Ilustración: Marta Pucci

Pubertad

¿Cuándo tendré mi primer periodo?

Tu cuerpo podría darte algunas señales.

por Anna Druet, Exgerente de Ciencia y Educación; y Kat Wenger, Ex Becaria
  • Comparte este artículo en Twitter
  • Comparte este artículo en Facebook
  • Comparte este artículo por WhatsApp

*Traducción: Lina Bembe

Cosas importantes a saber:

  • Si puedes, pregunta a tu madre biológica cuándo fue su primera regla

  • Presta atención a cambios en tus pezones, vello púbico, la forma de tu cuerpo y el flujo en tu ropa interior

Aquí un resumen de lo que debes saber sobre cuándo podrías tener tu primer periodo.

El primer paso en la estimación de tu primera menstruación es, de ser posible, preguntar a tu madre biológica cuándo tuvo el suyo. Además de eso, tu cuerpo te dará algunas señales.

an image of 3 mobile screens of the Clue app

Descarga Clue app para hacerle seguimiento de la duración y los cambios de tu ciclo.

  • Descargar la aplicación de Clue en la App Store
  • Descargar la aplicación de Clue en la Play Store

4.8

Ilustración de una calificación de cinco estrellas

más de 2M+ calificaciones

Antes de tener tu primer periodo, podrías notar cambios en tu(s):

Pero lo más importante es tener en cuenta que tu cuerpo es único. No existe un momento "correcto" para que las cosas sucedan. Cada cuerpo en buen estado de salud tiene sus propios tiempos y patrones.

Pezones y senos

Lo primero que podrías notar son cambios en tus senos y pezones.

Al principio, las pequeñas protuberancias alrededor de tus pezones se levantarán. Después, el área más obscura de tus pezones hará más grande y crecerá, incluso podría sentirse como si tuvieras una bolita en el pecho. Estos se conocen como brotes mamarios y pueden desarrollarse en ambos pechos al mismo tiempo, o quizás sólo en uno al principio. Si primero sucede sólo en un lado, puede tardar hasta 6 meses para que el otro crezca de similar tamaño (1).

La mayoría de las personas tienen su primera menstruación entre 2 y 3 años después del inicio del crecimiento de los senos (1,2). Si tus brotes mamarios comenzaron a crecer alrededor de los 8 o 9 años de edad, es posible que tu primera regla llegue aproximadamente 3 años después. Si tus brotes mamarios se desarrollaron después que la mayoría de las personas de tu clase, por ejemplo a los 13, es posible que tu primer periodo llegue en de 1 año (2, 3).

Tu altura y la forma de tu cuerpo también cambiarán alrededor de esta fase. Para el momento en el que notes tus brotes mamarios, tu cuerpo entero ya habrá empezado a crecer más rápido (4).

Vello púbico

Después de tus brotes mamarios, es posible que notes los primeros indicios de vello púbico. Al principio serán unos pocos vellos largos. Con el paso del tiempo te crecerá más vello, el cual se engrosará, rizará y se esparcirá hacia tus muslos (1).

Es posible que notes un poco de vello púbico antes de que crezcan tus senos, aunque para otras personas sucede lo contrario (5).

Probablemente no verás ningún vello en las axilas hasta que comienzes a menstruar, o quizás un poco antes (5).

Forma del cuerpo

La forma y tamaño de tu cuerpo también cambiarán rápidamente poco antes de tu primer periodo. Tu "estirón" más grande podría suceder entre 6 meses y un año antes de tu primera menstruación (este es el caso para la mayoría de las personas, aunque para otras podría ser justo antes, o 2 años antes, o incluso después de la primera regla) (6-8). Si llevas un registro de tu altura y de repente notas que creces rápidamente, pero después sigues creciendo más lentamente, es posible que tu primera regla esté en camino.

A la par de tus cambios en peso y altura, también es bastante normal que cambies de talla de pantalón, ya que tus caderas se ensancharán (8). Algunas partes de tu cuerpo acumularán más grasa y se harán más redondas, mientras que otras partes se mantendrán igual. Es posible que notes estos cambios al mismo tiempo del crecimiento de tus brotes mamarios.

El área baja de tu abdomen se llama pelvis. Tu vagina, útero y ovarios se alojan ahí y también crecerán de tamaño (1). El tiempo exacto de crecimiento de tu cuerpo será único para tu caso.

Flujo vaginal/cervical

Poco después del inicio del crecimiento de tus senos, podrías notar un cambio en el flujo de tu vagina, es posible que se sienta más húmeda que antes (9). Algunas personas notarán este cambio entre 6 y 12 meses antes del primer periodo (10). Es posible que sea un líquido blanquecino y ligero, sin mucho olor.

Entre más se acerque tu primer periodo, es posible que notes que el flujo de tu vagina cambia día con día. Incluso, aunque no hayas tenido tu periodo aún, éste es el inicio de tu ciclo menstrual, el cual es mucho más que sólo tu regla.Tus hormonas fluctuarán durante cada ciclo, al mismo tiempo que tu cuerpo se prepara para liberar un óvulo. Todo esto cambiará el flujo que sale de tu vagina, algunas veces será más fluido, en otras ocasiones menos. El flujo también se verá y sentirá diferente en diversas etapas de tu ciclo.

Por un par de días podrá verse y sentirse cremoso, como una crema humectante, o quizás claro y elástico, como una clara de huevo. También es posible que para algunas personas estos cambios sólo sean visibles después de la primera menstruación.

Tu vagina está diseñada para limpiarse a sí misma, por lo tanto, asegúrate de lavar tu labia menor o vagina sólo con agua durante el baño.

Navegar todos estos cambios, o esperar a que sucedan, puede ser emocionante y esperado, o quizás desafiante y estresante. También puede ser especialmente difícil si estos cambios suceden antes, o despúes que la mayoría de tus compañeros de clase.

¡Es perfectamente normal sentirse así! Si puedes, encuentra a alguien que haya pasado por lo mismo con quien puedas hablar. Quizás podrías pedir a una persona adulta de confianza que organice un círculo de intercambio de experiencias para tí y para otras personas que estén pasando por cambios similares. Compartir historias puede ser de ayuda y hacerte que la gente te apoya.

an image of 3 mobile screens of the Clue app

Descarga Clue app para hacerle seguimiento de la duración y los cambios de tu ciclo.

  • Descargar la aplicación de Clue en la App Store
  • Descargar la aplicación de Clue en la Play Store

4.8

Ilustración de una calificación de cinco estrellas

más de 2M+ calificaciones

Kat, una antigua practicante de Clue, nos compartió su experiencia personal de esperar su primer periodo:

"La menstruación puede ser frustrante, caótica y a veces simplemente dolorosa, sin embargo, yo estaba impaciente por tener la mía. Cuando tenía 9 años, mi madre me enseñó sobre la regla, pero recalcó que yo no debería esperar la mía pronto, ya que ella tuvo la suya más tarde de lo usual. Aún así yo estaba segura de que ese no sería mi caso.

Una vez cuando tenía 10 años me desperté a mitad de la noche para ir al baño, miré hacia abajo y finalmente ¡una manchita de sangre! ¡se acabó la espera, ya era una persona mayor, lista para cualquier reto! Corrí al final del pasillo para decirle a mi mamá, quien me dio una toalla sanitaria con cara de estar poco convencida. Esa noche estaba demasiado emocionada para poder dormir, sabiendo que podría contarle a mis amigas la mañana siguiente. Ya podrán imaginar mi desesperación al percatarme después que no había el más mínimo rastro rojo, sólo una pequeña cortada en la parte superior de mi muslo. Falsa alarma.

A través de la escuela primaria y secundaria tuve que pasar por varias charlas sobre pubertad, donde recibí numerosas toallas y tampones de mis profesores de educación sexual, "por si acaso." Tuve que ver como todas mis amigas llegaban a la escuela listas para contar los detalles y hablar de como se sentían ahora que eran "una mujer de verdad". Yo aún no estaba tan desarrollada como ellas, pero estaba segura de que ese acontecimiento me haría encajar de nuevo. Pasaron los días, meses, años, vi como todas las demás se desarrollaron, como hablaban de haberse "sincronizado" y como se identificaban mutuamente con sus síntomas. Me sentí excluída.

Un día me percaté que era la única que quedaba. Todas mis amigas y compañeras ya habían experimentado una sensación de la cual yo no tenía idea. Le pregunté a una amiga de un grado arriba del mío si menstruar se sentía como hacer pipí y se rió. Yo estaba asustada e inconsolable, mi mamá intentó animarme diciendo que la regla es algo que de todas formas no querría desear. Le pregunté a la doctora si mi caso era normal y ella me dió un año para confirmarlo.

Un año y medio después, con 14 años 6 meses, mi periodo finalmente llegó. Estaba sola, calmadamente fui al baño de mis papás y tomé una toalla sanitaria. Todo fue mucho menos emocionante que lo esperado, no había pastel, ni felicitaciones o revelaciones profundas, sólo yo y un revestimiento uterino ensangrentado.

Poniendo las cosas en perspectiva, tuve suerte. Deseaba tanto ser parte de un grupo unido por la sangre, que no me tomé el tiempo de apreciar que aún no tenía que preocuparme por tener una reserva de productos menstruales a la mano, o de aprender cómo remover manchas de sangre de mi ropa interior. Simplemente estaba asustada de no ser normal, pero en temas de ciclos menstruales, no existen estándares normales absolutos.

La edad promedio de la primera menstruación (también llamada menarquia) ha estado disminuyendo lentamente durante años. Me hubiera gustado que alguien me hubiera aconsejado ser paciente, valorar mi tiempo sin menstruar y no tener miedo en ser la última en comenzar a sangrar. Tendrás, en promedio, 40 años de tu vida para menstruar, así que un año o dos no harán mucha diferencia.

¿Aún esperas tu primer periodo? Intenta no estresarte mucho por ello, cada quien es diferente. Si te preocupa que tu menarquia prolongada se deba a un problema de salud, o si tienes 15 años y aún no has tenido tu periodo, consulta a tu proveedor de servicios médicos."

Artículo originalmente publicado el 26 de julio de 2017

Aprende sobre tu cuerpo y sobre salud menstrual

Steph de Clue te da la bienvenida al newsletter
¡Hola, soy Steph! Te enviaré historias educativas y entretenidas sobre salud menstrual y compartiré consejos y trucos para sacar el máximo provecho a tu aplicación Clue.

Ilustración de un microscopio

¿Te gusta lo que lees? Ayúdanos a hacer más cosas geniales apoyando nuestros esfuerzos de investigación científica.

También te podría gustar leer:

Artículos populares