Ilustración: Marta Pucci

Menopausia

Lo que debes saber sobre la menopausia y la perimenopausia

¿Qué cambios ocurren en el ciclo, cómo y por qué?

por Anna Druet, Former Science and Education Manager; y Maegan Boutot, Former Science Writer for Clue Revisado por Nicole Telfer, Science Content Producer
  • Comparte este artículo en Twitter
  • Comparte este artículo en Facebook
  • Comparte este artículo por WhatsApp

*Traducción: Carolina Tafur

Cosas importantes a saber:

  • La menopausia es cuando los ciclos menstruales se acaban. La edad promedio de la menopausia en Occidente es 51 años, aunque el grupo étnico, el comportamiento y el ambiente pueden influir sobre el momento de la menopausia.

  • La perimenopausia es la transición hacia la menopausia. Los cambios menstruales comienzan, alrededor de 4 años antes de la menopausia, aunque este no es el caso para todo el mundo.

  • Cambios en el estilo de vida, medicamentos y suplementos pueden ayudar a aliviar los cambios incómodos de la menopausia.

¿Qué es la menopausia?

La menopausia ocurre cuando los ciclos menstruales se terminan y el embarazo deja de ser posible. La palabra menopausia proviene de la raiz griega men, que significa “mes”, y pausis, que significa pausa o cese.

La menopausia es una experiencia única. La humana es una de las cuatro especies en el planeta que la experimentan (1). Para algunas personas, la menopausia es al mismo tiempo un final y un comienzo. También puede traer un montón de cambios para algunas, mientras que otras pueden no sentir mayor diferencia.

La menopausia es una etapa nornal de la vida, pero también puede ser inducida por medio de cirugía, fármacos o medicamentos. Técnicamente comienza después de tu última menstruación, pero tu proveedor de servicios médicos considerará que has alcanzado la menopausia después de 12 meses sin el periodo (2).

¿Qué es la perimenopausia?

La perimenopausia es la transición del cuerpo hacia la menopausia (peri proviene de la palabra griega para “alrededor”). Puede que no hayas oido este término antes, ya que la gente con frecuencia confunde la perimenopausia (el periodo de transición) con la menopausia (el tiempo después de tu último periodo).

La perimenopausia puede durar tan solo unos meses o hasta 8 años. En promedio dura entre 4 y 5 años (3-6). Durante la perimenopausia, los niveles hormonales varían y después disminuyen, dando paso a nuevas sensaciones, síntomas y cambios. La forma como se experimenta la perimenopausia varía ampliamente entre personas y culturas.

Por qué es importante saber sobre la menopausia y la perimenopausia

Todas las mujeres y personas que tienen un ciclo, y envejecen naturalmente, experimentan estas etapas de la vida. Sin embargo, estas etapas no cuentan con suficiente representación en la cultura y la investigación.

Conocer los posibles cambios puede ayudarte a identificar tu propia transición. Adicionalmente, debido a que aún es posible desarrollar trastornos reproductivos como el síndrome de ovario poliquístico (SOP) o endometriosis durante la perimenopausia, es importante conocer los signos probables de la perimenopausia, y distinguirlos de signos que pueden indicar algo más.

Aprende sobre tu cuerpo y sobre salud menstrual

Steph de Clue te da la bienvenida al newsletter
¡Hola, soy Steph! Te enviaré historias educativas y entretenidas sobre salud menstrual y compartiré consejos y trucos para sacar el máximo provecho a tu aplicación Clue.

¿Cuándo comienza la perimenopausia? ¿Cuál es la edad promedio de la menopausia?

Es difícil establecer el momento exacto del inicio de la perimenopausia (la transición hacia la menopausia). Un estudio que le hizo seguimiento a mujeres que estaban atravesando por la transición hacia la menopausia, encontró que la irregularidad menstrual comienza, en promedio, entre los 47 y 48 años. Pero también puede comenzar mucho más temprano o más tarde. En el mismo estudio, aproximadamente 1 de cada 3 mujeres que seguían menstruando a los 45 años, reportó irregularidades menstruales. A los 52 años, aproximadamente 1 de cada 10 mujeres reportó seguir menstruando normalmente (3). Hay otros cambios y síntomas propios de la perimenopausia que se pueden sentir antes de que comience la irregularidad en el ciclo menstrual, y que pueden ayudar a identificar un punto de inicio de la perimenopausia diferente, pero aún se necesita más investigación al respecto.

La menopausia (cuando el periodo se detiene por completo) ocurre en promedio a los 51 años, pero la mayoría de las personas alcanzan la menopausia, en cualquier momento, entre los 45 y los 55 años (3,5,7,8). Alrededor de 4 de cada 10 mujeres, alcanzan la menopausia a los 50 años, y 9 de cada 10, a los 55 (3).

Se considera una menopausia “temprana”, antes de los 45 años, y “prematura”, cuando sucede antes de los 40. También se conoce la menopausia prematura con el nombre de insuficiencia ovárica primaria (IOP) o falla ovárica prematura (no el mejor de los términos). Aproximadamente 1 de cada 100 personas experimentan menopausia prematura debido a razones no quirúrgicas o relacionadas a quimioterapia (8-10).

Una mano sujetando un teléfono con la aplicación de Clue abierta

Hacerle seguimiento a su periodo te ayuda a saber si son irregulares

Ilustración de una calificación de cinco estrellas

4.8

más de 2M+ calificaciones

Ilustración de una calificación de cinco estrellas

4.8

más de 2M+ calificaciones

El consumo de cigarrillos, algunos medicamentos, quimioterapia y, posiblemente, la resistencia a la insulina y la diabetes tipo 2, pueden causar o influir en la menopausia temprana (10,11).

Las personas que se someten a una ooforectomía (extracción de los ovarios), experimentan inmediatamente la menopausia. Algunas veces, las personas que se someten a una histerectomía (extracción del útero), también pueden presentar una menopausia temprana, así no se hayan extraído sus ovarios (9,11). Por lo general, las personas que alcanzan la menopausia debido a una cirugía, tratamientos farmacológicos o medicamentos, no experimentan la perimenopausia, ya que hay un cese abrupto de la función reproductiva. Sin embargo, las personas que alcanzan una menopausia inducida, aún pueden experimentar los síntomas de la menopausia.

¿Cuánto dura la menopausia? (¿Cuánto dura la perimenopausia?)

Puedes estarte preguntando ¿cuánto tiempo dura la menopausia? La perimenopausia es el periodo de transición, mientras que la menopausia es el tiempo después de tu última menstruación.

Las irregularidades en el ciclo menstrual de la perimenopausia duran, en promedio, alrededor de 4 años, desde el inicio de las irregularidades menstruales hasta el último periodo; pero también pueden durar tan poco como unos cuantos meses, o hasta aproximadamente 8 años (3-6). Alrededor de 1 de cada 10 personas experimentan la transición de manera más abrupta, con solo algunos meses de ciclos menstruales irregulares. Estas personas también tienden a reportar menos síntomas como calores (3).

¿Qué puede afectar la edad de la menopausia?

Fumar: sí.

Anticonceptivos hormonales: tal vez.

Tu herencia genética, el medio ambiente y tu estilo de vida, pueden influenciar la manera como experimentas la perimenopausia, así como el momento en que alcanzas la perimenopausia y la menopausia. Las personas que alcanzan la menopausia tarde, tienden a tener transiciones más cortas (10). Las personas que fuman, tienen tendencia a alcanzar la perimenopausia a una edad más temprana y a tener una transición corta, alcanzando la menopausia aproximadamente un año antes que el promedio. Probablemente también haya otras diferencias relacionadas con el grupo étnico y/o factores ambientales y de comportamiento asociados, pero se necesita más investigación al respecto (12).

El historial de embarazos de una persona, así como el uso de anticonceptivos orales, puede retrasar la menopausia. Sin embargo, aún no se entiende completamente la razón biológica que explicaría este fenómeno (de ser cierto), y los estudios al respecto muestran resultados mixtos: algunos estudios han encontrado una correlación y otros no (5,10,13). A pesar de que el embarazo y los anticonceptivos orales detienen la ovulación, estos no frenan el desarrollo (y muerte) de los óvulos antes de la ovulación, de modo que la razón detrás del impacto que tendrían los anticonceptivos orales en el tiempo de la ovulación aún no está clara.

Síntomas y signos de la menopausia: cambios físicos y emocionales de la perimenopausia

La perimenopausia es un cambio a nivel de todo el cuerpo. Esta afecta todo lo que tiene que ver con estrógenos, progesterona, así como otras hormonas y proteínas en el cuerpo. Algunos de estos síntomas desaparecen una vez se alcanza la menopausia, mientras que otros pueden permanecer por más tiempo. Hay quienes proponen que estos cambios se pueden sentir mucho antes de que el ciclo menstrual se altere, pero hasta ahora hay poca investigación sobre este tema.

Los cambios que ocurren durante la perimenopausia y después de la menopausia se deben a la reducción del número de óvulos en los ovarios. En parte, el desarrollo de los óvulos impulsa el ciclo menstrual. Este proceso impacta, entre otros, los niveles de estrógeno y progesterona en el cuerpo. Los cambios comienzan a ocurrir una vez que el número de óvulos en los ovarios no puede mantener los niveles de hormonas reproductivas.

Saber cuándo va a ocurrir la ovulación durante la perimenopausia puede ser difícil. Usa un método anticonceptivo confiable si tienes relaciones sexuales de pene en vagina, ya que, si bien el embarazo se vuelve más difícil durante este periodo, aún es posible.

Hazle seguimiento a los cambios en tu ciclo menstrual para hacerte una idea de cuándo has alcanzado la perimenopausia, y sé consciente de otros síntomas comunes y cambios que puedes estar experimentando.

Los cambios y síntomas comunes de la perimenopausia incluyen:

  • Calores

  • Sudoración

  • Perturbación del sueño

  • Cambios en el estado de ánimo y ansiedad

  • Migrañas

  • Pérdida de memoria

  • Cambios en el apetito sexual

  • Resequedad vaginal y comezón

  • Disminución en la fertilidad/infertilidad

  • Aumento de la grasa abdominal (14-19).

Los cambios a largo plazo para tener en cuenta incluyen pérdida de la densidad ósea, resequedad vaginal, cambios en la función urinaria y cambios en la función sexual (14,20,21).

Afortunadamente, el fin de los ciclos menstruales también implica el fin de cualquier síntoma negativo que hayas experimentado a lo largo de tu ciclo, como los cólicos o el riesgo de un embarazo no deseado.

Cómo cambia el ciclo menstrual antes y durante la perimenopausia

1. Al principio puede que notes que el periodo te llega ligeramente más temprano en cada ciclo (es decir, ciclos menstruales más cortos) y que es más fuerte que de costumbre.

A medida que te acercas a la perimenopausia, tus niveles hormonales comienzan a cambiar. Esto sucede antes de que tus periodos se vuelvan impredecibles. Para algunas personas, uno de los primeros signos de la perimenopausia son los periodos que llegan ligeramente más temprano de lo acostumbrado. Esto quiere decir que estas personas tienen ciclos menstruales de 2 a 4 días más cortos. Esto se debe a la disminución en la duración de la fase folicular (la primera parte del ciclo menstrual) cuando la ovulación sucede más rápido (19,22-25).

Una mano sujetando un teléfono con la aplicación de Clue abierta

Descarga Clue app para hacerle seguimiento de la duración y los cambios de tu ciclo.

Ilustración de una calificación de cinco estrellas

4.8

más de 2M+ calificaciones

Ilustración de una calificación de cinco estrellas

4.8

más de 2M+ calificaciones

(Nota: los ciclos también se pueden volver más cortos por otras razones, así que no asumas que estás alcanzando la menopausia si tu ciclo se acorta ligeramente después de los 30. El promedio de la duración del ciclo disminuye con la edad, de aproximadamente 29 días para las personas entre 20 y 30 años, a 26 días para las personas mayores de 40 (26,27). Los ciclos también pueden volverse más cortos debido a una reducción en la duración de la fase lútea, causada por cualquier factor que conlleve a una disminución en la producción de progesterona en el ovario después de la ovulación (28).)

Durante la perimenopausia se produce menos estrógeno, pero antes de la perimenopausia, los niveles de estrógeno, de hecho, pueden elevarse por un tiempo, mientras que los niveles de progesterona disminuyen (19,29). Esto es lo que acorta la fase folicular, y también puede provocar otros cambios, síntomas y sensaciones. Es posible que notes cambios en la intensidad de tu periodo durante este tiempo. Los niveles bajos de progesterona, independientemente de los niveles de estrógenos, también pueden causar periodos más fuertes, que son más comunes al inicio de la perimenopausia (19).

2. Después, es posible que tengas ciclos irregulares y cambios en el sangrado.

En la medida que el número de folículos en tus ovarios disminuye, la ovulación se vuelve menos frecuente y los niveles hormonales comienzan a variar más y más. Puede que tus ciclos se vuelvan más largos y progresivamente más variables: cortos y largos, con periodos más fuertes o ligeros, y mucho menos predecibles (19,23,30,31).

La intensidad de tu periodo también puede variar. Los ciclos sin ovulación pueden tener periodos más ligeros, mientras que los periodos que ocurren después de un ciclo largo, tienden a ser más largos (32). En promedio, aproximadamente 6 de los últimos 10 ciclos antes de la menopausia son largos y anovulares (cuando no hay ovulación) (33). El año o los dos años previos a la menopausia, es normal que los ciclos duren alrededor de 5 semanas (31,33).

3. No más periodo.

A medida que la ovulación se vuelve menos frecuente, es posible que no te llegue el periodo por meses y, de repente, te llegue de nuevo (6). Esta fase dura alrededor de 1 a 3 años para la mayoría de las personas; pero ten en cuenta que todas las personas son diferentes (6). Eventualmente alcanzas la menopausia y tanto los ciclos como el periodo llegan a su fin.

Aproximadamente 1 de cada 10 personas tiene una irregularidad menos prolongada y deja de menstruar de manera más abrupta (3).

Tratamientos para la menopausia: ¿cómo puedo manejar los síntomas de la perimenopausia y la menopausia?

Puede que hayas buscado “tratamiento para la menopausia”. Recuerda: la perimenopausia es el periodo de transición que precede a la menopausia. Es una función normal del cuerpo pero algunos de los cambios que provoca pueden ser incómodos o incluso exasperantes.

Si estás experimentando síntomas que afectan tu calidad de vida, tales como calores, resequedad vaginal, cambios en tu estado de ánimo o dificultad para dormir, consultar con un profesional de la salud o un especialista en perimenopausia, puede ser una buena idea.

Cambios en el estilo de vida para lidiar con los síntomas de la menopausia

Puedes hacer algunos cambios sencillos a tu estilo de vida para ayudarte a sobrellevar los síntomas de la menopausia.

Los cambios en la dieta pueden ayudar (continúa leyendo para más información), pero no existe algo así como una “dieta para la menopausia” que dé alivio garantizado a los síntomas de la menopausia. Aún se necesita más investigación sobre los cambios en el estilo de vida que podrían resultar útiles como tratamiento de los síntomas de la menopausia.

Te compartimos algunos consejos que pueden resultar útiles:

Prepárate para los calores

Usar varias capas de ropa y tener a la mano agua y bebidas frías puede ayudarte a manejar los calores (21).

Procura beber con moderación

Consumir menos de 1 bebida alcohólica al día probablemente no reduzca la frecuencia de los calores, pero aún se desconocen los efectos de mayores cantidades de alcohol, que pueden empeorar los síntomas. Debes descubrir lo que aplique en tu caso particular (34).

Haz ejercicio

El ejercicio ha probado ser beneficioso para el bienestar general durante y después de la perimenopausia. Los estudios muestran que el ejercicio, particularmente el ejercicio aeróbico puede reducir los calores, aunque, si este efecto existe, es pequeño (35). Un estudio reciente que se enfocó específicamente en el entrenamiento de fuerza (es decir, el levantamiento de pesas) también mostró una disminución en la frecuencia de los calores (36).

Deja de fumar

El cigarrillo está asociado a un aumento de los calores y sudores nocturnos (34).

Mantén un peso saludable

Esto puede ayudar a prevenir los calores y la sudoración nocturna, ya que las personas con mayor masa corporal tienden a presentar síntomas con mayor frecuencia (34).

Invierte en un lubricante personal y un hidratante vaginal

Estos son útiles para aliviar los síntomas de resequedad vaginal y dolor durante las relaciones sexuales (37,38).

Terapia de reemplazo hormonal para los síntomas de la menopausia

A veces se prescribe la terapia de reemplazo hormonal (TRH) (también conocida como terapia hormonal) durante o después de la transición a la menopausia, para ayudar a aliviar ciertos síntomas, como los calores, la sudoración nocturna y la resequedad vaginal. La TRH implica tomar formas sintéticas o “bioidénticas” de estrógeno y, con frecuencia, progesterona sintética. La TRH “sistémica” involucra todo el cuerpo y se puede tomar de varias maneras, como una píldora, un parche, geles, cremas y aerosoles. Para las personas que solo experimentan síntomas vaginales, se puede recomendar una TH “local” que se use dentro de la vagina, en forma de crema, anillo o tableta (21,39).

Adicionalmente, los datos sugieren que la TRH sistémica reduce el riesgo de sufrir de osteoporosis, enfermedad coronaria y, en general, la mortandad en las personas que la reciben durante la menopausia, especialmente aquellas personas que se han sometido a una histerectomía y usan TRH de estrógenos, pero se necesita más información al respecto (39).

La TRH sistémica también tiene riesgos, incluyendo una mayor probabilidad de sufrir de cáncer de mama, derrame cerebral y coágulos (39-41). El riesgo depende de si la forma de TRH que usas contiene una progestina o no (39). Adicionalmente, el riesgo de padecer efectos negativos aumenta cuando las personas comienzan a usar la terapia después de la menopausia, particularmente 10 años después (o más) del inicio de la menopausia (39,40). La Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) de EEUU recomienda a las personas que quieran hacer TRH, que usen la “dosis más baja que sirva y por el menor tiempo posible” (41).

(Tenemos todo un artículo sobre la TRH y sus posibles riesgos aquí.)

Algunos proveedores de servicios de salud pueden sugerir usar anticonceptivos hormonales durante la perimenopausia para ayudar a controlar el sangrado irregular y otros síntomas. Los anticonceptivos hormonales también pueden ayudar a evitar embarazos no deseados, que son posibles durante la perimenopausia.

Medicamentos no-hormonales para los síntomas de la menopausia

Algunos medicamentos que se usan principalmente para tratar la depresión, la hipertensión y las convulsiones (ISRSs, IRSNs, clonidina y gabapentina), han resultado ser efectivos al reducir los calores de la menopausia, aunque pueden ser menos efectivos que la TRH (21).

También hay un tipo de medicación no-hormonal conocida como modulador selectivo de los receptores estrogénicos (MSRE), que tiene efectos similares a los del estrógeno en ciertas partes del cuerpo. El Ospemifeno es un MSRE aprobado para tratar el dolor durante las relaciones sexuales causado por resequedad vaginal (21,42).

Igualmente, Duavee es una medicación combinada que contiene estrógeno y un MSRE, y se usa en el tratamiento de los calores, así como para prevenir la osteoporosis (debilidad en los huesos debida a una baja densidad ósea) (43).

Estos medicamentos pueden tener efectos secundarios no deseables, por lo cual es importante que discutas los riesgos y beneficios con tu proveedor de servicios médicos.

Tratamientos alternativos y “naturales”, y suplementos para los síntomas de la menopausia

La comunidad científica no se ha puesto de acuerdo sobre los beneficios o riesgos de cualquier tratamiento alternativo o complementario de los síntomas de la menopausia. Varios estudios pequeños muestran beneficios individuales, pero cuando se analizan en conjunto los datos de múltiples estudios, es difícil llegar a conclusiones que se puedan generalizar (44). Esta área de investigación tan importante, está muy mal financiada, por lo cual las personas deciden probar alternativas en sí mismas o tomar otras rutas.

Aquí algunos ejemplos de tratamientos que se han explorado:

Acupuntura para la perimenopausia y la menopausia

Los tratamientos de acupuntura proporcionan poco o nada de alivio a los síntomas de la menopausia, aunque para algunas personas, esta opción es preferible a no recibir ningún tratamiento.

Conciencia plena del cuerpo para la perimenopausia y la menopausia

Las terapias de conciencia plena del cuerpo, como la relajación y técnicas de respiración, pueden ayudar a aliviar parcialmente los calores, y son inofensivas.

Suplementos para la perimenopausia y la menopausia

El uso de suplementos dietéticos y a base de plantas muestra resultados mixtos. Incluso el cohosh negro (Actaea racemosa/Cimicifuga racemosa), una hierba que a menudo se receta para aliviar los síntomas de la menopausia, no es efectiva en el alivio de los calores. Los fitoestrógenos, tales como los que se encuentran en la soya, pueden ayudar a aliviar los calores y la resequedad vaginal, pero no sirven para tratar la sudoración nocturna (44-50). En el futuro ahondaremos un poco más en las corrientes “naturales” actuales sobre el tratamiento de los síntomas de la perimenopausia.

Usar suplementos dietéticos también puede tener efectos secundarios perjudiciales y algunos suplementos pueden interactuar con otros medicamentos. Consulta con tu proveedor de servicios médicos antes de tratar tus síntomas de perimenopausia con suplementos.

¿Cuándo debería consultar con un profesional de la salud?

Consulta durante la perimenopausia y la menopausia si:

  • Te preocupa la intensidad o duración de tu periodo

  • Comienzas a sangrar entre periodos; especialmente si tienes antecedentes de síndrome de ovario poliquístico (SOP), sobrepeso, antecedentes familiares de cáncer uterino, o has recibido terapia hormonal de solo estrógeno o medicamentos para prevenir el cáncer de mama

  • Estás experimentando manchados o sangrados después de alcanzar la menopausia

  • Experimentas sangrado durante el sexo penetrante (2,51,52)

Sangrado anormal durante la perimenopausia

Si bien se esperan cambios en el sangrado durante la perimenopausia, algunos tipos de sangrado pueden deberse a cambios anormales en el endomentrio (el recubrimiento interno del útero). Si el endometrio se vuelve muy grueso e irregular, puede desarrollar cáncer; pero este, normalmente, se puede prevenir, si se identifica temprano (2).

Sangrado anormal después de la menopausia

En algunos casos, el sangrado no se detiene después de la menopausia. Es fácil confundir este tipo de sangrado con los síntomas de la perimenopausia, lo cual puede llevar a alguien a pensar que aún no ha alcanzado la menopausia, cuando en realidad sí.

Cualquier manchado o sangrado después de la menopausia no es normal y debería someterse a la revisión de un proveedor de servicios de salud (2). El manchado o sangrado después de la menopausia puede deberse a un problema médico, como los pólipos uterinos (2). Los pólipos uterinos son tumores que crecen en el recubrimiento interno del útero (el endometrio) y se vuelven más comunes con la edad (53).

An illustration of a heart

¿Te gusta lo que lees? Ayúdanos a hacer más cosas geniales apoyando nuestros esfuerzos de investigación científica. Donate now

También te podría gustar leer:

Artículos populares