudiste conservar. También está bien no sentir tristeza o sentir mucha. Aunque después de un aborto el rango de emociones puede variar ampliamente, no hay evidencia científica creíble que respalde la idea de que un aborto afecta la salud mental de manera negativa, o que causa depresión, ansiedad o TEPT (13). Pero conclusiones clave del "Estudio del rechazo" muestran que tener un aborto deseado NO afecta negativamente la salud mental y que negarle a una persona un aborto deseado SÍ afecta de manera negativa su salud mental (16).

Es posible que no necesites hacer una consulta de control

El aborto es seguro y la mayoría de las personas no requieren una visita de control. Después de un aborto quirúrgico, tu proveedor de servicios médicos se asegurará de que el procedimiento haya sido realizado completamente, por medio de varios métodos diferentes, antes de que dejes las instalaciones (2). Aunque la mayoría de las personas "saben" que la medicación abortiva funcionó, es importante tener algún método para asegurarse de que la medicación está completa. Esto se puede hacer con una ecografía o una prueba de embarazo en persona, o por medio de una variedad de cuestionarios que se pueden hacer desde casa o una prueba de embarazo casera unas semanas después de la medicación abortiva. Así no tengas que hacer una consulta de control, es importante buscar cuidado médico si experimentas sangrado abundate, dolor que no se puede controlar, fiebre o pérdida del conocimiento (2, 4).

El aborto es diferente para todas las personas

No hay una manera "normal" de sentirse después de un aborto; como te sientas, está bien. Si no tienes problemas al hablar de tu aborto, puede ser útil abrirte a otras personas. Probablemente encuentres personas en tu grupo de amistades que también han tenido abortos. A algunas personas les gusta tomar las cosas con calma después de un aborto, mientras que a otras les gusta seguir y mantenerse ocupadas. Sea lo que sea que prefieras, escucha a tu cuerpo. Si haces demasiado después de un aborto, tu cuerpo te recordará que debes tomarte las cosas con más calma.

Puedes leer acerca de qué esperar el día de un aborto en nuestro otro artículo, aquí.

Descarga Clue para hacerle seguimiento al sangrado, dolor, relaciones sexuales y ejercicio después de un aborto para que puedas tener un registro de cómo te sientes.

Índice de términos

Aborto inducido: Término médico que se usa para distiguir un procedimiento inducido de uno espontáneo. Un aborto espontáneo también se conoce como aborto natural, y lo que comúnmente pensamos cuando hablamos de un "aborto", se denomina aborto inducido (2, 9).

Aborto inducido por medicamentos: Se refiere a un medicamento o combinación de medicamentos que pueden inducir un aborto (2). Los protocolos del aborto inducido por medicamentos también se pueden usar para asistir con un aborto espontáneo. Antes del invento de la mifepristona, el aborto inducido por medicamentos se hacía usualmente con una combinación de metotrexato y misoprostol (2). Hoy en día, la mayoría de abortos inducidos por medicamentos en EE. UU. se hace con una combinación de mifepristona y misoprostol. Alrededor del mundo se usa esta misma combinación o solo se usa el misoprostol, a veces en varias dosis para lograr mayor eficacia. El aborto inducido de un embarazo del segundo trimestre con oxitocina es otro tipo de aborto inducido por medicamentos, junto con otros métodos de inducción con fármacos. Otros términos comunes para referirse al aborto inducido por medicamentos son aborto médico, la píldora abortiva o RU-486. El aborto inducido por medicamentos no el lo mismo que los anticonceptivos de emergencia o la "píldora del día después".

Aborto quirúrgico: También se conoce como aborto por aspiración, dilatación y curetaje (D y C) o dilatación y evacuación (D y E) (2, 9).

También te podría gustar leer: