Fotografía: Franz Grünewald, dirección artística: Marta Pucci.

Reading time:7min

5 cosas que tienes que saber sobre tu deseo sexual

Las mujeres y personas con ciclo merecen tener una vida sexual maravillosa

Lo más importante que tienes que saber acerca del deseo sexual en mujeres y personas con ciclo:

  • Las mujeres y personas con ciclo tienen deseo sexual fluctuante

  • No hay un número correcto o equivocado de cuantas relaciones sexuales hay que tener

  • Todas las personas tienen derecho a una vida sexual placentera y cómoda

Como especialista en medicina sexual, una de las quejas más recurrentes que expresan las mujeres y personas con ciclo es que sienten que tienen un deseo sexual bajo o poca líbido. Muchas de ellas describen que se sienten avergonzadas o destrozadas y a menudo piensan que hay algo malo en ellas.

No tienen por qué sentirse así. El deseo sexual no es lineal puede haber cambios a lo largo de tu vida (1). La autoreflexión y la comunicación abierta con tu pareja o parejas y, si lo necesitas, con tu proveedor de servicios de salud puede hacer que estas transiciones sean más cómodas e incluso empoderadoras.

1. No hay un número "normal" de relaciones sexuales que hay que tener o desear

Es común sentir curiosidad sobre cuantas relaciones sexuales tienen las otras personas y que es considerado como "normal" o "anormal". En realidad, no hay algo considerado como normal, existe lo que sea apropiado para ti. De hecho, en Rosy se hizo una encuesta sobre el estado de las relaciones sexuales y se encontró que el 2% de las parejas tienen relaciones sexuales diariamente, el 3% de las parejas nunca tienen relaciones sexuales y el resto se encuentra en algún punto intermedio. La frecuencia de las relaciones sexuales también pueden cambiar a lo largo de tu vida. Un estudio encontró que las personas que tienen 20 años tienen relaciones sexuales con más frecuencia que las que tienen 60 años (2). La cantidad correcta de relaciones sexuales que hay que tener es la que sea adecuada para ti. Y puede variar cuando las personas están en una relación. A menudo escuchamos que en una pareja, una persona puede desear tener más relaciones sexuales que la otra. Con una comunicación abierta muchas parejas encuentran lo que mejor funcionan para ellas. Si esto se convierte una fuente de conflicto en la relación, puede ser momento de buscar ayuda. Una persona certificada como terapeuta sexual puede ser una ayuda para encontrar formas de atender esta situación.

2. El deseo cambia a lo largo de tu vida

El deseo sexual cambia a lo largo de tu vida por razones mentales, emocionales y circunstanciales. Nuestro deseo sexual es influenciado por casi todo: nuestro ciclo menstrual, anticonceptivos hormonales, relaciones, infertilidad, embarazo, amamantar, menopausia, problemas médicos, medicamentos, educación sexual previa, traumas, imagen corporal, estrés y más, cualquier asunto puede afectar como nos sentimos y experimentamos las relaciones sexuales (1).

El interés sexual fluctúa naturalmente a lo largo de muchas fases de nuestra vida, desde la pubertad hasta el embarazo y en el posparto y más allá de la menopausia. ¡No hay una sola forma en que debas sentirte!

3. Hay diferencias entre deseo sexual, deseo y excitación sexual. Descubrir lo que funciona para ti puede ayudarte

Como has leído anteriormente, tu deseo sexual o la necesidad física o biológica de relaciones sexuales depende de muchos factores como las hormonas, el estrés, la dieta, el ejercicio y más. El deseo de tener relaciones sexuales es diferente. Es más mental que físico (3). La excitación sexual es nuestra respuesta tanto física como mental a los estímulos sexuales que pueden ser cualquier cosa, desde leer relatos eróticos, hablar de sexo hasta el contacto físico. A partir de las investigaciones se ha encontrado que hay muchas formas de experimentar el deseo sexual, y se tienen en cuenta dos teorías: "Deseo sexual espontáneo" y "Deseo sexual receptivo" (4). El deseo sexual espontáneo es la experiencia de sentirse excitada de forma inesperada (4). El deseo sexual receptivo es cuando una persona primero se siente físicamente excitada y luego siente deseos de tener relaciones sexuales como respuesta a la excitación física (4). Sin embargo, la excitación sexual es un proceso complicado que ninguno de los anteriores modelos describe completamente. Una manera de saber si estás excitada y deseas tener relaciones sexuales es prestar atención a lo que te excita cuando estás sola. Saber que estar excitada con otra persona es diferente a cuando lo estás sola. Intenta empezar a leer historias sobre sexo o masturbándote. Un pequeño estudio mostró que el deseo sexual de las mujeres puede aumentar por medio de la lectura de historias sobre sexo (3).

Diagrama de una vulva

4. Todas las personas merecen tener orgasmos

En las relaciones heterosexuales el 95% de los hombres reportan que usualmente o siempre tienen un orgasmo cuando tienen relaciones sexuales en comparación con el 65% de las mujeres (6). En las relaciones del mismo, hombres y mujeres tuvieron porcentajes más parejos aproximadamente el 85% (6). Así que, ¿Por qué menos mujeres tienen orgasmos en las relaciones sexuales heterosexuales? Esto se puede relacionar con el hecho que el placer de las mujeres no ha sido priorizado, a la escasa educación sexual y el estigma de tener conversaciones abiertas han llevado a malas experiencias en las relaciones sexuales.

Hay muchas maneras de tener un orgasmo, el orgasmo clitoriano y el vaginal son solo dos. Un estudio encontró que el 73% de las mujeres prefieren que el orgasmo incluya la estimulación del clítoris ya sea a través de estimulación con una mano, sexo oral o un vibrador (7). He hablado con algunas mujeres que viven toda su vida pensando que hay algo malo con ellas porque no pueden tener un orgasmo a través del pene en la vagina o sexo con penetración. Esto es resultado directo de como hablamos sobre el sexo, como vemos el sexo en las películas y la falta absoluta de una educación sexual acertada que la mayoría experimentamos.

Todas las mujeres y cualquier persona con la que tengan relaciones sexuales necesitan tener una educación sexual adecuada y así todas las personas involucradas tengan mejores relaciones sexuales. Descubrir que te ayuda a lograr el clímax puede llevarte a una vida sexual más satisfactoria, pero mientras los orgasmos son maravillosos, sentirse presionada a tener uno en cierto momento puede hacer que sea estresante tener relaciones sexuales.

5. Trastorno de excitación/interes sexual femenino es una condición que afecta el deseo sexual

Algunas veces el bajo nivel de deseo no se relaciona con tus niveles de estrés, tu pareja, el deseo receptivo o la falta de orgasmos. Se estima que entre el 8% y el 19% de las mujeres pueden tener Trastorno del Deseo Sexual Hipoactivo o TDSH (8). No comprendemos completamente que causa el Trastorno de Interés Sexual Femenino, pero sabemos que hay múltiples factores que puede incidir como alteraciones hormonales o químicas en el cerebro, genética, factores ambientales y médicos (1,8). El Trastorno de Excitación/Interés Sexual Femenino es la falta de interés/excitación por al menos seis meses y provoca que una persona sienta angustia o una preocupación significativa (9). Hay dos medicamentos aprobados por la FDA para las mujeres con premenopausia con TDSH son Addyi y Vyleesi (10,11). Si crees que puedes tener TDSH, es importante tener una conversación con un proveedor de servicios de salud capacitado en salud sexual de las mujeres para evaluar las opciones que están disponibles para ti.

El deseo sexual puede cambiar a lo largo de tu vida y la educación adecuada, tener acceso tanto a expertos calificados como intervenciones, puede ayudarte a atravesar estos cambios. Rosy se enorgullece de asociarse con Clue para llevar a las mujeres argumentos basados en la evidencia que merecen para priorizar su salud sexual.

una ilustración de la flor de Clue
una ilustración de la flor de Clue

Sincronízate con tu ciclo y descarga la aplicación de Clue hoy.

También te podría gustar leer:

Artículos populares

una ilustración de la flor de Clue
una ilustración de la flor de Clue

Sincronízate con tu ciclo y descarga la aplicación de Clue hoy.