Ilustración: Karin Friedmann

Periodos más allá del género

Disforia de género y tu ciclo menstrual

Cuando no eres mujer, tener el periodo puede ser incómodo o causar ansiedad

por Jen Bell, Former Writer at Clue
  • Comparte este artículo en Twitter
  • Comparte este artículo en Facebook
  • Comparte este artículo por WhatsApp

*Traducción: Lina Bembe

La disforia de género es una sensación de angustia o sufrimiento que una persona experimenta cuando su anatomía no coincide con su identidad de género. Cuando no te identificas como mujer y tienes tu periodo es posible sentir incomodidad y angustia, especialmente porque muchas personas equiparan la menstruación con feminidad. Así como no todas las mujeres menstrúan, no todas las personas que menstrúan se identifican como mujeres.

Contactamos a personas trans y no binarias que usan Clue y les preguntamos sobre sus experiencias durante el ciclo menstrual. Estos son sus pensamientos sobre disforia de género y menstruación:

"Normalmente me visto de manera más masculina. Prefiero usar tampones, porque así no tengo recordatorios visuales de que sangro." - Anónimo

"Yo normalmente disocio para escapar de la disforia. También me fajo el pecho regularmente cuando salgo de casa y en ocasiones mi apariencia andrógina y pecho aplanado me ayuda." - Sam

"Hay veces que no me siento "suficientemente trans," porque la disforia del periodo se siente como una experiencia muy común entre personas trans masculinas. En mi caso, yo siento disforia en cuando a mi apariencia física y percepción social, pero mis funciones corporales no me molestan." - Grey

Todas las personas tienen experiencias y necesidades diferentes. Lo que ayuda a una persona podría empeorar las cosas para otra. No todas las personas trans o no binarias sienten disforia cuando menstrúan, así como no todas las personas trans desean hacerse cirugías o tomar hormonas. Solo tú puedes saber y decidir lo mejor para tí, no obstante, si sufres de disforia de género durante el ciclo menstrual, estos consejos podrían ayudarte:

Encuentra los productos menstruales más adecuados.

¿Prefieres evitar la sección rosa y floral del supermercado? Las toallas higiénicas reusables o la copa menstrual pueden ser una buena opción. Si tu flujo es moderado, las copa sólo se necesita cambiar dos veces al día. Las toallas no necesitan ser insertadas, y si usas las reutilizables, puedes incluso cambiarlas silenciosamente, sin el sonido "delator" de los envoltorios de las desechables. También puedes comprar, o bien hacer tus propios boxers adaptables a las toallas. pad-friendly boxer briefs. Si las típicas toallas higiénicas y tampones se adaptan a tus necesidades, puedes pedir a une amigue que las compre por tí, también puedes comprarlas en línea, o incluso crear tu propio juego y pretender comprarlas para alguien más. Prueba diferentes productos y ve cual te hace sentir más cómode.

Alivia el dolor.

Es posible lidiar con los cólicos usando una bolsa de agua caliente o compresa de calor, tomando analgésicos, o bien tomando una ducha o baño caliente. Comer chocolate o masturbarse son otros remedios populares. Hacer estiramientos o ejercicio puede aliviar el dolor y estimular tus endorfinas.

Busca afirmación.

En los días más difíciles de tu ciclo, o cada que sientas disforia, intenta decir o hacer cosas que afirman cómo te identificas, como ponerte tu ropa favorita. Usar prendas que te hagan sentir bien y que afirmen tu identidad de género puede hacer una diferencia enorme, lo mismo puede ser fajarse el pecho (usar una faja o binder para aplanar el pecho) o usar *packers* (prótesis o rellenos en la ropa interior para dar la apariencia de tener pene).

> "Yo uso el binder en casa y me pruebo diferentes prendas. A veces me ha pasado que salgo a caminar, choco con alguien accidentalmente y me dicen "¡perdón amigo!" Eso siempre se siente bien." - Anónimo

Pide ayuda.

Comparte tus sentimientos y busca apoyo de otras personas trans para recordarte que no solo tu pasas por esto. También puedes comunicarse con amigos cisgéneros de confianza, un familia o un terapeuta. Además, también puedes escribir en un diario personal o blog, acurrucarte con una mascota, escuchar música que te haga sentir bien, o hablar anónimamente con alguna línea de ayuda LGBTQIA. Recuerda que así como tener pezones no convierte a nadie en madre, tener el periodo no te hace mujer. Las personas de todos los géneros pueden tener, o en efecto, tienen periodos.

Detén tu regla.

Es posible frenar o reducir la frecuencia y flujo de tu menstruación usando anticonceptivos hormonales. Estos pueden ser en forma de pastillas, la inyección Depo-Provera, implante hormonal, anillo vaginal o DIU hormonal. Para algunas personas el uso de testosterona detiene la menstruación, pero hay quienes continúan teniendo periodos o manchados hasta meses después de haber iniciado el tratamiento.

Una manera más permanente de detener tu periodo es a través de una histerectomía (la remoción quirúrgica del útero), aunque puede ser díficil encontrar doctores dispuestos a hacerlo, así como seguros médicos que cubran este tipo de procedimiento. Habla con tu proveedor de servicios médicos para encontrar la mejor solución para tí.

Dales un nombre.

Quizás quieras llamarlos "brovarios" en vez de ovarios, o prefieras usar términos científicos. Usa los nombres que mejor funcionen para tí. La menstruación no es un "tema de mujeres", es un asunto de las personas que menstrúan. Ni los cuerpos, ni las partes corporales tienen que tener necesariamente un género, mejor digamos "personas con periodos" o "personas que menstrúan." ¡Así de simple!

"Yo no veo la necesidad de usar un lenguaje codificado. Normalmente digo "me estoy muriendo". Así se manifiesta mi humor fatalista." - Anónimo

En la app Clue hacemos lo mejor a nuestro alcance para conservar la neutralidad de género, pero en parte de nuestro marketing aún usamos el término "femenino", para describir lo que hacemos y ser accesibles a las personas no familiarizadas con la evolución del lenguaje en torno a la menstruación y el género.

Trátate con afecto.

Evites demasiada presión en resolver todos estos problemas de inmediato: concéntrete en una cosa a la vez. Crecer en una sociedad que se ajusta a los géneros binarios nos hace sentir que los géneros son intrínsecos a las partes de nuestros cuerpos. Lleva tiempo cambiar este condicionamiento social que nos trajo aquí, así que tengas paciencia cuando tratar de estos problemas.

Recuerdes siempre que el ciclo menstrual no es femenino ni masculino, y que la menstruación no te convierte en hombre o mujer. Es solo una cosa sobre nuestro cuerpos, y eso está bien.

Monitorea.

¿Quieres saber si tu disforia fluctúa durante ciertos puntos de tu ciclo? ¿Empezaste con, o cambiaste de medicación hormonal y quieres mantener un registro de cambios en el sangrado, cólicos o ánimos? Descarga Clue y empieza a monitorearte hoy mismo.

Una mano sujetando un teléfono con la aplicación de Clue abierta

Descarga Clue app para hacerle seguimiento de la duración y los cambios de tu ciclo.

Ilustración de una calificación de cinco estrellas

4.8

más de 2M+ calificaciones

Ilustración de una calificación de cinco estrellas

4.8

más de 2M+ calificaciones

Este artículo fue revisado el 14 de mayo de 2020.

An illustration of a heart

¿Te gusta lo que lees? Ayúdanos a hacer más cosas geniales apoyando nuestros esfuerzos de investigación científica. Donate now

También te podría gustar leer:

Artículos populares