Foto de un rollo de papel higiénico.

Ilustración: Marta Pucci

Dieta y ejercicio

La digestión y tu ciclo: la verdad sobre las cacas y el periodo

¿Cómo cambia tu digestión durante el periodo?

by Jen Bell, and Sarah Toler, DNP, CNM Reviewed by Amelie Eckersley, and Hope Hunt, DNP, CNM
  • Comparte este artículo en Twitter
  • Comparte este artículo en Facebook
  • Comparte este artículo por WhatsApp

*Traducción: Kenny Rafael Delgado Arismendi

¿Te ha pasado alguna vez que todo lo que comes durante el comienzo de la menstruación parece alterar tu estómago? ¿Te parece que los gases son especialmente problemáticos justo antes de la menstruación? ¿O notas una distensión abdominal que no puede explicarse por tu alimentación? No todo está en tu cabeza: tu sistema gastrointestinal, o tu estómago e intestinos, está influenciado por tu ciclo menstrual y puede afectar a tu digestión y a tus heces (caca). Hablemos de los motivos y los mecanismos relacionados con los cambios gastrointestinales durante el ciclo menstrual.

La caca de la regla es un fenómeno real

Es más probable que oigas hablar de los calambres del periodo o de la fatiga menstrual cuando la gente habla de sus problemas con el periodo, pero la digestión también puede cambiar a lo largo del ciclo y ser incómoda para algunas personas. Las mujeres y las personas con ciclos suelen manifestar dolor abdominal, diarrea, indigestión, estreñimiento y reflujo en torno a la época de la menstruación, sobre todo el primer día de sangrado (1, 2). Las personas que padecen el síndrome del intestino irritable (SII o IBS, por sus siglas en inglés) pueden tener un malestar gastrointestinal agravado, antes y durante la menstruación (3).

Descarga Clue app para hacerle seguimiento de la duración y los cambios de tu ciclo.

  • Descargar la aplicación de Clue en la App Store
  • Descargar la aplicación de Clue en la Play Store
an image of 3 mobile screens of the Clue app

Unas sustancias químicas llamadas prostaglandinas pueden causar diarrea menstrual

La menstruación se produce debido al proceso normal de inflamación localizada en el útero (4). Esta inflamación ayuda a que se rompa el tejido que llamamos revestimiento endometrial (4). A medida que el tejido se descompone, sale por la vagina en forma de la hemorragia que llamamos regla (4, 5).

¿Cómo funciona esto? La hormona reproductiva progesterona es antiinflamatoria (4). Esta hormona disminuye a medida que se acerca la menstruación, activando un estado inflamatorio natural en el útero (4, 5). Los mensajeros químicos proinflamatorios llamados prostaglandinas actúan entonces sobre el útero (4, 5). Esto dispara la aparición de unos glóbulos blancos llamados leucocitos que se activan, ayudando a la descomposición del tejido (4). Entonces se produce el periodo.

Cuando el cuerpo libera estas prostaglandinas, estimulando la contracción del útero, el revestimiento endometrial se desprende del útero. Se cree que estas prostaglandinas, combinadas con un fuerte descenso de las hormonas ováricas estrógeno y progesterona, son las responsables de los cambios gastrointestinales antes y durante la menstruación (6). Este fenómeno se debe a que las prostaglandinas también pueden actuar sobre el tejido intestinal cercano, causando inflamación (6).

No todo el mundo puede notar este cambio en los patrones de las heces. Un estudio reveló que alrededor del 50% de las personas con síndrome del intestino irritable u otros trastornos intestinales experimentan un cambio en los hábitos intestinales en torno a la época de la menstruación. En comparación, sólo un tercio de las personas sin trastornos intestinales experimentaron un cambio en la digestión relacionado con la menstruación (7). Esto significa que no todo el mundo experimenta diarrea u otras molestias gastrointestinales durante la menstruación. Si una persona ya vive con molestias intestinales, es más probable que tenga cambios en la digestión en torno a la menstruación (3, 7).

Podrías prevenir la inflamación premenstrual y la diarrea del periodo evitando ciertos alimentos

No hay muchas investigaciones sobre cómo tratar el tipo específico de molestias estomacales que acompañan a la menstruación. Como regla general, cuando se tiene diarrea, es bueno beber mucho líquido para reponer el que se pierde a través de las heces (8). Tomar y/o beber sal puede ayudar, por lo que puedes probar con sopas, galletas saladas o bebidas para deportistas (8). Evita los productos lácteos, los refrescos y los zumos, así como todo lo que normalmente te altera el estómago (8). Si la diarrea del período u otros cambios gastrointestinales duran más de un par de días, hable con tu médico (8).

Si tienes problemas digestivos mensuales en la época de la menstruación, una opción es hablar con un profesional de la salud sobre la posibilidad de empezar a utilizar un método anticonceptivo para "saltarte" la menstruación, como las píldoras anticonceptivas orales, el DIU, la inyección o el implante.

Haz seguimiento de tu digestión a lo largo del ciclo

Hacer un seguimiento de tu digestión puede ayudarte a mantener una visión general de las experiencias gastrointestinales a lo largo del ciclo. Informar de memoria al médico sobre tus experiencias y molestias a menudo no termina siendo un reflejo de tu estado de salud real. Hacer un seguimiento de la dieta y las experiencias diarias y durante un periodo de tiempo más largo te ayudará a ti y a tu médico a analizar los distintos patrones. ¿Cuándo hay cambios en las heces o cuándo empeora el dolor abdominal? ¿Existe una relación entre el ciclo menstrual, los niveles de estrés y los hábitos alimentarios?

Como cada persona es diferente, Hacer seguimiento de tu ciclo y cambios en tu estómago es esencial para obtener la mejor visión de tus patrones específicos

Cuando conozcas mejor tus patrones individuales, podrás anticipar cuándo durante tu ciclo puedes esperar diarrea o dolor abdominal, y tomar medidas para aliviar tus molestias.

Si continúas con el seguimiento mientras ajustas tus hábitos alimenticios o tu actividad física, obtendrás información inmediata sobre si estos cambios mejoran realmente tus experiencias con el periodo.

una ilustración de la flor de Clue
una ilustración de la flor de Clue

Haz seguimiento con Clue para saber cómo tu digestión y tus heces se ven afectadas por tu ciclo menstrual.

También te podría gustar leer:

Artículos populares