Ilustración: Marta Pucci

Anatomía

Datos esenciales sobre la vagina

por Nicole Telfer, Science Content Producer
  • Comparte este artículo en Twitter
  • Comparte este artículo en Facebook
  • Comparte este artículo por WhatsApp
An image for a banner Ad for the Let's Get Checked product

*Traducción: Carolina Tafur

Cosas importantes a saber sobre la vagina:

  • La vagina conecta la vulva con el cérvix

  • En un estado no excitado, las paredes de la vagina se encuentran colapsadas sobre sí mismas La vagina cambia: durante la relación sexual, a lo largo del ciclo menstrual, con la edad y las diferentes etapas de la vida

  • Con frecuencia, las personas usan el término vagina para referirse al área genital femenina que se encuentra entre las piernas, pero esto no es correcto.

Comencemos corrigiendo la terminología. “Vulva” es el término correcto para referirse a la parte externa de los genitales femeninos. Esto incluye el glande del clítoris, los labios menores y mayores, las aberturas de la uretra y la vagina (el introito) y el tejido circundante.

¿Qué es una vagina?

La vagina es el tubo que conecta la vulva con el cuello uterino. Este tubo es la conexión entre tu útero y el mundo exterior. La vagina es el canal por el que salen los bebés en el parto, y la sangre menstrual durante tu periodo. La vagina también se usa para la inserción, bien sea de un pene, dedos, condones femeninos, juguetes sexuales, tampones o copas menstruales.

La vagina también puede actuar como una ruta de acceso a otras partes del cuerpo. Durante el sexo pene-en-vagina, la eyaculación se deposita en la vagina, permitiendo a los espermatozoides entrar al útero a través del cérvix. Las paredes de la vagina también pueden servir de medio para administrar medicamentos y anticonceptivos, tales como las cremas hormonales intravaginales, el anillo vaginal anticonceptivo hormonal o los supositorios vaginales.

Anatomía de la vagina

Puede parecer extraño que el mismo órgano por el cual pasa un bebé también sea capaz de mantener un tampón pequeño en su sitio por horas. ¿Cómo se queda el tampón ahí adentro? Si la vagina es solo un tubo, ¿no debería caerse?

La vagina es mucho más que solo un tubo. En un estado de relajación (no excitado), las paredes de la vagina están colapsadas sobre sí mismas, aplanadas por la presión de los órganos y tejidos circundantes. En este estado, un corte transversar del canal vaginal (el lumen vaginal) puede tener la forma de una “H” o una “W”, pues las paredes se pliegan sobre sí mismas (2). Desde los lados, la vagina ofrece soporte y presión, lo cual hace que el tampón se mantenga en su sitio (2,3).

Las paredes de la vagina están cubiertas por muchos dobleces llamados pliegues vaginales (3). Las paredes y los pliegues de la vagina tienen muchos propósitos, sirviendo al mismo tiempo de barrera y ruta de acceso entre el cérvix y el mundo exterior. Todos estos pliegues permiten que la vagina se estire y expanda como un acordeón cuando se aplica presión sobre las paredes (como cuando la cabeza de un bebé está pasando).

Las paredes de la vagina están compuestas por varias capas de tejido. Las capas superficiales de la pared vaginal están hechas de tejido mucoso, similar al tejido que reviste tu boca, nariz y tracto digestivo. Debajo del tejido mucoso hay capas de tejido muscular suave, colágeno y fibras de elastina, los cuales le dan estructura a la vagina, así como la habilildad de estirarse (4).

Las paredes de la vagina liberan fluidos para mantener el área húmeda e incrementar la lubricación cuando hay excitación sexual. La vagina también puede absorber sustancias, tales como medicamentos, cremas hormonales y anticonceptivos (3).

¿Cómo cambia la vagina con la edad?

La vagina puede cambiar considerablemente a lo largo de la vida de una persona (1,5). La vagina adulta promedio es ligeramente curva y puede tener de 7 a 12 cm de largo (1,3,4), pero cada cuerpo es diferente y no hay vaginas demasido pequeñas o demasiado grandes.

Los cambios hormonales en todo el cuerpo también influyen en la vagina. Durante los años reproductivos después de la menarquia (el primer periodo menstrual) y antes de la menopausia hay más capas de tejido en el revestimiento de la vagina debido a la estimulación causada por los altos niveles de estrógeno en el cuerpo (3).

La vagina también se ve influenciada por los niveles fluctuantes de hormonas durante el embarazo. El aumento del flujo de sangre hacia la pelvis provoca un cambio de color marcado en la vulva y la vagina (5). Durante el embarazo, el tejido conectivo de las paredes vaginales se relaja progresivamente en preparación al parto (5). Después del parto, tanto la vagina como la apertura vaginal se ensanchan, pero entre 6 y 12 semanas después del parto, la vagina vuelve a su tamaño pregestacional (6).

En la medida que las personas envejecen, las paredes de la vagina se relajan y su diámetro se ensancha (1). En lo que respecta a la satisfacción sexual, el tamaño de la vagina no afecta la función sexual (6). La percepción de estrechez vaginal durante el sexo está principalmente relacionada con los músculos del piso pélvico, los cuales están presentes alrededor de la base de la vagina, y no con la amplitud del canal vaginal.

Después de la menopausia, cuando los niveles de estrógeno son más bajos, las paredes de la vagina se vuelven más delgadas y frágiles, lo cual puede causar síntomas de resequedad vaginal y una disminución en la producción de secreciones vaginales (5). Esto puede provocar molestias durante las relaciones sexuales y un aumento en la probabilidad de irritación o infección (5).

¿Cómo cambia la vagina durante el ciclo menstrual?

La vagina también cambia en respuesta a las variaciones hormonales del ciclo menstrual. Alrededor de la mitad del ciclo, cuando los niveles de estrógeno alcanzan su punto máximo, el tejido vaginal se engrosa y se llena (5).

El cérvix, en la parte superior de la vagina, se mueve y cambia de forma a lo largo del ciclo. Antes y después de la ventana fértil, el cérvix desciende y se puede sentir en la vagina, con una textura firme y la apertura en el centro cerrada. Durante la ventana fértil, la apertura del cérvix se abre para facilitar el paso de los espermatozoides hacia el útero (7), el cérvix se posiciona más alto en la vagina y se siente más suave al tacto (8).

Una mano sujetando un teléfono con la aplicación de Clue abierta

Haz seguimiento en Clue de todo sobre tu vagina: sangrados, sexo, anticoncepción y secreciones.

Ilustración de una calificación de cinco estrellas

4.8

más de 2M+ calificaciones

Ilustración de una calificación de cinco estrellas

4.8

más de 2M+ calificaciones

¿Cómo cambia la vagina durante el sexo?

Durante la actividad sexual, la vagina también puede experimentar cambios más rápidos. Cuando una persona que tiene una vagina está excitada, el flujo de sangre hacia los genitales aumenta, haciendo que el tejido vaginal se llene de sangre y que se produzca más lubricación. Este fluido se conoce como lubricación sexual.

Durante la excitación sexual, la vagina se alarga y dilata. Este fenómeno se conoce como “tenting”. Este cambio en la forma de la vagina sucede cuando el útero y el cérvix se desplazan hacia arriba en la pelvis, lo cual crea más espacio para el semen que es eyaculado en la vagina. Este espacio permite que el semen se mezcle con los fluidos genitales feminos, lo cual hace que los espermatozoides sufran los cambios físicos necesarios para fertilizar un óvulo (9).

La vagina es un órgano increíble que cambia en respuesta a las hormonas, etapas de vida y respuestas físicas. Dale un poco de amor a tu vagina y cuéntale a todo el mundo lo genial que es.

Este artículo fue publicado originalmente el 18 de abril de 2018.

Aprende sobre tu cuerpo y sobre salud menstrual

Steph de Clue te da la bienvenida al newsletter
¡Hola, soy Steph! Te enviaré historias educativas y entretenidas sobre salud menstrual y compartiré consejos y trucos para sacar el máximo provecho a tu aplicación Clue.

An image for a banner Ad for the Let's Get Checked product

También te podría gustar leer:

Artículos populares