Ilustración: Marta Pucci

LGBT+ Voces

Cómo se siente tener tu periodo cuando eres trans

por Jen Bell, Ex-Escritora de Clue
  • Comparte este artículo en Twitter
  • Comparte este artículo en Facebook
  • Comparte este artículo por WhatsApp

*Tradução: Carolina Tafur

La menstruación no es solo una “cosa de mujeres”. Los periodos pueden ser fastidiosos, especialmente si tienes disforia de género o una enfermedad como SOP o la endometriosis. Le preguntamos a hombres trans y personas no binarias cómo se sienten acerca de sus periodos.

“Me gusta todo del cuerpo con el que nací, excepto por el hecho de que tiene un órgano que sangra regularmente.”

Mis periodos se demoran una semana y por lo menos durante tres de esos días, me dan cólicos debilitantes, a tal punto que me quedo en cama, temblando con escalofríos y solo quiero comer papitas de sal y vinagre.

Cuando me llega el periodo, la disforia es peor: no puedo ignorar el hecho de que tengo una vagina. Para mí los aspectos emocionales de la menstruación son tan reales y horribles como los síntomas físicos.

Me gusta todo del cuerpo con el que nací, excepto por el hecho de que tiene un órgano que sangra regularmente. Tengo la suerte de que nada más de mi cuerpo me hace sentir disforia. Siento un profundo agradecimiento por eso: tres semanas de cada cuatro. Pero detesto que mi periodo regularmente haga añicos la ilusión de que mi cuerpo tiene género neutro. Odio que haga inmediatamente obvio mi género asignado al nacer para cualquiera que se moleste en mirar un calendario. Me hace sentir visible de una manera desagradable, incluso cuando nadie hace ningún comentario al respecto. —B, 24

“Trato de ocultarlo y pretender que no tengo nada”

Mi periodo arruina completamente mi estado de ánimo y a menudo causa ideas suicidas, debido a la manera tan fuerte como intensifica mi disforia de género. Trato de ocultarlo y pretender que no tengo nada, ni siquiera un útero. Es tan estresante porque muchas personas se niegan a verme como el género que ya soy. Si supieran que menstrúo, nunca podría ganar su respeto y reconocimiento.

Experimento disforia en relación con mis órganos reproductivos más que cualquier otra cosa, excepto mi cara. Es lo que más duele, física y emocionalmente, cuando se trata de mi cuerpo.

¿Qué me gusta de ser una persona trans que menstrúa? Casi nada. Aunque sí me gusta bromear acerca de hacerme sacar el útero como un experimento. No me gusta como mi periodo me hace sentir y como hace que la sociedad me vea. — Vin Tanner, @hologramvin, nonbinary, trans, lesbian, 20, Seattle, United States

“No me gusta que la gente use la menstruación como una manera de demarcar la femineidad”

El primer día de mi periodo, tengo que recostarme tanto como es posible debido a los cólicos. A veces también me dan fuertes dolores de cabeza y de espalda. Me siento débil e indiferente toda la semana.

No siempre experimento disforia de género relacionada con mi ciclo menstrual. Dicho esto, me gustaría arrancarme el útero completamente porque me recuerda que existe, no solo durante mi periodo, sino también durante la ovulación. También tengo quistes que causan un dolor punzante.

Me pregunto si hay alguien, independientemente del género, que disfrute menstruar. A mí me gusta revisar las etiquetas sobre el periodo en las redes sociales para encontrar memes y personas con quién sentir lástima: una sinfonía de personas unidas, quejándonos de los sangrados, cólicos, dolores, altibajos emocionales, y chocolate, por alguna razón. Normalmente me dan antojos de sushi o cualquier cosa que me pueda meter rápido a la boca.

No me gusta que la gente use la menstruación como una manera de demarcar la femineidad. Sangras =/= eres una mujer. Así no funciona, incluso si eres cisgénero o lo que sea. No todas las mujeres cis tienen un periodo. Es una lógica fundamentalmente errada. Mi tía se hizo quitar ambos senos y recientemente se hizo quitar el útero y los ovarios, y teme no ser más una mujer. Usar órganos, partes o cualquier otra medida arbitraria para definir a una persona le hace daño a todo el mundo. —Fallon, no-binario, bi hasta la médula, [Fallon nos pidió añadir: divertid@ and encantador/a] 27

“¡Puedo tener bebés! ¡Yay!”

Mi periodo dificulta las actividades cotidianas. Todo se vuelve abrumador fácilmente. Tengo un SPM severo y mi disforia de género empeora. ¿Qué me gusta de ser una persona trans no binaria que menstrúa? ¡Puedo tener bebés! ¡Yay! Lo que no me gusta sobre todo es no poder vendarme ya que mis senos se ponen sensibles y los cambios de estado de ánimo. La menstruación como tal está bien. —Anónimo, no-binario, trans, queer, 19, Riad, Arabia Saudita

“La menstruación es un recordatorio de que mi cuerpo nunca será como lo quiero”

Mi periodo no afecta mucho mis actividades diarias, pero me causa dolor, entonces tengo que hacer un esfuerzo. Padezco de disforia durante mi periodo y, además, tengo que usar ropa interior "femenina" para usar toallas, lo cual empeora mi disforia. (La sola idea de los tampones me causa disforia). Me gusta la solidaridad emocional que recibo de otras personas trans que menstrúan. Pero por otro lado, hay muchas cosas que no me gustan de tener un periodo: no tengo un pene. Tengo la capacidad de quedar en embarazo, una experiencia que me haría sentir terrible; mientras que las mujeres trans no pueden, incluso si así lo desean. La menstruación es un recordatorio de que mi cuerpo nunca será como lo quiero y tengo que vivir con eso. —Noam, no-binario, trans, 16, París, Francia

“Es un recordatorio de las decisiones incontrolables que toma mi cuerpo sin mi aprobación”

Cuando tengo mi periodo siento que no puedo hacer NADA. Solía querer usar T [testosterona] para detener mi periodo. Es un recordatorio de las decisiones incontrolables que toma mi cuerpo sin mi aprobación.

No hay absolutamente nada que me guste de que me llegue el periodo. Especialmente me disgusta la idea de que esto va a seguir ocurriendo por la mayor parte de mi vida, a menos que tome acción para detenerlo. —Anónimo, no-binario, lesbiana, 22, Washington D. C., EE.UU.

“Debido a la disforia, usualmente digo que estoy enfermo cuando me llega el periodo”

Cuando estaba en el colegio, me iba a casa con fiebre cada vez que me llegaba el periodo. Incluso antes de ser trans, no me gustaba nada de tener un periodo—sobre todo por los cólicos debilitantes. Ahora las cosas que más me disgustan son la disforia inferior y la forma como la menstruación es descrita como una “cosa de mujeres”, a pesar de que muchas personas que no son mujeres tienen que pasar por eso (y muchas mujeres no lo experimentan).

Debido a la disforia, usualmente solo digo que estoy enfermo cuando me llega el periodo. Me preocupa que esto sume al estigma de no hablar sobre el periodo en público, pero al mismo tiempo las personas trans ya enfrentamos demasiado escrutinio e invasión de la privacidad sobre nuestros genitales. Decirle “estar enfermo” alivia mi disforia y evita las preguntas entrometidas. —Anónimo, no-binario, trans, bisexual, 22, Fort Worth, EE.UU.

“Tengo miedo de hablar sobre eso, excepto con amigos cercanos”

Se siente raro cargar con toallas porque solo pensar sobre periodos me causa disforia para actuar. Solo noto mi disforia inferior cuando me llega el periodo, debido al dolor constante en mi región pélvica. También hace que mi pecho se ponga más sensible, lo cual hace más problemático el vendaje.

No hay nada que me guste de tener un periodo. Sin la menstruación, no tendría dolor, el mugrero de sangre, [la necesidad de comprar] productos menstruales o preocupaciones sobre anticoncepción. Si no tuviera periodos, no tendría tanta disforia. Creo que la peor parte es que tengo miedo de hablar sobre eso, excepto con amigos cercanos. Si me quejo de mis síntomas en línea, siento que mucha gente me adjudica un género equivocado en sus cabezas.

Me parece mucho más fácil lidiar con la disforia relacionada al periodo cuando puedo predecir cuándo es más probable que sangre. Tener una aplicación de seguimiento del periodo sin género, hace que este sufrimiento sea mucho más fácil de llevar. —Anónimo, agénero, trans, bisexual, 19, Waterloo, Canadá

an image of 3 mobile screens of the Clue app

Haz seguimiento de su ciclo menstrual todos los meses con Clue app

  • Descargar la aplicación de Clue en la App Store
  • Descargar la aplicación de Clue en la Play Store

4.8

Ilustración de una calificación de cinco estrellas

más de 2M+ calificaciones

“¿Quién va a lavar una copa menstrual en el lavabo del baño de hombres?”

Mi periodo me afecta considerablemente, especialmente cuando es abundante o si los cólicos son fuertes. Puede ponerme de mal humor, irritable, pálido, con antojos de chocolate, etc. Sin mencionar que puede llegar cuando estoy en algún lugar trabajando, lo que significa que no tengo acceso inmediato a un sanitario, un lavabo, una caneca de basura, etc. En la mayoría de lugares, es muy difícil encontrar canecas sanitarias en los baños de hombres. Además, ¿quién va a lavar una copa menstrual en el lavabo del baño de hombres? Nadie.

Tengo disforia en diferentes partes de mi ciclo. Cuando estoy ovulando puedo lanzar mis fluidos a través del cuarto como una telaraña de Spiderman, lo cual, tristemente, no es tan genial o útil. Cualquier momento en que me siento demasiado húmedo ahí abajo me causa disforia, pero la marea roja es lo peor, y es un recordatorio obvio y muy visual de que “no eres como la mayoría de los hombres”, de que eres sucio, incapacitado y complicado. Y también debes meterte cosas ahí arriba.

Todavía tengo pesadillas sobre toallas sanitarias de cuando tenía que usarlas en el colegio y los niños comentaban que podían oir el crujir del empaque, entonces sabían que te había llegado [el periodo]. Recuerdo dejar manchitas rojas en las sillas cuando la cosa estúpida filtraba en clase, y en general la falta de higiene en los baños del colegio, lo cual quería decir que no había jabón, ni canecas, ni ayuda en caso de accidentes. Los tampones eran un mal necesario y me tocó aprender a usarlos, a pesar de odiar la sensación, el proceso y el asco. Y ni hablar de los tampones con aplicador—esos eran el demonio. Por lo menos al usar mis manos, se sentía como un trabajo de hombres.

Supongo que al menos puedo empatizar con las mujeres cuando surge el tema del periodo. Casi todo lo relacionado con la menstruación me molesta. Siempre me pareció traumático recordar que tengo un cuerpo femenino que sangra todos los meses. Antes pensaba que de pronto no me llegaría el periodo y esperaba que todo fuera un engaño—hasta que finalmente pasó, y me sentí como en una película de terror. Particularmente no me gusta la sensación de un día fuerte, cuando sale un coágulo grande. Ver chorrear de dentro de ti mismo los hilos de sangre fresca es bastante disociante. —Anónimo, cuestionando/explorando ser hombre, trans, queer, 42, Londres, Inglaterra

“Mi disforia empeora en el momento de la ovulación”

He notado que mi disforia empeora en el momento de la ovulación. También empeora a veces cuando tengo el periodo, aunque a veces no pasa. Casi todo, o todo lo relacionado con la menstruación me disgusta y quiero hacerme sacar el útero quirúrgicamente. —Aya, no-binario, demigirl agénero (a veces oscilo hacia géneros más masc), trans, lesbiana, 20, Netanya, Israel

“Me disgusta no poder ser un hombre real por eso, a pesar de saber que no es así”

Últimamente mi periodo me afecta mucho. Entonces tengo mayor disforia, porque me veo obligado a usar el baño de mujeres a pesar de querer usar el de hombres. No tengo una salida para mi disforia, por lo que me la termino tragando.

Realmente no veo lo bueno de tener un periodo. No planeo tener hijos propios y no me aporta nada más que dolor y disforia. También me disgusta no poder ser un hombre real por eso, a pesar de saber que no es así. —David Barrett, no-binario, trans masculino, pansexual, 18, Akron, Ohio, EE.UU.

Ilustración de un microscopio

¿Te gusta lo que lees? Ayúdanos a hacer más cosas geniales apoyando nuestros esfuerzos de investigación científica.

También te podría gustar leer:

Artículos populares