Tu privacidad

Al usar nuestro sitio web, aceptas que Clue pueda utilizar cookies y servicios de terceros y recopilar tus datos de uso con un identificador único, para efectos de monitoreo, análisis y mejora de nuestro sitio web, y personalización (como mostrarte contenido relevante de Clue).

Consulta en nuestra Política de privacidad cómo utilizamos las cookies.

Lo mejor de Clue por 25% menos:Use el código HELLO25 para un descuento exclusivo en nuestro sitio webSuscríbete ahora

Illustración: Emma Günther y Marta Pucci

Tiempo de lectura: 10 min

Todo lo que siempre quisiste saber sobre la endometriosis

Introducción a la Endometriosis

Cosas importantes a saber:

  • La endometriosis es una enfermedad que afecta a 190 millones de personas en todo el mundo, pero que la medicina aún no comprende del todo.

  • La endometriosis es una enfermedad compleja en la que intervienen la inflamación, las hormonas y el sistema inmunitario.

  • El tratamiento de la endometriosis tiene como objetivo controlar los síntomas y lograr el embarazo cuando se desee

  • Las opciones de tratamiento incluyen medicación, cirugía y, posiblemente, cambios en el estilo de vida.

¿Qué es la endometriosis?

La endometriosis se produce cuando el tejido endometrial crece donde no debe (1,2,3). Normalmente, el tejido endometrial es la capa interna del útero que crece y se desprende, provocando la menstruación (1,2,3).

En las personas que padecen endometriosis, el tejido endometrial puede encontrarse sobre y alrededor de los órganos de la cavidad pélvica (1,4). El tejido endometrial fuera del útero también responde a los cambios hormonales durante el ciclo (4). Como el tejido no tiene forma de salir del cuerpo, puede causar adherencias, bandas gruesas de tejido cicatricial, nódulos, bultos y lesiones, heridas, que desencadenan una respuesta inflamatoria (4).

La endometriosis puede afectar aproximadamente a 1 de cada 10 mujeres en edad reproductiva, aunque las estimaciones varían mucho y la prevalencia puede diferir entre poblaciones (2). Algunos estudios muestran que hay menos mujeres negras e hispanas, por ejemplo, a las que se diagnostica endometriosis (5). Entre las personas que se quejan de dolor pélvico, la prevalencia de la endometriosis puede variar del 15 al 70% (6,7).

Descarga Clue y haz seguimiento a tus dolores

  • Descargar la aplicación de Clue en la App Store
  • Descargar la aplicación de Clue en la Play Store
imagen predeterminada

Obtener un diagnóstico de endometriosis puede ser difícil debido a varias barreras, como la falta de recursos y conocimientos diagnósticos por parte del proveedor (3). En algunas personas, la endometriosis también puede ser asintomática, es decir, no presentar síntomas, y el diagnóstico sólo puede producirse durante una intervención quirúrgica (3). Las personas pueden experimentar síntomas durante muchos años y buscar múltiples opiniones médicas antes de recibir un diagnóstico. Seis de cada diez personas con endometriosis acudirán a tres o más médicos antes del diagnóstico, y el tiempo medio de diagnóstico es de siete años (3,8). Este tiempo de diagnóstico depende del lugar del mundo en el que se encuentre; un estudio realizado en Brasil mostró un tiempo medio general de siete años hasta el diagnóstico (9), mientras que otros estudios realizados en el Reino Unido y EE.UU. han encontrado retrasos en el diagnóstico de 8 y 12 años, respectivamente (10).

Si cree que podría tener endometriosis, el seguimiento de su dolor, sangrado y otros síntomas con Clue puede mostrar a su proveedor de atención sanitaria información que puede ayudar con el diagnóstico y en la formación de un plan de tratamiento. Un tratamiento precoz puede mejorar tu calidad de vida y reducir el riesgo de complicaciones (3).

¿Cuáles son los síntomas de la endometriosis?

Los síntomas de la endometriosis pueden comenzar en los primeros años de la adolescencia o más tarde en la edad adulta (2). La gravedad de la enfermedad depende de la localización del tejido endometrial y de su profundidad dentro de otros órganos, como ovarios y ligamentos. Sin embargo, las personas con síntomas graves pueden tener cantidades mínimas de tejido endometrial fuera del útero, y las personas con síntomas mínimos pueden tener tejido endometrial creciendo extensamente alrededor de otros órganos (1,4).

Los síntomas más comunes de la endometriosis incluyen) (1,4,11,6):

  • Cólicos premenstruales/menstruales muy dolorosos

  • Dispareunia (dolor durante o después de las relaciones sexuales)

  • Movimientos intestinales y/o micción dolorosos

  • Dolor en el abdomen, parte baja de la espalda o muslos, que se presenta durante el ciclo

  • Periodos fuertes

  • Dolor rectal y sangrado rectal

  • Fatiga

  • Dificultad para quedar en embarazo (infertilidad)

La endometriosis puede comenzar más o menos al mismo tiempo que la menarquia, la primera regla. Esto puede llevar a una persona a pensar que un nivel alto de dolor es "normal" para ella, cuando puede estar causado por la endometriosis u otra afección médica (2,12).

Si tienes dudas sobre el tipo de dolor que experimentas cuando tienes la regla, habla con un profesional de salud para ver si la endometriosis puede ser un factor.

¿Cuáles son las causas de la endometriosis?

La ciencia aún tiene que entender por qué el tejido endometrial crece en lugares donde no debería (4). En un principio, se pensó que la endometriosis estaba causada por el reflujo de tejido uterino a través de las trompas de Falopio hacia la cavidad pélvica, un trastorno conocido como menstruación retrógrada (4). Sin embargo, no todas las personas con menstruación retrógrada desarrollan endometriosis (1,4,6).

Algunos estudios muestran que la endometriosis es más frecuente en personas con menstruaciones abundantes, menarquia precoz y menopausia tardía, y en aquellas que han tenido un mayor número de menstruaciones debido a que nunca han tomado anticonceptivos hormonales o nunca han estado embarazadas (4,6). Esto apoya la teoría de que la menstruación retrógrada podría ser un factor contribuyente (13).

Otros estudios han investigado los cambios genéticos, inflamatorios y hormonales como posibles causas o factores que contribuyen al desarrollo de la endometriosis (6).

Algunas personas desarrollan endometriosis antes de llegar a la menarquia (12). Los estudios sugieren que puede ser el resultado de células endometriales que viajan a través del sistema circulatorio (6,14). Otra teoría es que las células del exterior del útero pueden convertirse en células endometriales, comportándose de forma similar a las células madre, que son células de nuestro cuerpo que pueden convertirse en células diferentes (6,15).

Según otras investigaciones, el desarrollo de esta afección puede estar influido por un exceso de estrógenos (6). Los genes y el sistema inmunitario también pueden desempeñar un papel en el desarrollo de la endometriosis (16). Esto podría significar que si alguien en la familia biológica de una persona tiene endometriosis, esa persona puede ser más propensa a desarrollarla (17).

Algunas investigaciones han demostrado que la endometriosis implica algo más que tejido endometrial en la parte equivocada del cuerpo, las personas también tienden a tener una mayor inflamación general en el cuerpo (13,18). Aún no se sabe por qué aparecen estas características en las personas con endometriosis ni las causas subyacentes.

¿Cómo se diagnostica la endometriosis?

Muchas personas con endometriosis reciben tratamiento basándose en sus síntomas, sin un diagnóstico formal. Sin embargo, los síntomas varían de una persona a otra. Algunas personas son asintomáticas y otras experimentan una serie de síntomas físicos y mentales, lo que hace difícil para los profesionales sanitarios diferenciarla de otras afecciones (4).

Los profesionales sanitarios pueden sugerir distintos métodos para diagnosticar la endometriosis. El diagnóstico puede presumirse mediante bloqueantes de la ovulación, ecografías transvaginales (toma de imágenes a través de la vagina) o una resonancia magnética (4). Cuando alguien toma bloqueantes de la ovulación y los síntomas mejoran, se puede tener un diagnóstico presuntivo. En otros casos, el diagnóstico oficial se realiza mediante una laparoscopia (cirugía mínimamente invasiva, en la que se introduce una cámara en el abdomen para observar el interior de la cavidad pélvica). Se recogen pequeñas muestras de tejido llamadas biopsias, que se analizan para confirmar la presencia de tejido endometrial que crece fuera del útero (19).

En cualquier caso, es probable que el diagnóstico comience con una exploración física y preguntas sobre los antecedentes médicos y menstruales. Querrá saber cuáles son tus síntomas de dolor y si has tenido problemas para quedar en un embarazo o sobre abortos (20).

Aunque algunas molestias relacionadas con la menstruación se consideran "normales", el dolor de la endometriosis puede ser mucho peor, y es importante que comuniques lo que sientes (2). También puedes intentar hablar con alguien especializado en ginecología o endometriosis. Abogar por ti misma puede ayudarte a reducir el tiempo que se tarda en obtener un diagnóstico.

La endometriosis suele estar infradiagnosticada y los profesionales sanitarios la pasan por alto (2,3). Si sientes dolor durante tu ciclo menstrual y crees que no te toman en serio, registra tus experiencias en la aplicación Clue para tener constancia de lo que sientes y cuándo.

¿Cómo se trata la endometriosis?

Los síntomas de la endometriosis pueden controlarse con tratamiento. El tratamiento es importante para prevenir el avance de la enfermedad. Esto significa que el tratamiento puede impedir que el tejido endometrial crezca fuera del útero (2,20).

El tratamiento de la endometriosis dependerá de los síntomas y los objetivos de cada persona. Tus objetivos pueden ser sentir menos dolor o quedarte embarazada. Los síntomas de muchas personas son tan leves que deciden no someterse a ningún tratamiento, pero la endometriosis debe vigilarse de todos modos, ya que puede causar problemas en el futuro (20).

¿Qué medicamentos pueden ayudarte a tratar la endometriosis?

Si sientes dolor a causa de la endometriosis, el médico puede recomendarte un AINE, un analgésico antiinflamatorio de venta libre (2). Los medicamentos hormonales, como los anticonceptivos hormonales, también se recetan a menudo como método precoz (4) para detener la menstruación retrógrada. También pueden recetarse otros medicamentos que afectan a las hormonas si los enfoques anteriores no proporcionan suficiente alivio, como los antagonistas de la GnRH, medicamentos que impiden la ovulación y pueden detener el engrosamiento y el desprendimiento de parte del tejido endometrial, o los inhibidores de la aromatasa, medicamentos que limitan la producción de estrógenos del organismo y pueden ayudar con algunos síntomas, pero pueden causar fuertes efectos secundarios y suelen recetarse después de haber explorado otras opciones (4,21).

¿Qué tipo de cirugía se puede realizar para tratar la endometriosis?

En algunos casos, el médico puede sugerir una laparoscopia para explorar y extirpar quirúrgicamente o destruir el tejido problemático. Esto puede ayudar a aliviar los síntomas de dolor y mejorar la fertilidad (4,2).

Hay mucho debate sobre qué método quirúrgico es mejor para cada fase de la enfermedad. La cirugía puede ser "conservadora" o "definitiva". La cirugía conservadora consiste en extirpar las lesiones endometriósicas sin extirpar el útero ni los ovarios. La cirugía definitiva, en cambio, consiste en extirpar las lesiones endometriósicas junto con el útero y posiblemente los ovarios (4). El procedimiento para extirpar el útero se denomina histerectomía (22). Se trata de una última opción de tratamiento tras haber agotado otros métodos. Es importante señalar que la cirugía conlleva sus riesgos, que deben sopesarse cuidadosamente frente a los beneficios. La cirugía definitiva debe realizarse tras una cuidadosa consideración y no se recomienda para adolescentes o personas que deseen gestar en el futuro, ya que la extirpación del útero provoca infertilidad (2,21).

¿Qué cambios en el estilo de vida se pueden hacer para tratar la endometriosis?

Algunas personas consideran tratamientos alternativos para sus síntomas. Entre ellos se incluyen el ejercicio físico, los cambios en la dieta y la acupuntura (23,24). Desgraciadamente, la eficacia de muchos de estos enfoques sigue estando poco investigada y carece de pruebas. Dado que la inflamación es una de las causas de la endometriosis, una dieta antiinflamatoria que incluya más fibra y menos carne y grasa podría ayudar a reducir el riesgo de endometriosis (24). El alcohol y el tabaco pueden aumentar el riesgo de endometriosis, mientras que no se ha demostrado que el consumo de café influya (25). Se ha demostrado que la acupuntura y el aceite de pescado reducen el dolor relacionado con la endometriosis, pero se necesita más investigación de alta calidad (24,26).

¿Cómo puede afectar la endometriosis a tu salud mental?

La endometriosis puede afectar a tu salud mental de varias maneras. El retraso en el diagnóstico, la gravedad de los síntomas y el estigma pueden provocar un mal funcionamiento físico, social y psicológico, así como ansiedad y depresión (27). Si crees que la enfermedad está afectando a tu calidad de vida, deberías hablar con tu profesional de salud.

Qué rastrear en la aplicación Clue

Seguimiento esencial

  • Patrones de sangrado (y manchado)

  • Dolor

También puede ser útil registrar

  • Intensidad del flujo menstrual

  • Energía

  • Baño

  • Síntomas gastrointestinales, como hinchazón o diarrea

  • Uso de anticonceptivos

La promoción, la investigación y la educación continuarán cerrando la brecha en el diagnóstico de la endometriosis.

Artículo publicado originalmente el 14 de marzo de 2018.

una ilustración de la flor de Clue
una ilustración de la flor de Clue

Sincronízate con tu ciclo y descarga la aplicación de Clue hoy.

¿Fue útil este artículo?

También te podría gustar leer:

Artículos populares

una ilustración de la flor de Clue
una ilustración de la flor de Clue

Sincronízate con tu ciclo y descarga la aplicación de Clue hoy.