Ilustración: Marta Pucci

Fertilidad

La ovulación: preguntas frecuentes e ideas erróneas

Lo que quizás no sepas sobre la liberación mensual de un óvulo desde el ovario.

por Nicole Telfer, Escritora Científica
  • Comparte este artículo en Twitter
  • Comparte este artículo en Facebook
  • Comparte este artículo por WhatsApp
An image for a banner advertisement for the Ruby cup product

*Traducción: Lina Bembe

La liberación mensual de un óvulo desde el ovario es un proceso fascinante. Normalmente es de las primeras cosas que aprenden las personas que desean quedar embarazadas. No obstante, aprender sobre ovulación puede ayudarte, incluso si no estás intentando concebir, ya que ésta afecta tu cuerpo y cerebro de formas que jamás te hubieras imaginado.

Antes que nada, lee esta pieza para entender lo básico sobre la ovulación. Una vez que tengas una idea de como funciona todo, puedes adentrarte en preguntas más frecuentes e ideas erróneas - las cuales trataremos aquí.

¿Se puede ovular dos veces durante un ciclo?

No. Sólo se puede ovular una vez por ciclo. Sin embargo, es posible liberar dos (o más) óvulos al mismo tiempo. Cuando esto sucede, existe la posibilidad de concebir gemelos fraternales (no idénticos), si ambos óvulos son fertilizados. No obstante, la liberación de dos óvulos en diferentes puntos dentro de un mismo ciclo es imposible.

Después de ovular, tu folículo vacío se convierte en lo que se conoce como cuerpo lúteo, éste es responsable (entre otras cosas) de asegurarse que no suceda otra ovulación. El cuerpo lúteo comienza a bombear progesterona, estrógeno y una hormona llamada inhibina. La concentración de estas tres hormonas envía información negativa al eje hipotalámico-hipofisario-adrenal (eje HHA), el cual inhibe la liberación de otras tres hormonas: la hormona liberadora de gonadotropinas (GnRH), la hormona folículo estimulante (FSH) y la hormona luteinizante (HL). Al suprimir la liberación de éstas hormonas, los folículos no se desarrollan al punto de estar listos para secretar un óvulo (1).

¿La toma de medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) detiene la ovulación?

Los AINEs (medicamentos antiinflamatorios no esteroideos), son un grupo de medicamentos que se usan para tratar el dolor y reducir la fiebre e inflamación, se utilizan con frecuencia para mitigar dolores de cabeza, resfriados, cólicos menstruales y artritis. Existen diferentes nombres y tipos de AINEs, algunos de los más comunes son la aspirina y el ibuprofeno.

Este tipo de medicamentos trabajan al detener la acción de un grupo de enzimas llamadas ciclooxigenasa 1 y 2 (COX 1 y COX 2) (2). Estas enzimas en particular están relacionadas con la ovulación, porque están involucradas en la producción de prostaglandinas (los mismos componentes similares a las hormonas responsables de traerte el período). Durante la ovulación, las prostaglandinas también están involucradas en la respuesta inflamatoria necesaria para que tu folículo pueda liberar un óvulo. Si el folículo no libera el óvulo, la ovulación no puede suceder (2).

En 2015 un estudio anunció el descenso dramático en la ovulación de mujeres que tomaban AINEs, en dosis que requerían de receta médica en la mayoría de los casos (3). En esa investigación, se administró uno de tres diferentes tratamientos de AINEs a 39 mujeres en edad de tener hijos, que sufrían de dolor de espalda, durante el décimo día de su ciclo menstrual (en la fase folicular, antes de la ovulación) (3,4).

Los medicamentos AINEs usados en ese estudio fueron diclofenaco (100 mg diarios), naproxeno (500 mg dos veces al día) y etoricoxib (90 mg diarios). En la mayoría de los países, éste tipo de medicamentos y dosis requieren ser recetadas por un proveedor de servicios médicos para poder tratar el dolor, sobre todo el de tipo crónico.

A pesar de que éstos AINEs se encuentran en la misma familia, los resultados del estudio no deben compararse a, por ejemplo, los efectos de tomar un solo ibuprofeno libre de prescripción de vez en cuando. El naproxeno, diclofenaco y etoricoxib son medicamentos que requieren prescripción médica, que tienen fuertes contraindicaciones (por ejemplo, durante el embarazo, en caso de úlceras o enfermedades hepáticas) así como efectos secundarios, como (pero no limitado a) el aumento de eventos de trombosis cardiovascular y sangrado gastrointestinal (5,6,7).

El estudio evaluó los efectos en las hormonas y la salud del folículo después de 10 días consecutivos de tratamiento con AINEs. Muchas de las mujeres que participaron en la terapia de AINEs no ovularon; no liberaron un óvulo, en comparación con las mujeres que tomaron placebos (3). Cuando los AINEs fueron retirados, sus efectos dieron marcha atrás y la ovulación ocurrió normalmente al mes siguiente (3,4).

Otros investigadores notaron éste tipo de resultados en ratones y conejos desde los años 80 (2). Otro estudio reciente, enfocado en fertilidad y usuarias de AINEs, encontró que las mujeres con atritis reumatoide (AR) tomando esta clase de medicamentos, eran más propensas a tener retrasos injustificados en embarazarse, en comparación con personas con AR, no usuarias de AINEs. Esta información también sugiere una relación entre la concepción y el uso de AINEs (8).

Los científicos sospechan que ésta investigación podría tener futuros usos potenciales en anticonceptivos de emergencia; se necesita más investigación al respecto (4).

Una mano sujetando un teléfono con la aplicación de Clue abierta

Descarga Clue para hacerle seguimiento a tus dolores de ovulación

Ilustración de una calificación de cinco estrellas

4.8

más de 2M+ calificaciones

Ilustración de una calificación de cinco estrellas

4.8

más de 2M+ calificaciones

¿Podemos regenerar nuestros óvulos? ¿Es posible crear nuevos óvulos después de nacer?

El dogma científico, comúnmente creído en torno al reloj biológico femenino, sostiene que las mujeres nacen con todos los óvulos que tendrán a lo largo de su vida. Dichos óvulos expirarán poco a poco, en el camino del nacimiento hasta la menopausia - sólo unos pocos y suertudos óvulos se liberarán durante la ovulación. Sin embargo, esta noción ha sido refutada por varios investigadores a lo largo de la última década.

En 2004, una serie de experimentos demostró una inconsistencia entre el número de ovocitos (células ovulares inmaduras) disponibles en los ovarios de un ratón recién nacido, en comparación con el desglose de la cantidad de folículos (células ovulares en desarrollo) a lo largo de la vida del ratón. Se encontró un desequilibrio matemático; morían más folículos que los encontrados originalmente al nacer. Esto sugirió que las células de ovocitos se regeneraban después del nacimiento (9).

Otro estudio expuso que las células geminales (células que pueden generar nuevos óvulos) en ovarios humanos pueden ser identificadas y extraídas. Dichas células germinales extraídas pudieron generar nuevas células ovulares en un laboratorio, también se pudieron generar células ovulares inmaduras cuando éstas fueron inyectadas en tejido de ovario humano, injertado en un ratón de laboratorio (10).

Hasta el momento, ningún nacimiento o concepción humana ha sido atribuida a éstas células germinales, pero se están haciendo otros avances en tratamientos de fertilidad. Los científicos están inyectando mitocondria de éstas células en células ovulares más viejas, para promover el aumento en la producción de energía celular, la cual ha ayudado a incrementar las tasas de fertilidad hasta en un 30% (11).

Un estudio de 2016 demostró la capacidad regenerativa de las células germinales en ovarios humanos, en personas en tratamiento con medicamentos anticancerígenos para el linfoma de Hodgkin. Se encontró que las participantes que tomaron este particular cóctel quimioterapéutico presentaron una mayor densidad folicular (tenían más folículos) en los ovarios, en contraste con las participantes que no tomaron éstos medicamentos. Cuando éstos folículos tratados previamente con quimioterapia fueron tomados como muestra desde los ovarios, no se desarrollaron muy bien en el ambiente de laboratorio, en comparación con las células de ovarios no tratados (12).

Estos nuevos avances de investigación están en etapas muy tempranas aún. Han habido numerosas críticas, desafíos y problemas con la capacidad de reproducir estos experimentos sobre células germinales regenerativas; se necesita más investigación.

Descarga Clue para monitorear tu ovulación.

An image for a square advertisement for the Ruby cup product
An illustration of a heart

¿Te gusta lo que lees? Ayúdanos a hacer más cosas geniales apoyando nuestros esfuerzos de investigación científica. Contribua agora

También te podría gustar leer:

Artículos populares