X icon button to close sales banner

Red Friday deals are about to flow…

Download the app and create a free account to save on your Clue Plus subscription.

Download on iOS App StoreDownload on Google Play

Foto: Susi Vetter y Benedikt Scheckenbach

Reading time:8min

Cómo usar una copa menstrual

*Traducción: Carolina Tafur

La copa menstrual es un método de recolección de flujo menstrual reutilizable durante tu periodo. Aunque puede parecer abrumador al principio, con un poco de práctica, usar una copa menstrual es una manera fácil, económica y amigable con el medio ambiente de recolectar la sangre menstrual. Que un pedacito de silicona no te intimide. Aquí estamos para ayudarte con instrucciones paso a paso sobre cómo usar una copa menstrual de manera segura, cómoda y efectiva.

Antes de usar una copa menstrual

Primero debes comprar una. Debido a que las copas menstruales vienen en variedad de formas y tamaños, esta tarea puede parecer abrumadora. Pásate por tu farmacia local o busca en línea y mira las opciones que tienes disponibles. Muchos vendedores de copas menstruales ofrecen una variedad de tamaños para personas en etapas de vida diferentes, con cantidad variable de flujo menstrual o anatomía diversa. Por ejemplo: para las personas con un cérvix bajo, una copa más corta puede ser mejor. Las personas que hacen más ejercicio físico pueden sentir que una copa más rígida es mejor para evitar escapes (1). Lee la descripción en la caja o en línea para encontrar la copa menstrual que más se ajuste a tus necesidades.

Haz seguimiento en Clue de todo sobre tu vagina: sangrados, sexo, anticoncepción y secreciones.

  • Descargar la aplicación de Clue en la App Store
  • Descargar la aplicación de Clue en la Play Store
an image of 3 mobile screens of the Clue app

Cómo limpiar y desinfectar tu copa menstrual

Es importante desinfectar tu copa menstrual antes de comenzar a usarla (y después de que se acabe el periodo). Esto se puede hacer de manera rápida en casa: simplemente agarra una olla, pon la copa menstrual adentro, vierte agua hasta que la copa no toque el fondo de la olla y pon la olla sobre la estufa. Hierve la copa menstrual durante cinco minutos y ya está. Retira la copa menstrual de la olla y deja que se enfríe completamente antes de ponértela (2).

No tienes que desinfectar la copa cada vez que te la quites durante tu periodo para vaciarla: simplemente enjuágala con agua tibia y un jabón suave. Asegúrate de limpiar los huequitos, justo debajo del borde de la copa menstrual. Estos son los responsables de hacer succión para que la sangre no se escape.

Cómo ponerse una copa menstrual

1. Limpiar

Antes de ponerte una copa menstrual, asegúrate de limpiarla (y desinfectarla, si es el inicio de un ciclo nuevo). Lávate las manos con agua tibia y jabón. Si tus uñas son largas y con filo, considera cortártelas, ya que la inserción con uñas largas puede ser más difícil.

2. Doblar

Dobla la copa menstrual para que la boca amplia de la copa sea más pequeña para la inserción. Hay varias maneras de hacer esto:

  • Doblez en C (doblez medio o en U): Dobla el borde superior de tu copa menstrual a la mitad, para crear una forma en C o U cerrada.

  • Doblez hacia abajo (doblez de punta o tulipán): Dobla un lado del borde hacia abajo y adentro de la copa, creando una punta angosta.

3. Insertar

Encuentra una posición cómoda. Prueba sentarte en el inodoro, de pie o de cuclillas. Mientras sostienes la copa menstrual doblada en una mano, usa tu mano libre para abrir tus labios vaginales. Ubica la abertura vaginal e inserta lentamente tu copa menstrual en dirección hacia tu coxis. Procura mantener el doblez de la copa menstrual mientras la insertas.

4. Abrir

Cuando ya no puedas mantener el doblez de la copa, deja que se abra en tu vagina y sigue empujándola desde la base. Empuja con cuidado la copa menstrual hasta que el extremo no se vea saliendo de la abertura vaginal. No la empujes tanto que no puedas coger el extremo de la copa.

5. Rotar (opcional)

Una vez puesta, algunas instrucciones sugieren rotar la copa menstrual para asegurar que esté sellada y asegurada. Para hacer esto, toma la base (no el extremo) de la copa menstrual y rótala completamente (3, 4).

6. Verificar

Si no sabes si tu copa se abrió completamente, intenta introducir un dedo siguiendo la pared de tu vagina hasta encontrar el borde de la copa menstrual. Sigue el borde con tu dedo para asegurarte de que esté totalmente abierto. Para asegurarte de que tu copa menstrual esté bien puesta y abierta, toma el extremo y hala con cuidado. Deberás sentir algo de resistencia o presión de succión.

7. Usar

Una vez te hayas asegurado de que tu copa menstrual está bien puesta, puedes seguir con tu rutina y usarla hasta por 12 horas. Algunas personas usan un protector o cargan con una toalla o tampón extra, en caso de fugas. Acostumbrarse a una copa menstrual puede tomar algunas semanas, de modo que si no lo logras al principio, inténtalo de nuevo y sigue intentando. Puede tomar un par de intentos, pero vale la pena (2-4).

Cómo retirarse una copa menstrual

  1. Limpiar: Lávate las manos con agua tibia y jabón.

  2. Pujar: Encuentra una posición cómoda, sentada en el inodoro o de cuclillas. Usando tus músculos abdominales, puja como si fueras a evacuar. Esto ayudará a empujar la copa menstrual hacia afuera de tu vagina para que sea más fácil cogerla.

  3. Pellizcar la base de la copa para romper el vacío: Hala el extremo con cuidado para sacar la copa por la vagina hasta que puedas alcanzar la base de la copa menstrual. Pellizca la base de la copa para romper el sello de succión y así poder retirar la copa con facilidad.

  4. Halar: Algunas personas simplemente halan la copa del extremo, pero esto puede ser incómodo y te puedes ensuciar. Evita esto halando de la base mientras la pellizcas. Esto te da mayor control al sujetar la copa (menos sangre en tus manos) y también mantiene el borde de la copa ligeramente doblado, haciendo que el diámetro sea más angosto y más cómodo de retirar.

  5. Vaciar: Si quieres conocer el volúmen de la sangre menstrual que recogiste, mira tu copa. Algunas vienen con indicaciones de medidas de volumen en los lados, pero si no, revisa el empaque de la copa para saber qué tanto volumen puede contener. Una vez hayas terminado, vierte tu sangre menstrual en el inodoro.

  6. Limpiar y volver a poner: Lava tu copa en el lavamanos con agua tibia y jabón, y asegúrate de limpiar los huequitos alrededor de los bordes. Póntela nuevamente y listo (2-4).

¿Tienes problemas? Aquí tienes algunos consejos y trucos que te pueden ayudar.

Descubre tu cuerpo

Para usar una copa menstrual, es necesario que conozcas tu vulva y vagina, especialmente si hace poco comenzaste a menstruar. Usa tus dedos para encontrar la abertura vaginal. Si nunca te has visto la vulva, usar un espejo puede ser útil.

Explora tu vagina y la dirección que tiene. Intenta insertar un dedo dentro de tu vagina para saber qué tan larga es y tratar de encontrar tu cérvix. El cérvix se encuentra al final de la vagina y debe sentirse firme y redondo, como la punta de tu nariz. Notarás que las paredes de tu vagina son suaves, húmedas y se mueven con facilidad cuando se aplica presión para crear espacio.

Lubricación

¿Estás teniendo dificultades para ponerte la copa menstrual? Intenta usar algo para ayudarte a lubricar la inserción. Usar agua o un lubricante a base de agua alrededor de la boca de la copa puede ayudar. Tu propia sangre menstrual también puede servir de lubricante natural, por lo que si estás intentando ponerte una copa menstrual por primera vez en otro momento de tu ciclo, puede ser más difícil (4).

Fugas

Desafortunadamente puede haber escapes al usar una copa menstrual, pero no es la regla. Primero, asegúrate de que el tamaño de tu copa sea el adecuado para tu edad y el número de embarazos que hayas tenido. Si haces mucha actividad física, una copa más rígida puede ser mejor.

Segundo, asegúrate de que la copa se esté abriendo dentro de tu vagina. Puedes verificar esto halando suavemente del extremo. Si hay resistencia o sientes presión de succión, tu copa menstrual está bien puesta. Si no sabes si tu copa se abrió completamente después de haberla doblado, intenta introducir un dedo siguiendo la pared de tu vagina hasta encontrar el borde de la copa menstrual. Sigue el borde con tu dedo para asegurarte de que esté totalmente abierto. Si quieres tener certeza de que la copa está fija en su lugar, dale una rotación completa cuando está abierta dentro de tu vagina: simplemente coge la base de la copa y gírala lentamente.

Ten en cuenta la profundidad de inserción: ¿qué tan adentro te estás poniendo tu copa menstrual? El extremo debe estar justo pasando la abertura vaginal. Finalmente, asegúrate de que los huequitos alrededor del borde de la copa menstrual estén limpios y sin ningún rastro de sangre menstrual vieja.

Descarga Clue para monitorear tu periodo y el uso de tu copa menstrual.

una ilustración de la flor de Clue
una ilustración de la flor de Clue

Sincronízate con tu ciclo y descarga la aplicación de Clue hoy.

También te podría gustar leer:

Artículos populares

una ilustración de la flor de Clue
una ilustración de la flor de Clue

Sincronízate con tu ciclo y descarga la aplicación de Clue hoy.