Foto: Clár McWeeney

Your Vagina

"Mojarse": secreción, flujo cervical y lubricación sexual

por Clár McWeeney, Former Content Manager at Clue
  • Comparte este artículo en Twitter
  • Comparte este artículo en Facebook
  • Comparte este artículo por WhatsApp
An image for a banner Ad for the Let's Get Checked product

Traducción: Carolina Tafur

Actualizado el 10 de abril de 2010

¿La secreción vaginal, el flujo cervical y la lubricación sexual son lo mismo? No exactamente. Aquí te explicaremos en qué se diferencian, cómo identificar cada uno y qué debes hacer si tu flujo vaginal comienza a verse, oler o sentirse anormal.

Cosas importantes a saber:

  • El término secreción se refiere en general al flujo que sale de la vagina
  • El flujo cervical hace parte de la secreción, y cambia a lo largo del ciclo para prevenir o facilitar el paso de los espermatozoides a través del cérvix
  • La lubricación sexual ocurre en la vagina como parte del ciclo de respuesta sexual humana

Puede que algunas veces sientas que tu vagina de repente está muy mojada; tanto, que debes ir al baño a verificar que la humedad que sientes no es orina o tu periodo. La excitación también puede causar un aumento repentino de la lubricación vaginal. ¿Qué sucede y en qué se diferencian estas secreciones?

Flujo cervical = parte de la secreción

Si no usas métodos anticonceptivos hormonales, la consistencia y cantidad de tu flujo cervical cambia a lo largo de tu ciclo menstrual. Estos cambios se originan en el cérvix (el paso entre las partes superior e inferior del aparato reproductivo) y ocurren en respuesta a las variaciones hormonales de estrógeno y progesterona que preparan tu cuerpo para la ovulación, menstruación y/o embarazo.

“Secreción vaginal” es el término médico que se usa para describir el flujo que sale de la vagina. La secreción, en general, está compuesta por células del cérvix y la vagina, bacterias, moco y agua. Como resultado de los bajos niveles de estrógeno, las personas menopáusicas normalmente tienen menos secreción vaginal.

De acuerdo con UpToDate, es normal tener alrededor de media a una cucharadita (2 a 5 ml) diaria de secreción blanca o clara, viscosa y prácticamente inodora.

Puede que sientas más humedad si tienes una libido alta alrededor de la ovulación, debido a un aumento en los niveles de estrógeno. Alrededor de la ovulación el flujo cervical fértil también proporciona lubricación adicional. La consistencia (resbaladiza, pegajosa, pastosa y viscosa), así como la sensación (mojada o reseca) del flujo cervical varía a lo largo de tu ciclo y puede evidenciar sus fases.

Una mano sujetando un teléfono con la aplicación de Clue abierta

Haz seguimiento de tus secreciones con tu Clue app.

Ilustración de una calificación de cinco estrellas

4.8

más de 2M+ calificaciones

Ilustración de una calificación de cinco estrellas

4.8

más de 2M+ calificaciones

¿Qué es la lubricación sexual?

“Wow... ¡estás muy mojada!”

“Antes que nada, es secreción”

“Mojarse” durante la actividad sexual es una reacción fisiológica normal en preparación al sexo. No obstante, la excitación es una respuesta tanto fisiológica como psicológica.

La excitación física femenina comienza con la estimulación. Un incremento en el flujo de sangre hacia los genitales causa congestión vascular (hinchazón de los vasos sanguíneos). Este aumento en la presión y el flujo de sangre causa la salida de fluido (trasudado) hacia la superficie de la pared vaginal (1,2). Cuando llegas al punto máximo de excitación sexual física, es normal tener sensaciones vaginales, así como sentir hinchazón y suficiente lubricación. La lubricación sexual es un fluido vaginal que permite la penetración y movimientos indoloros (2).

Nota: El “rubor sexual” es resultado de la congestión de los vasos sanguíneos de la piel.

Algunas de las cosas que pueden facilitar o dificultar la producción de lubricación sexual:

  • Los niveles fluctuantes de estrógeno a lo largo del ciclo menstrual
  • El juego previo (o ausencia de este)
  • Tu estado mental
  • Algunos medicamentos, tales como los anticonceptivos hormonales

Tu cuerpo produce menos estrógeno al inicio y al final de cada ciclo menstrual, cuando puede que te percates de que tu vagina está más seca. Si tu cuerpo no evidencia tu excitación mental, puede ser frustrante y, en ocasiones, tu pareja puede confundir el flujo cervical con lubicación sexual (excitación suficiente).

La comunicación es clave durante la actividad sexual con una pareja.

Si sientes excitación pero te está costando trabajo producir fluido de lubricación sexual (lubricación natural), espera un poco y/o expresa lo que necesitas para encender motores.

A veces, también es posible que solo necesites un poco de lubricante para sexo vaginal, el cual es completamente normal y útil. Un estudio reveló que el uso de lubricante está asociado a tasas más altas de placer sexual. La mayoría de las mujeres que participaron en este estudio estuvieron de acuerdo en que el uso de lubricante hizo que el sexo se sientiera mejor y que una mejor lubricación hizo que fuera más fácil llegar al orgasmo (3).

Si no sientes deseo sexual y no estás produciendo lubricación, es posible que los actos que estás haciendo con tu pareja no sean lo tuyo, o que tengas una libido baja. La menopausia, la lactancia, algunos medicamentos/drogas y la salud emocional también pueden influir en el ciclo de respuesta sexual del cuerpo.

¿La secreción vaginal es parte de la eyaculación femenina?

La eyaculación femenina ("squirting") aún no es un tema claro, pero la investigación afirma que una pequeña cantidad de fluido lechoso que se produce durante el orgasmo, puede originarse en las glándulas secretoras que están ubicadas cerca de la uretra de la mujer (las glándulas de Skene, también conocidas como la próstata femenina) (4). El “squirting” se considera como un tipo de “eyaculación femenina” (con frecuencia promovido y exagerado por la pornografía) y se cree que puede ser una forma diluida de orina que se expulsa desde la vejiga durante el orgasmo (4,5).

Algunas personas que tienen incontinencia urinaria pueden experimentar filtraciones de orina durante la penetración vaginal o el orgasmo (4). Esto es diferente a la eyaculación femenina, y puede ser beneficioso para estas personas consultar con un proveedor de servicios de salud, con el fin de discutir tratamientos con medicamentos o terapia física del piso pélvico.

No hay por qué avergonzarse de la eyaculación femenina, ya que esta solo hace parte de una amplia gama de respuestas y experiencias sexuales que hacen que las cosas se mantengan únicas y emocionantes.

Cómo identificar una secreción anormal

Una secreción anormal puede indicar un problema como la vaginosis bacteriana, una infección por hongos levaduriformes o una ITS como la tricomoniasis. Estas son algunas de las características de una secreción anormal:

  • Color: grisáceo, verdoso, amarillento, amarronado
  • Volumen: cuantioso, con frecuencia acompañado de otros síntomas como comezón
  • Consistencia: el flujo se vuelve mucho más aguado o espeso y más texturado
  • Olor: desagradable, a pescado, metálico

Con excepción de la secreción atípica, es normal notar diferentes tipos de flujo vaginal a lo largo de tu ciclo, así como durante y después de la actividad sexual.

El flujo y secreción vaginales varían en cantidad, consistencia, color y olor, dependiendo de la fase del ciclo menstrual y/o la presencia de una infección, ciertos medicamentos, herencia genética y nutrición.

La lubricación sexual es diferente al flujo cervical, y ocurre en respuesta a la fase de excitación en el ciclo de respuesta sexual. Revisar tu flujo cervical después de tener relaciones sexuales puede llevar a malas interpretaciones, ya que puede confundirse con semen o lubricación sexual.

Este artículo fue publicado originalmente el 24 de octubre de 2017.

An image for a banner Ad for the Let's Get Checked product

También te podría gustar leer:

Artículos populares