Una mesita de noche cubierta de varios objetos: un sostén, un reloj, un reloj, un consolador, lubricante, una lámpara, pañuelos de papel y guantes de látex.

Ilustración: Marta Pucci

Citas y relaciones

Una guía para tener sexo casual seguro

by Jennifer Hammond Reviewed by Nicole Telfer
  • Comparte este artículo en Twitter
  • Comparte este artículo en Facebook
  • Comparte este artículo por WhatsApp

*Traducción: Maria Fernanda Ojeda

Sexo casual. Aventura de una noche. Sexo ocasional. Como sea que llames al sexo casual, este puede pasar entre personas que no están en una relación monogámica. Puede ser una expresión sexual natural y saludable. Sin embargo, como cualquier tipo de actividad sexual, es importante seguir unas recomendaciones para proteger tu salud física y emocional. 

Aquí presentamos una guía para mantenerte segura cuando tengas relaciones sexuales casuales.

1. Comprométete a tener sexo más seguro, no sexo "seguro".

Una infección de transmisión sexual (ITS) es una infección causada por una bacteria, virus o parásito el cual puede ser trasmitido por una pareja sexual cuando tienen algún tipo de actividad sexual.

La cierto es que ninguna actividad sexual que involucre a otra persona es 100% segura, incluyendo las relaciones sexuales en las que no hay penetración (1).

an image of 3 mobile screens of the Clue app

Haz seguimiento en Clue de todo sobre tu vagina: sangrados, sexo, anticoncepción y secreciones.

  • Descargar la aplicación de Clue en la App Store
  • Descargar la aplicación de Clue en la Play Store

4.8

Ilustración de una calificación de cinco estrellas

2M+ calificaciones

Si bien, es posible que no puedas eliminar por completo las posibilidades de contraer una ITS, puedes tener "relaciones sexuales más seguras" mediante el uso de métodos de barrera (como condones, guantes y protectores dentales) que pueden reducir significativamente este riesgo (2).

2. Usa un método de barrera.

Mientras que hay muchas opciones anticonceptivas para reducir el riesgo de un embarazo, los métodos de barreras son el único método anticonceptivo que también reducen el riego de contraer ITS (3).

Los métodos de barrera son:

Los condones internos y externos funcionan al proporcionar una barrera física que evita que los genitales y los fluidos corporales de cada persona entren en contacto con el cuerpo de la otra persona (4).

Es especialmente importante usar un método de barrera para protegerte a ti misma y a tu pareja de una ITS, si tú o tu pareja no están seguros de su estatus de ITS, o una u ambas personas involucradas en la relación tienen relaciones sexuales con otras personas (1,3).

3. Prepárate para cualquier momento.

Los métodos de barrera deben ser usados de manera consistente y correcta cuando tienes relaciones sexuales con una nueva pareja para maximizar la protección contra ITS. Así que, es inteligente tener uno contigo en todo el tiempo (4).

4. Hazte chequeos regulares de salud sexual, por lo menos una vez al año.

Mientras que los métodos de barrera brindan protección contra la mayoría de ITS, solo proporcionan limitada protección contra las ITS que son trasmitidas a través del contacto piel a piel como el virus del herpes y el virus del papiloma humano (VPH). Esto se debe a que el condón (0 guante o barrera bucal) no puede cubrir completamente toda la piel que contiene la infección (4).

Esta es una razón por qué es importante hacerse chequeos regulares de salud sexual y detección de ITS. Intenta hacerte exámenes de gonorrea o clamidia cada año (5). Otra razón para hacerte exámenes es que es posible tener una ITS y no notar algún síntoma. Las ITS que son asintomáticas pueden ser transmitidas a la parejas sexuales, y si no son tratadas puede poner en riesgo tu salud y fertilidad a largo plazo.

Las ITS que a veces no presentan síntomas en mujeres y personas con ciclos son:

  • Clamidia

  • Gonorrea

  • Herpes

  • VIH

  • VPH

  • Tricomoniasis

Ir a una consulta con el proveedor de servicios de salud y hacerte exámenes te permite identificar rápidamente algún problema y tener un tratamiento apropiado, si lo necesitas.

5. Vacúnate contra la hepatitis A, hepatitis B y VPH.

Hay vacunas disponibles para protegerte contra la hepatitis A, hepatitis B y VPH (6). La hepatitis A y hepatitis B son infecciones virales del hígado que pueden ser trasmitidas por medio de actividades sexuales. La CDC ( en español, Centros para el Control y Prevención de Enfermedades) recomienda que todos los niños y niñas (7), así como todas las personas con ciertos factores de riesgo ser vacunadas contra hepatitis A y hepatitis B.

El VPH es la ITS más común a nivel mundial y afecta a más de 290 millones personas cada año (8). Hay muchas cepas de VPH y algunas pueden causar verrugas genitales o provocar cáncer. En Estados Unidos existe una vacuna que protege contra nueve cepas de VPH que pueden causar daño. En la medida de lo posible, esta vacuna debe administrarse a adolescentes entre 11 a 12 años, pero puede usarse en adultos si aún no la han recibido, o personas con ciertos factores de riesgo (9,10).

6. Consulta con tu pareja.

No puedes saber si una persona tiene una ITS solo viéndola (o incluso viendo solo sus genitales). De hecho, es posible tener una ITS sin tener síntomas, ser consciente que tú o tu potencial pareja sexual pueden tener una ITS y trasmitirla sin saberlo (4).

Por esto la comunicación es clave cuando se trata de relaciones sexuales más seguras. Si estas planeando tener relaciones sexuales con alguien (incluso si es una sola vez), es importante tener una conversación sobre tu salud sexual. Esto puede parecer poco sexy o vergonzoso, pero no tiene que ser incómodo.

Una idea podría ser empezar la conversación compartiendo tu propio historial de salud sexual, el cual puede ayudar a tu pareja a sentirse lo suficientemente cómodo para compartir la suya. También, es un buen momento para establecer las expectativas sobre que métodos anticonceptivos usar.

Preguntas de salud sexual que le puedes hacer a tu pareja:

  • ¿Tienes o has tenido alguna ITS? Si la respuesta es sí, ¿Cuál? ¿Recibiste tratamiento?

  • ¿Cuándo fue la ultima vez que te hiciste exámenes de ITS?

  • ¿Sueles usar condón cuando tienes relaciones sexuales?

  • ¿Has compartido agujas con alguien por tatuajes, piercings o drogas inyectables?

  • ¿Estas teniendo relaciones sexuales (sin protección) con alguien más?

  • ¿Alguna de tus parejas actuales tiene una ITS?

  • Tip: usualmente es más fácil tener esta conversación antes de que el ambiente se ponga sexy.

7. Ten un plan de respaldo anticonceptivo y para la exposición a ITS.

En el mundo perfecto del sexo casual, todas usaríamos correctamente y consistente un método de barrera cada vez que tuviéramos relaciones sexuales. Pero las relaciones sexuales no se desarrollan exactamente como las planeamos, por ejemplo, algunas veces el condón se rompe, a veces las personas se niegan a usarlo adecuadamente. Así que, es una buena idea tener con anticipación un plan de respaldo, así sabrás que hacer si las cosas salen mal.

Si es posible embarazarte y no quieres estarlo, tu plan de respaldo debe incluir un anticonceptivo de emergenciaLa opción mayormente usada es la píldora anticonceptiva de emergencia que puede ser ingerida desde 72 hasta 120 horas después de tener relaciones sexuales sin protección, dependiendo de la dosis y el ingrediente activo (12). Esta opción también se conoce como la “píldora del día después”.

El dispositivo intrauterino de cobre o el DIU también puede ser usado como anticonceptivo de emergencia. Se ha demostrado que esta opción es una forma efectiva de anticonceptivo de emergencia y que puede dejarse puesto para su uso continuo como anticonceptivo a largo plazo. (13). La desventaja es que el DIU debe ser puesto por un proveedor de servicios de salud, así esta opción no es de fácil acceso a todo el mundo.

La profilaxis posterior a la exposición (PEP) se refiere a tomar medicamentos para prevenir VIH después de una posible exposición al virus (como tener relaciones sexuales con una persona VIH positivo). La PEP debe empezar a tomarse dentro de las 72 horas a la posible exposición, requiere una receta médica de un proveedor de servicios de salud y debe ser tomada por 28 días. Si bien, la PEP es eficaz para prevenir, no es 100% efectiva, así que debe usarse para situaciones de emergencia y no debe reemplazar al método de barrera (14).

Un proveedor de servicios de salud puede ayudarte a decidir si la PEP es adecuada para ti. Si estas planeando tener relaciones sexuales con alguien VIH positivo, considera tomar medicamentos de profilaxis previa a la exposición (PrEP), el cual puede ser tomado diariamente para disminuir el riesgo de contraer VIH, si estas expuesto (14).

8. Ten presente tus emociones y salud mental.

Finalmente, cuidar tu salud mental es tan importante como cuidar tu salud física. . El sexo sin compromiso puede ser una buena manera de aprender sobre tus propios deseos y necesidades. Algunas personas encuentran disfrute en esta forma de expresión sexual, mientras que otras no.

Recuerda cuidar de ti misma antes, durante y después de las relaciones sexuales. Asegúrate que estas tomando decisiones que son las indicadas para ti, aquellas que son consentidas y te hacen sentir segura, feliz y satisfecha.

También te podría gustar leer: