Foto y Arte: Franz Grünewald y Marta Pucci

Piel y pelo

El cabello y el ciclo menstrual

por Nicole Telfer, Escritora Científica
  • Comparte este artículo en Twitter
  • Comparte este artículo en Facebook
  • Comparte este artículo por WhatsApp

*Traducción: Carolina Tafur

Cosas importantes a saber:

  • Algunas personas reportan que el pelo empeora alrededor de los días del periodo

  • Tus hormonas afectan la producción de grasa que sale a través de la misma vía del folículo piloso

  • Tu pelo puede cambiar a lo largo de las diferentes etapas de tu vida, como en el embarazo o la menopausia

an image of 3 mobile screens of the Clue app

Descarga Clue para hacerle seguimiento a cambios en tu pelo

  • Descargar la aplicación de Clue en la App Store
  • Descargar la aplicación de Clue en la Play Store

4.8

Ilustración de una calificación de cinco estrellas

más de 2M+ calificaciones

Cambios en el cabello durante el ciclo menstrual

Tu piel y el cuero cabelludo cambian en respuesta a las variaciones hormonales que se producen a lo largo de tu ciclo. Algunas personas han reportado que su pelo empeora alrededor de los días del periodo (1).

Muchos de los cambios asociados a tu cabello a lo largo de tu ciclo se deben a cambios en la producción de grasa de tus glándulas sebáceas. Debido a que el sebo (la grasa que se produce en las glándulas sebáceas) y el folículo piloso salen a través de la misma abertura en la piel, el pelo y la piel que lo rodea pueden estar cubiertos de sebo.

La producción de sebo se ve afectada por tus hormonas, en particular los andrógenos (como la testosterona) (2,3).

Con frecuencia la producción de sebo aumenta en gran medida durante la pubertad, especialmente entre los 15 y los 35 años, como se puede evidenciar en grandes cantidades en la piel (4). El estrógeno, especialmente en dosis altas, también afecta la producción de sebo al moderar los niveles de su producción y la activación de las glándulas sebáceas (2,3,5-7). En un estudio sobre producción de sebo en la piel, las personas con piel grasa notaron un aumento en la producción de sebo durante las fases premenstrual y menstrual del ciclo, y el punto más bajo en la producción de sebo durante la segunda semana del ciclo (8).

Un estudio encontró algo interesante: más días de pelo rebelde se registraron alrededor del tiempo la menstruación, sin embargo estos no coincidieron con el aumento en los niveles de sebo en el cuero cabelludo (1). No hay una razón clara que explique los días de cabello rebelde; esto tal vez se deba a las diferencias en la percepción personal de los participantes del estudio sobre su propio pelo (1). ¿El cambio está o lo sientes en tu cabeza?

Algunos medicamentos anticonceptivos hormonales (como el acetato de clormadinona, una progesterona sintética que tiene un efecto antiandrogénico) también pueden afectar la calidad de tu cabello y piel (9). En un estudio con personas que tomaban este tipo de medicamentos, los participantes tuvieron una disminución de la producción de sebo y una mejora en la percepción de la calidad de su cabello (9).

Entendiendo la anatomía del cabello

Si sientes curiosidad por los cambios en tu pelo y sospechas que puedan estar relacionados a tus cambios hormonales, es útil entender la anatomía del cabello.

En tu cuerpo crecen diferentes tipos de pelo que varían en textura, largo, tipo y densidad. Piensa en la diferencia entre el pelo de tu cabeza y el vello fino en tu torso. Las únicas áreas de tu piel en las que no crece vello son las palmas de tus manos, las plantas de tus pies y tus labios (10).

Cada pelo crece en folículos pilosos individuales. La parte del pelo que puedes ver saliendo de tu piel se llama tallo capilar.

Cada folículo piloso hace parte de una unidad pilosebácea dentro de la piel, la cual consiste de un folículo piloso, una glándula sebásea y un pequeño músculo llamado músculo piloerector. La glándula sebácea produce un aceite llamado sebo, el cual sale a la piel a través de la misma ruta que el pelo.

El músculo piloerector es un músculo diminuto que está unido a cada folículo piloso individual. Cuando tienes frío o miedo, es posible que notes que tu piel se llena de bultitos y que el vello en tu cuerpo se pone de punta (piel de gallina); puedes agradecerle esto al pequeño piloerector. Algunos tipos de pelo, como el que tienes en la cabeza, pueden estar en fase activa de crecimiento por muchos años, mientras otros, como tus cejas, crecen solo por un par de meses antes de mudar (11).

El ciclo de vida de un pelo tiene tres fases. La fase de crecimiento (fase anágena), el final de la fase activa de crecimiento (fase catágena), y la fase final de descanso, cuando el pelo está muerto y eventualmente se caerá (fase telógena) (10,11). Perder pelo todos los días es parte del ciclo de vida natural del pelo: perder entre 50 y 150 pelos del cuero cabelludo cada día es normal (11).

Cambios en el pelo durante el embarazo, la menopausia y el SOP

Algunas personas gestantes pueden percatarse de un aumento en el grosor del pelo durante el embarazo. Esto se debe a que el número de pelos que se caen a diario es menor. El embarazo hace que los folículos pilosos se mantengan en la fase de crecimiento (fase anágena) por más tiempo de lo normal (12).

Después del parto, es común notar que el pelo se cae más de lo normal; esto se debe a que todo el pelo que permaneció en la fase anágena prolongada cambia a la fase catágena (11,12). Esto se considera normal y no debería haber razón para entrar en pánico. Incluso si parece que estás perdiendo una cantidad anormal de pelo, se trata solo de la acumulación de todo el pelo que hubieras perdido normalmente durante el tiempo que estuviste en embarazo (12).

Otros cambios que pueden ocurrirle a tu pelo durante el embarazo incluyen el aumento del diámetro de la fibra capilar, es decir, el grosor del pelo aumenta desde el cuero cabelludo, en comparación con las personas que no están en embarazo (13). Este cambio en el diámetro del pelo también puede contribuir a la sensación de un mayor grosor del cabello durante el embarazo.

El crecimiento del pelo también puede cambiar alrededor del tiempo de la menopausia, en la medida que los niveles de disponibilidad las hormonas sexuales varían. Algunas personas pueden notar que desarrollan un patrón femenino de pérdida de cabello, en el que las entradas se mantienen iguales pero la densidad del folículo piloso disminuye en la corona y las sienes (12). El hirsutismo facial (crecimiento anormal de vello) también es común durante la menopausia, según reporta cerca de la mitad de personas que ya han tenido la menopausia (12,14).

Otra causa común del hirsutismo el es síndrome de ovario poliquístico (SOP), en el cual los niveles de andrógenos son anormalmente altos. Tanto en el SOP como después de la menopausia, los niveles de andrógenos son relativamente más altos. Este exceso de andrógenos hace que el pelo crezca más grueso, oscuro y aumenta la producción de sebo (10,12).

Qué es lo habitual y saludable

El pelo de cada persona es diferente, así como cada cuerpo es diferente. Pasando por el color, el largo, el grosor y los rizos, no hay tal cosa como un cabello promedio o normal, solo el cabello "común y corriente" para ti. El pelo varía mucho entre cada persona.

Algunas investigaciones han buscado evaluar la velocidad de crecimiento del pelo, y han encontrado que el pelo del cuero cabelludo crece alrededor de 15 cm (6 pulgadas) al año, o 1,25 cm (0,5 pulgadas) al mes (15).

Hay muchos otros culpables del cabello rebelde, además de tus hormonas. Entre estos están los factores ambientales (smog, humo, exposición a la luz UV, agua salada), los productos de cuidado del cabello, la permanente, la decoloración, los tintes, el uso excesivo de productos para el cabello, el lavado poco frecuente, el cepillado brusco y el uso excesivo de secador (1,16).

Usa Clue para registrar los cambios en tu pelo a lo largo de tu ciclo.

Puedes registrar en Clue el estado de tu pelo a diario como "Disciplinado", "Rebelde", "Grasoso" o "Seco". Si quieres hacer un seguimiento más específico, puedes crear etiquetas personalizadas.

Aprende sobre tu cuerpo y sobre salud menstrual

Steph de Clue te da la bienvenida al newsletter
¡Hola, soy Steph! Te enviaré historias educativas y entretenidas sobre salud menstrual y compartiré consejos y trucos para sacar el máximo provecho a tu aplicación Clue.

Ilustración de un microscopio

¿Te gusta lo que lees? Ayúdanos a hacer más cosas geniales apoyando nuestros esfuerzos de investigación científica.

También te podría gustar leer:

Artículos populares