X icon button to close sales banner

Red Friday deals are about to flow…

Download the app and create a free account to save on your Clue Plus subscription.

Download on iOS App StoreDownload on Google Play

Ilustración de Emma Günther

Tiempo de lectura: 8 min

¿Qué cambios físicos esperar en los días y meses después del parto?

by Rebekah Bhansali, MSN, CNM, y Hope Hunt, DNP, CNM Revisado médicamente por Eve Lepage, MSN, RN
  • Comparte este artículo en Twitter
  • Comparte este artículo en Facebook
  • Comparte este artículo por WhatsApp

*Traduccion: Carolina Tafur

Los cambios que sufre tu cuerpo durante el embarazo son obvios, pero con frecuencia se ignoran los cambios durante el posparto (el periodo después del parto). No hay un límite de tiempo para la duración de estos cambios. La mayoría de las personas descubren que sus cuerpos se adaptan a una nueva normalidad, en vez de regresar a patrones viejos.

En los primeros días después del parto ocurren muchos cambios físicos, incluyendo cambios hormonales (1). Estas son algunas cosas que puedes esperar de tu cuerpo durante el periodo posparto:

Tu abdomen:

  • Los cólicos, llamados también "dolores de posparto", son comunes en los primeros días, especialmente con la lactancia (2). Las compresas calientes y los analgésicos de venta libre pueden ayudar a aliviar esta molestia (2).

  • Posiblemente notes que tu vientre tarda algunas semanas en bajar de tamaño (3).

  • Durante el embarazo, tus músculos abdominales se separan. Esta separación se encuentra en la mitad de tu abdomen y se puede sentir en una línea que comienza algunos centímetros por encima de tu ombligo, y se extiende hacia abajo, pasando por tu ombligo, hasta algunos centímetros por debajo de este (4). Esta separación (diástasis de rectos) puede permanecer durante meses después del parto (4) y algunos ejercicios pueden ayudar a disminuirla (5, 6).

Después de una cesárea:

  • Si tuviste un parto por cesárea, la incisión debe demorar de dos a tres semanas en sanar (3). Es usual sentir un poco de insensibilidad o dolor cerca de la incisión (3).

Sangrado:

  • Se conoce como loquios al sangrado vaginal después del parto (1) y se parece a un periodo abundante en los primeros días (3).

  • En ocasiones, algunos coágulos son de esperar, especialmente si estuviste mucho tiempo en posición de reposo y amamantando (3). Si tu sangrado empapa una toalla maxi en menos de una hora o tienes coágulos grandes, debes buscar ayuda (3, 7).

  • El sangrado se hará más ligero al transcurrir 2-3 semanas y se habrá detenido hacia la semana 4-6 (3). También es posible presentar un sangrado ligero o manchado hasta por 8 semanas (3).

  • Se recomienda no insertar nada en la vagina durante las primeras semanas para evitar una infección (8).

Tu vagina:

  • Después de un parto vaginal, es posible que tengas desgarros en la piel o los músculos de la vagina (1). Así los tengas o no, tu vagina se sentirá adolorida durante algunas semanas.

  • Usar una botella de rocío (botella perineal) con agua tibia para la limpieza después de ir al baño, puede ayudar con el dolor y prevenir infecciones (2, 9).

  • Los baños de asiento o remojos en una bañera con agua muy tibia y poco profunda pueden ayudar a aliviar el dolor y bajar la inflamación (2).

  • Cojines, compresas de hielo, analgésicos de venta libre y aerosoles anestésicos pueden mejorar la comodidad (2).

  • El dolor de los desgarros vaginales debe comenzar a desaparecer en dos semanas, aproximadamente (9); pero los desgarros pueden tardar hasta seis semanas en sanar completamente (9).

  • Debido a los cambios de la hormona estrógeno, es posible que sientas resequedad vaginal (3).

Orina:

  • Puede que sientas dolor al orinar en los primeros días del posparto (2).

  • Algunas personas tienen fugas de orina cuando tosen, estornudan o durante ciertas actividades, como al correr o saltar (10). A esto se le denomina incontinencia de esfuerzo y es común en los primeros meses después del parto (3).

  • Puedes hacer ejercicios para fortalecer los músculos del piso pélvico que dan soporte a tu vejiga. A veces se le llama Kegels a este tipo de ejercicios (3).

  • Hazle saber a tu proveedor de servicios de salud si sigues teniendo fugas de orina después de 4-6 semanas, cuando tengas tu cita de control posparto.

Digestión:

Es posible que tu digestión cambie después del parto. El estreñimiento es común, pero la mayoría de las personas vuelven a hacer deposiciones al cuarto día (11). Puedes probar hacer algunas cosas para reducir el estreñimiento:

  • Tomar mucha agua; por lo menos 8 vasos grandes al día (3).

  • Comer alimentos ricos en fibra como cereales integrales, vegetales verdes de hoja y frutas puede servir para reducir el estreñimiento (2, 3).

  • Con frecuencia se recomiendan medicamentos contra el estreñimiento para evitar las deposiciones dolorosas en los primeros días del posparto (2).

Se pueden usar laxantes, pero primero consulta con tu proveedor de servicios médicos (11, 2).

Amamantamiento posparto:

Después del parto, tu cuerpo está listo para producir leche. Las mamas pueden aumentar de tamaño o hincharse con leche de 3 a 5 días después del parto (3). Este proceso se llama ingurgitación o congestión mamaria (2). Esta experiencia puede ser emocional y físicamente dolorosa si no recibe manejo adecuado. A algunas personas les ayuda usar compresas frías, hojas de repollo o vendarse los senos para aliviar el malestar de la congestión (13).

Reconocer los signos de una infección de las mamas, llamada mastitis, es importante (14). Hay una mayor probabilidad de infección mamaria cuando la leche permanece por mucho tiempo en los senos (14). Si no estás amamantando o extrayéndote la leche, o si no puedes extraerla constantemente, puede ser demasiado tiempo para que esta permanezca en las mamas (14). Si tienes fiebre o tus mamas se han puesto rojas y calientes, ponte en contacto inmediatamente con tu proveedor de servicios médicos (14).

Las infecciones mamarias con frecuencia se tratan con antibióticos (14). De no recibir tratamiento, pueden causar abscesos mamarios (14). Hacerte un masaje en los senos mientras te extraes la leche, o cuando amamantas, puede ayudar a aliviar el dolor y la inflamación rápidamente (2, 15).

Volver al trabajo después del parto

Tu cuerpo se está recuperando de un proceso físico intenso, especialmente si tuviste una cirugía. El Colegio Americano de Obstetricia y Ginecología (ACOG) recomienda una licencia de seis semanas después del parto (16).

Hacer ejercicio después del parto

El momento para comenzar a hacer actividades físicas y la intensidad recomendada, con frecuencia depende del tipo de parto y tu rutina de ejercicios previa (17).

Para la mayoría de las personas, es seguro comenzar a hacer ejercicio después del parto (5). Si el ejercicio no hacía parte de tu rutina durante el embarazo, aumenta gradualmente la intensidad de tu actividad física, en vez de comenzar demasiado rápido (5). Durante el posparto, se recomiendan 150 minutos de actividad semanal moderada (5), idealmente distribuidos a lo largo de la semana. Por ejemplo 30 minutos de ejercicio, 5 veces por semana (17). Recuerda que el objetivo de hacer ejercicio después del parto es lograr un equilibrio y el cuidado de tu cuerpo, no la idea poco realista de lograr un cuerpo "pre-embarazo".

El sexo y la concepción después del parto

Los proveedores de servicios médicos usualmente recomiendan esperar seis semanas después del parto antes de tener relaciones sexuales (18). Esto le da tiempo a tus heridas vaginales o quirúrgicas de sanar. La mayoría de las personas tienen una cita de control posparto con su proveedor de servicios de salud alrededor de este tiempo y es una buena oportunidad para discutir cómo está sanando tu cuerpo.

No debes esperar un tiempo específico para tener sexo (18). Es tu decisión, una vez el sangrado vaginal posparto haya cesado y te sientas física y mentalmente bien (3, 19). Algunas personas pueden sentirse listas para tener relaciones sexuales nuevamente antes de 6 semanas, mientras que otras pueden no sentirse listas por mucho más tiempo, lo que también está bien.

La resequedad vaginal causada por cambios hormonales, especialmente si estás amamantando o extrayéndote la leche, y la sensibilidad mientras tus tejidos vaginales sanan, pueden afectar tu deseo sexual (18). No sientas que debes tener sexo antes de que tú y tu cuerpo estén listos. Habla con tu pareja sobre ir despacio en tu primera vez después del parto. La lubricación ayuda a hacer más cómodo el sexo (20).

Es posible volver a quedar en embarazo en las primeras semanas del posparto (12, 21). Por esto es importante hablar con tu proveedor de servicios médicos sobre los métodos anticonceptivos que puedes usar (21). Si deseas volver a quedar en embarazo en el futuro, se recomienda que esperes 18 meses entre embarazos (21). Los embarazos con menos de seis meses de espaciamiento tienen un riesgo mayor de complicaciones, como bajo peso al nacer o partos pretérmino (22).

La recuperación del posparto no solo es física

La recuperación del embarazo y el parto es un proceso complejo que varía de persona a persona. Es posible que experimentes diferentes emociones durante el periodo posparto (23). Después del parto es posible tener depresión y ansiedad (24). Tu proveedor de servicios de salud te hará pruebas para determinar si tienes depresión posparto en tus visitas de control, pero si esto te preocupa, no tardes en buscar ayuda (12).

Clue Posparto es un modo disponible en Clue Plus a través del modo Clue Embarazo y está dedicado al seguimiento de tu salud física y mental a lo largo de las semanas y meses después del parto.

una ilustración de la flor de Clue
una ilustración de la flor de Clue

Sincronízate con tu ciclo y descarga la aplicación de Clue hoy.

¿Fue útil este artículo?

También te podría gustar leer:

Artículos populares

una ilustración de la flor de Clue
una ilustración de la flor de Clue

Sincronízate con tu ciclo y descarga la aplicación de Clue hoy.