Ilustración abstracta de una cabeza con un corazón en la parte superior, en el lugar de la mente

Ilustración: Marta Pucci

Embarazo, Parto y Posparto

¿Qué son los trastornos del estado de ánimo posparto?

Cómo el embarazo y el parto pueden afectar tu salud mental.

*Traducción: Carolina Tafur

Probablemente has oído hablar de la depresión posparto: afecta a aproximadamente 1 de cada 5 personas que dan a luz y es la causa principal de muerte materna (1-4). No hay muchas investigaciones sobre la depresión posparto, pero los investigadores están comenzando a entender más esta enfermedad y sus causas. Además de la depresión posparto, las personas que dan a luz pueden experimentar varios trastornos en su estado de ánimo.

Concientizar a las personas sobre los trastornos del estado de ánimo y de ansiedad posparto puede motivar a las personas que dan a luz a buscar ayuda y reducir la sensación de aislamiento.

¿Cuándo desarrollan las personas trastornos del estado de ánimo posparto?

Aunque es posible desarrollar un trastorno inmediatamente después del parto, los síntomas pueden aparecer en cualquier momento dentro de los primeros 12 meses del periodo posparto (5). Para algunas personas los trastornos del estado de ánimo aparecen por primera vez durante el embarazo y luego empeoran en el posparto (6). También es posible que los progenitores que no dan a luz experimenten trastornos del estado de ánimo posparto (6), pero en este artículo solo exploraremos los trastornos del estado de ánimo y de ansiedad posparto de las personas que dan a luz.

Si le preguntas a alguien que haya sufrido depresión posparto, probablemente esa persona te dirá que la experiencia fue más que solo la depresión. Enfermedades como ansiedad, trastorno obsesivo compulsivo (TOC), trastorno de estrés postraumático (TEPT) y psicosis pueden ser tan debilitantes como la depresión posparto o constituir una emergencia de salud mental. La mayoría de las personas que reciben un diagnóstico de depresión posparto también experimentan otro trastorno del estado de ánimo, aunque también es posible tener un trastorno del estado de ánimo posparto sin sufrir de depresión (7).

an image of 3 mobile screens of the Clue app

Descarga Clue y habilita el modo Embarazo con Clue Plus

  • Descargar la aplicación de Clue en la App Store
  • Descargar la aplicación de Clue en la Play Store

4.8

Ilustración de una calificación de cinco estrellas

2M+ calificaciones

Amistades, familia y proveedores de servicios médicos con frecuencia ignoran o subestiman el sufrimiento de una persona con un trastorno del estado de ánimo posparto (5, 8). Los síntomas de estas enfermedades, como fatiga y cambios en el apetito también están asociados al cuidado de un recién nacido y pueden llegar a pasarse por alto (5).

Las personas con trastornos del estado de ánimo posparto con frecuencia encuentran obstáculos para recibir un diagnóstico y tratamiento (8).

Incluso cuando los síntomas son obvios, los médicos no tienen el entrenamiento adecuado para diagnosticar y tratar los trastornos del estado de ánimo posparto (5, 8). No hay códigos de diagnóstico oficiales para los trastornos del estado de ánimo posparto (DSM) y no existen herramientas de monitoreo para estas enfermedades, excepto para la depresión (8). Cuando se diagnostica un trastorno del estado de ánimo posparto, puede ser difícil y costoso encontrar tratamiento y no hay un tratamiento para todas las personas que garantice una cura (8). Si bien el embarazo y el parto pueden poner en riesgo la vida de una persona, en particular aquellas de personas de color en los Estados Unidos, quienes tienen mayor riesgo de complicaciones de salud maternas debido al racismo sistemático, esta misma desigualdad racial y étnica, hace que los recursos de salud sean aún más escasos para las mujeres negras y latinas en EUA que padecen trastornos del estado de ánimo posparto (9).

¿Qué causa la depresión y otros trastornos del estado de ánimo posparto?

Aún no se ha identificado una causa específica de los trastornos del estado de ánimo posparto, pero hay algunas teorías. Las hormonas sexuales, estrógeno y progesterona, fluctúan ampliamente durante la transición del embarazo al posparto (6). Los investigadores creen que estas hormonas pueden tener un papel importante en el desarrollo de trastornos del estado de ánimo posparto (6).

Otra teoría tiene que ver con los neurotransmisores, los químicos en tu cuerpo que envían mensajes a las células del sistema nervioso (tal vez hayas oído hablar de serotonina o dopamina, dos neurotransmisores que causan felicidad). Las hormonas y los neurotransmisores trabajan juntos en el cuerpo, contribuyendo, potencialmente, a los cambios del estado de ánimo durante los eventos reproductivos, como el parto (4).

Otras causas posibles que se están investigando incluyen la predisposición genética, los niveles de melatonina, los cambios de la función tiroidea y las respuestas del sistema inmune (4). No sabemos con certeza por qué una persona experimenta un trastorno del estado de ánimo y no otro.

Tipos de trastornos del estado de ánimo posparto

Hay más que solo la depresión posparto. Echémosle un vistazo a algunos de los trastornos del estado de ánimo posparto que se reconocen actualmente.

¿Qué es el baby blues?

El baby blues, también conocido como tristeza posparto, es una reacción común a los cambios corporales posteriores al parto (6). Las hormonas del embarazo, estrógeno y progesterona, tienen niveles altos durante el embarazo, que caen dramáticamente después del parto (6). Esto puede resultar en tristeza, insomnio, irritabilidad, ansiedad y llanto (6). El baby blues es común justo después del parto, puede llegar a su punto más alto aproximadamente en el día cinco después del parto (6) y durar hasta cerca de tres semanas (6). Las investigaciones sugieren que hasta el 75% de las personas que dan a luz, experimentan el baby blues (6).

¿Qué es la depresión posparto?

Se cree que la depresión perinatal (aquella que ocurre durante el embarazo o el posparto) es el trastorno del estado de ánimo más común entre las personas embarazadas y posparto (5). Es difícil determinar estimaciones de la depresión posparto. Las investigaciones indican que la depresión posparto afecta al 10-15% de las personas posparto (10), pero esta cifra probablemente sea mucho más alta. Los estudios de la depresión posparto con frecuencia solo incluyen las primeras semanas posparto, a pesar de que la depresión puede ocurrir en cualquier momento durante el primer año posparto (10).

Las personas que experimentan depresión posparto pueden tener problemas para dormir o dormir en exceso, un estado de ánimo depresivo, pérdida de interés en actividades, pérdida de peso, inquietud o movimientos lentos, fatiga y/o sensación de culpa o inutilidad (6). Algunos estudios indican que la pérdida de control es la sensación predominante durante la depresión posparto (6). Las personas posparto con depresión frecuentemente sienten como si estuvieran luchando por sobrevivir, abrumadas por un embotamiento que les dificulta concentrarse en tareas simples, incluyendo el cuidado del bebé (6).

¿Qué es la ansiedad posparto?

La ansiedad posparto es un término que abarca una serie de trastornos de ansiedad que incluyen la ansiedad generalizada, el pánico y los trastornos de ansiedad social (10). Es difícil determinar el número de personas que experimentan ansiedad posparto, pero es probable que los trastornos de depresión y ansiedad afecten en igual medida a las personas posparto (10). La mayoría de las personas que tienen depresión posparto también experimentan niveles clínicos de ansiedad (10).

Es normal preocuparse por el feto o el bebé recién nacido, pero el trastorno de ansiedad generalizada posparto (TAG) ocurre cuando la preocupación es excesiva e incontrolable, e interfiere con la vida cotidiana o el cuidado de un bebé (8). Las preocupaciones pueden cubrir un espectro amplio, pero las personas con ansiedad posparto comúnmente se preocupan por la salud de su bebé recién nacido, su propia salud, la salud de su pareja y/o morir y dejar al bebé huérfano de madre o padre (8).

Una persona que tiene ataques de pánico repentinos e inesperados después del nacimiento del bebé, puede tener trastorno de pánico postparto (11). Esta forma de ansiedad posparto puede recibir un diagnóstico cuando los ataques persisten por más de un mes y la persona está continuamente preocupada por la posibilidad de tener otro ataque (11). El trastorno de pánico posparto puede hacer sentir a la persona que pierde el control, que se está volviendo loca o, incluso, que está teniendo un infarto (11).

Actualmente no hay muchas investigaciones sobre la ansiedad social posparto, específicamente, pero un estudio descubrió que las personas que no amamantan a sus bebés son más propensas a tener fobias sociales posparto (12). La ansiedad social se asocia al temor excesivo a la opinión de los demás y la evasión de personas desconocidas (12). Las personas con ansiedad social posparto son más propensas a reportar problemas en su relación durante el periodo posparto (12).

¿Qué es el TOC posparto?

Las obsesiones posparto pueden variar, pero muchas personas con TOC posparto dicen que la obsesión se centra en pensamientos sobre hacerle daño al bebé (13). Otras obsesiones son la limpieza y revisar cosas (13). Cabe destacar que las personas que padecen estas obsesiones no son propensas a lastimar a sus bebés y lo más probable es que estas obsesiones no sean deseadas, ni consistentes con sus verdaderos pensamientos o personalidad (13).

Las obsesiones no son solo preocupaciones fuertes por ciertas cosas. Psicológicamente, una obsesión es un pensamiento recurrente y persistente que causa ansiedad o estrés (13). El pensamiento se puede manifestar como una imagen que la persona con TOC no puede sacarse de la cabeza (13). Los pensamientos e imágenes con frecuencia son ofensivos o inapropiados e indeseados (13). Una persona con TOC puede tener un impulso de actuar un comportamiento que la libre de dicho pensamiento o imagen: esta es la parte compulsiva del TOC (12). Algunos datos sugieren que cerca del 9% de las personas experimentan TOC posparto después de dar a luz, y casi 40% de estas personas también tienen depresión (13).

¿Qué es el trastorno de estrés postraumático posparto?

Aunque el trastorno de estrés postraumático (TEPT) fue originalmente identificado en soldados que prestaron servicio en tiempos de guerra, también se trata de una experiencia común después del embarazo y el parto (14). El TEPT puede aparecer cuando una persona experimenta un evento durante el cual siente que su vida o seguridad están amenazadas (14). Una persona con TEPT puede sentir que está viviendo dicho evento nuevamente y evitar personas o lugares que se lo recuerden (14).

Las personas que experimentan un embarazo o trabajo de parto traumáticos, están en riesgo de padecer TEPT posparto (14). Una persona con TEPT posparto puede decidir no tener más hijos, aplazar un nuevo embarazo o elegir tener su siguiente parto por cesárea, debido a su experiencia traumática (14). Experimentar depresión posparto también es común para las personas con TEPT posparto (14).

¿Qué es el trastorno bipolar tipo II posparto?

El trastorno bipolar tipo II también se conoce como "la depresión posparto impostora" ya que las personas que no han recibido un diagnóstico de trastorno bipolar tipo II pueden percibir que sus síntomas alcanzan su punto máximo en el posparto y buscan un tratamiento (6). En ocasiones, las personas con trastorno bipolar tipo II pueden llegar a buscar diferentes tratamientos para la depresión posparto que resultan infructuosos (6).

Los síntomas del trastorno bipolar tipo II a menudo se parecen a la depresión posparto. Las personas que tienen esta enfermedad pueden experimentar ráfagas de energía que pueden durar varios días, inmediatamente después del parto, pero caer en una depresión severa después de algunas semanas (6). Las personas con trastorno bipolar tipo II posparto lo describen como una depresión intensa con ráfagas ocasionales, repentinas e intensas de energía emocional que se sienten como si hubieran sido activadas por un interruptor (6).

¿Qué es la psicosis posparto?

La psicosis posparto se considera el trastorno del estado de ánimo posparto más severo pues acarrea el riesgo tanto de suicidio como de infanticidio (6). La mayoría de las personas que lo padecen comienzan a mostrar síntomas desde algunos días, hasta tres semanas después del parto (6). Amistades y familiares pueden tener dificultades para comunicarse con la persona que tiene psicosis (6). Esta puede haber perdido el contacto con la realidad, tener estados de ánimo cambiantes rápidamente o alucinaciones (6). También puede presentar cambios notables en el apetito o patrones de sueño (6). Si crees que conoces a alguien que pueda estar experimentando psicosis posparto, llama inmediatamente a un proveedor de servicios de salud o a los servicios de emergencia, pues se considera una emergencia médica.

¿Quién tiene riesgo de sufrir depresión posparto y otros trastornos del estado de ánimo?

Los factores de riesgo para los trastornos del estado de ánimo durante el embarazo o en el posparto varían de acuerdo con la enfermedad. En general, un historial de enfermedad mental previo puede ser el indicador más fuerte de riesgo de padecer un trastorno del estado de ánimo posparto (5).

Depresión durante el embarazo:

  • Ansiedad

  • Estrés

  • Historial de depresión

  • Poco apoyo social

  • Embarazo no planeado

  • Violencia doméstica

  • Bajos ingresos

  • Bajo nivel educativo

  • Fumar

  • Soltería

  • Problemas de pareja

Depresión posparto:

  • Depresión durante el embarazo

  • Ansiedad durante el embarazo

  • Experiencias estresantes

  • Parto traumático

  • Parto prematuro

  • Ingreso del bebé a la unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN)

  • Poco apoyo social

  • Historial previo de depresión

  • Dificultad para amamantar

TOC posparto:

Historial de enfermedad mental

Complicaciones en el embarazo/parto

Tener más de 1 hija o hijo

Trastorno de estrés postraumático posparto:

  • Embarazo de alto riesgo

  • Ansiedad durante el embarazo

  • Depresión durante el embarazo

  • Ansiedad durante el parto

  • Experiencias traumáticas en el parto

  • Experiencias de vida estresantes

  • Temor al parto

  • Más dolor del esperado en el parto

Ansiedad posparto:

  • Ser joven

  • Bajos ingresos

  • Historial previo de enfermedad mental

  • Poco apoyo social

Ayuda para los trastornos del estado de ánimo posparto

A veces se conoce como "cuarto trimestre" al periodo que sucede al nacimiento de un bebé (16). Las normas culturales alrededor de este tiempo probablemente afectan las tasas de trastornos del estado de ánimo posparto (6). La falta de tiempo libre por fuera del trabajo, el aislamiento social y la ausencia de rituales posparto pueden contribuir al desarrollo de estas enfermedades (6). Algunas investigaciones muestran que educar a los futuros progenitores sobre los cambios que se pueden esperar en el posparto y comportamientos del bebé recién nacido, puede reducir el riesgo de padecer trastornos del estado de ánimo posparto (17), pero es difícil encontrar este tipo de programas de asistencia.

Si vives con un trastorno del estado de ánimo posparto, no te pasa solo a ti y no es tu culpa. Si sientes remordimiento o vergüenza, es importante que sepas que esto es normal y tus síntomas NO te hacen una mala madre o un mal padre. Existen tratamientos para los síntomas de los trastornos del estado de ánimo posparto basados en la investigación, incluyendo medicamentos y terapia (17). Aún no hay cura, pero los medicamentos pueden mejorar la calidad de vida. Consulta con tu proveedor de servicios de salud sobre los medicamentos o terapias que pueden ser adecuados para ti. Hay varios medicamentos que son seguros de tomar si estás amamantando (18). Si no puedes salir de tu casa, prueba usar una plataforma de telemedicina con proveedores especializados que te pueden ver a domicilio.

Si tienes pensamientos de autolesión o de hacerle daño a tu bebé, o la sensación de que tu bebé estaría mejor sin ti, busca ayuda médica de inmediato.

Descarga Clue para monitorear tu embarazo y salud mental.

An illustration of a hand pressing a button

Let's support one another.

and champion menstrual health together. Make an impact today in one click.

An illustration of a hand pressing a button

También te podría gustar leer:

Artículos populares