El torso, los brazos y las piernas de una persona que solo usa bragas manchadas con sangre menstrual, con una mano dentro de las bragas.

Illustración: Marta Pucci

Placer

Masturbarse durante el periodo

*Traducción: Carolina Tafur

La masturbación (es decir, la autoestimulación que tiene como fin el placer sexual) es un comportamiento normal y placentero que puede llevar al orgasmo.

Con frecuencia el primer orgasmo de una persona sucede a través de la masturbación, la cual puede ser una buena manera de explorar tu cuerpo y tus deseos. Asimismo, la masturbación puede ayudarte a sentir más comodidad al expresar tus necesidades a una pareja sexual.

Desafortunadamente, los tabúes acerca de la masturbación pueden hacer que la gente sienta vergüenza cuando lo hace. Si no te haces daño o a otras personas, la masturbación es completamente segura y normal. No hay evidencia científica de que se deba evitar comportamientos sexuales durante la menstruación.

an image of 3 mobile screens of the Clue app

Descarga Clue app para hacer seguimiento a tu apetito sexual y emociones

  • Descargar la aplicación de Clue en la App Store
  • Descargar la aplicación de Clue en la Play Store

4.8

Ilustración de una calificación de cinco estrellas

2M+ calificaciones

No hay nada “sucio” o obsceno en la sangre del periodo.

Contrario a las percepciones tabú, en realidad hay ventajas de masturbarse durante el período. Algunas mujeres, incluso, notan mayor excitación durante el periodo (1, 2), por lo que puede ser un buen momento para las actividades sexuales. La investigación afirma que las endorfinas que se liberan durante el orgasmo pueden ayudar a aliviar los cólicos menstruales y el estrés en algunas personas (3, 4).

Sin embargo, también está bien si no tienes ganas de ningún tipo de actividad sexual durante tu periodo–cada persona es única. Pero si quieres masturbarte durante tu período, aquí hay algunos consejos:

La lubricación ayuda

Tocar, masajear o hacer presión sobre tus genitales con tus dedos o con un objeto, como un juguete sexual, puede ser sexualmente satisfactorio y llevar al orgasmo.

El flujo de la excitación y un lubricante sexual pueden hacer de la masturbación una experiencia más suave y placentera. Tu sangre menstrual también puede ser un lubricante natural. Pero antes de empezar, asegúrate de lavarte las manos y/o los objetos que utilices para prevenir posibles infecciones.

Masturbarse usando un tampón o una copa menstrual

Te puedes masturbar incluso si estás usando un tampón o una copa menstrual. Debido a que el tampón o la copa menstrual pueden estar absorbiendo el fluido que suaviza el proceso, usar un lubricante puede ayudar si estás experimentando descamación o irritación de la piel.

Encuentra tus mejores puntos de estimulación

Prueba estimular directamente el clítoris, los pezones y/u otras partes de la vulva. El clítoris es la fuente principal del placer sexual femenino y se encuentra arriba de la uretra y el canal vaginal (5–7).

La estimulación anal también puede ser agradable, pero es importante tener en cuenta que las bacterias de tu recto pueden causar infecciones uretrales o vaginales. Por eso, si quieres poner en tu vagina algo que ha estado en tu trasero, lávalo antes o ponle un condón. Lavar y ponerle condones a los juguetes sexuales son prácticas adecuadas para la prevención de infecciones (así como de ITS, si estás compartiendo juguetes con una pareja sexual nueva o que no se haya hecho los exámenes correspondientes) (8).

Si no estás usando un tampón o una copa menstrual, puedes probar la estimulación vaginal (recuerda: la vulva es el conjunto de todos tus órganos genitales externos, mientras que la vagina es el canal que conecta el útero con la vulva). Descubre qué se siente bien para ti. Si estás introduciendo dedos en tu vagina, mantén a la mano pañuelos, en caso de que tengas que limpiar cualquier rastro de sangre menstrual.

Evita las manchas

Si estás sangrando mucho y te preocupan las manchas, puedes intentar poner una toalla debajo de ti o masturbarte en la ducha. La estimulación con el flujo de una corriente de agua (por ejemplo, con el cabezal de la ducha), también puede ser agradable, pero nunca pongas el chorro dentro de tu vagina.

Nunca se debe lavar el interior de la vagina con agua ni jabón (práctica conocida como “ducha vaginal”). Estas duchas pueden alterar los niveles del pH vaginal natural y la flora vaginal, lo que puede provocar infecciones (9–11). La vagina se limpia a sí misma al tener su población residente de bacterias saludables y generar secreciones.

Tenga en cuenta los riesgos

Si te estás masturbando con una pareja (masturbación mutua) y se están tocando los genitales recíprocamente, puede haber un riesgo de embarazo. Eso pasa si algo de semen entra en la vagina y estás en tus días fértiles. Sin embargo, estudios han encontrado que la probabilidad de estar en tus días fértiles durante los primeros dos días de tu periodo es cercana a cero y puede incrementar alrededor de un 2% en el cuarto día (12).

También existe la posibilidad de contraer una ITS, especialmente si estás con una pareja nueva o que no se haya hecho los exámenes correspondientes. El uso de condón reduce el riesgo de embarazo e ITS.

Conclusión

La masturbación es una practica sexual normal y placentera que puede llevar al orgasmo. Deberías poder sentirte a gusto de buscar placer en cualquier momento de tu ciclo—incluso o especialmente durante tu periodo.

¿Notas una excitación mayor durante tu periodo? Hazle seguimiento a tu deseo sexual y a tu sangrado aquí con el Clue app.

Artículo originalmente publicado el 30 de enero de 2018.

An illustration of a hand pressing a button

Let's support one another.

and champion menstrual health together. Make an impact today in one click.

An illustration of a hand pressing a button

Una toalla con una mancha de sangre.

Sexo

Sexo durante el periodo: todo lo que debes saber

La creencia de que se debe evitar todo comportamiento sexual durante el periodo es infundada.

Artículos populares