Ilustraciones de parejas hablando sobre el consentimiento sexual

Ilustración: Emma Günther

Reading time:8min

8 cosas que debes saber sobre el consentimiento sexual

El consentimiento es la clave para tener sexo seguro y placentero

by Talia Meer, PhD Reviewed by Amelie Eckersley
  • Comparte este artículo en Twitter
  • Comparte este artículo en Facebook
  • Comparte este artículo por WhatsApp

*Traducción: Carolina Tafur

Cosas importantes a saber:

  • El consentimiento se da con pasión

  • El consentimiento se puede retirar en cualquier momento

  • La mejor manera de saber si tienes el consentimiento de una persona, es preguntándole

Es posible que no tengas la certeza de cómo dar o pedir el consentimiento de una persona, incluso si has oído hablar sobre el consentimiento sexual. Si lo que quieres es dar un beso, tocar o simplemente enviar mensajes sexuales por chat, ¡aquí estamos para ayudarte! Para efectos de este artículo, usaremos los términos "sexo" y "práctica sexual" para referirmos a todo el espectro de relaciones íntimas que requieren consentimiento, incluído (pero no limitado a) el sexo telefónico, los besos, el sexo en seco, el frotamiento de genitales, el sexo oral, vaginal y anal.

1. ¿Qué es el consentimiento sexual?

La definición legal de consentimiento sexual cambia dependiendo de tu ubicación, pero el principio siempre es el mismo. El consentimiento sexual es un acuerdo entre personas para tener sexo o participar de una práctica sexual en conjunto. Tienes el derecho a escoger qué hacer, con quién y cómo: dar tu consentimiento pleno requiere tanto de la comunicación de tus expectativas, límites y deseos a tu(s) pareja(s) sexual(es), como de su entendimiento y reconocimiento de estas preferencias.

El consentimiento sexual debe ser:

  • Apasionado: Quieres tener sexo o participar de una práctica sexual con una pareja.

  • Recíproco: Tu pareja también quiere tener sexo o participar de una práctica sexual contigo.

  • Voluntario: Has decidido tener sexo o participar de una práctica sexual sin presión externa, expectativas o culpa. Entiendes lo que está sucediendo y tu juicio no está incapacitado por el uso de alcohol o drogas.

  • Informado: Entiendes los términos y límites de tener sexo o participar de una práctica sexual. Si en cualquier momento los términos de la situación cambian (digamos que tu pareja se quita el condón durante la relación sexual sin decírtelo), entonces tu consentimiento original se invalida.

  • Continuo: No existe tal cosa como un consentimiento general, incluso si ya has tenido sexo o participado de alguna práctica sexual con una pareja anteriormente. Acceder a participar de una práctica sexual no significa que accedes a repetirla en el futuro o que accedes a otras prácticas sexuales. El consentimiento es necesario para cada práctica específica.

Haz seguimiento en Clue también de su apetito sexual

  • Descargar la aplicación de Clue en la App Store
  • Descargar la aplicación de Clue en la Play Store
an image of 3 mobile screens of the Clue app

2. ¿Cómo doy mi consentimiento sexual?

La manera más clara de dar tu consentimiento es directa y verbalmente. Si bien puede parecer desalentador tener que dar consentimiento cada vez que tengas sexo o vayas a participar de una práctica sexual, no es necesario que sea una discusión larga. Estas son algunas maneras como puedes dar tu consentimiento:

  • Di sí o usa una frase alternativa como "Sí quiero" o "Probémoslo".Haz comentarios

  • positivos si te sientes a gusto, usando frases afirmativas como "Eso se siente bien" o "Sigue".

  • También puedes dar tu consentimiento de manera no verbal, como asintiendo con la cabeza si quieres que tu pareja siga haciendo lo que está haciendo. Pero ten cuidado, ya que las señales físicas pueden ser malinterpretadas o ignoradas, por lo que es buena idea usar palabras, además de señales no verbales.

3. ¿Cómo puedo denegar o retirar mi consentimiento?

La mejor manera de decir no, es directa y verbalmente. Puedes decir no cuando tu pareja proponga tener sexo o cualquier práctica sexual, o en cualquier momento durante el sexo o una práctica sexual. Nunca es demasiado tarde para retirar tu consentimiento. Así puedes expresar que no das tu consentimiento para participar de una práctica sexual:

  • Di "No" o "Para", o usa frases como "No quiero", "Debo pensarlo primero" o "¿Podemos hablar de eso luego?"

  • Expresa tus comentarios usando frases como "Eso no me gusta, prueba esto", "No me siento bien" o "Preferiría..."

  • Puede ser más cómodo retirar tu consentimiento a través de señales físicas, como por ejemplo, deteniendo o apartando las manos de tu pareja para expresar que no das tu consentimiento para participar de alguna práctica en particular (1). Pero ten cuidado, ya que las señales físicas pueden ser malinterpretadas o ignoradas, por lo que es buena idea usar palabras, además de señales no verbales. Tu pareja debe ser receptiva a todas las señales que indiquen que no das tu consentimiento. Si no sabes con certeza que entiende, prueba comunicarlo verbalmente.

4. ¿Cómo puedo asegurarme de que tengo el consentimiento de mi pareja?

La mejor manera de saber si cuentas con el consentimiento de una persona, es preguntándole. La comunicación verbal clara y prestar atención a las necesidades, estado de ánimo y lenguaje corporal, son importantes para garantizar el consentimiento. Usualmente la comunicación es más fácil si conocemos bien a nuestra pareja, por lo cual es sumamente importante prestar mucha atención cuando estamos con una nueva persona. Estas son algunas maneras como puedes asegurarte de que tienes el consentimiento de tu pareja:

Pide el consentimiento antes de tener sexo o participar de cualquier práctica sexual. No presumas saber lo que le gusta o gustará a tu pareja solo porque a ti o a una pareja anterior le gustó. En vez de asumir, ¡pregunta!

Asegúrate de tener el consentimiento de tu pareja durante el sexo o cualquier otra práctica sexual. Pregúntale si quiere seguir o si deberías hacer algo diferente. Hazle saber a tu pareja que puedes detenerte en cualquier momento.

Presta atención a las señales no verbales de tu pareja. Si tu pareja se queda callada, o se ve distraída, incómoda, molesta o no se muestra recíproca, detente por un momento y asegúrate de que todo está bien. Las violaciones sexuales pueden ocurrir cuando la pareja no está atenta a las señales no verbales (2).

No tengas sexo o participes de prácticas sexuales con personas en estados alterados de conciencia. Las personas no pueden dar su consentimiento si se encuentran incapacitadas por el uso de drogas, alcohol y por otras razones.

Habla sobre detonantes. Si sabes que tu pareja ha tenido relaciones violentas o ha experimentado trauma sexual, hablar sobre sus límites, detonantes y qué trato le gustaría recibir durante el sexo o las prácticas sexuales puede ayudar para que se sienta más a gusto (3).

5. ¿Puedo cambiar de parecer después de haber dado mi consentimiento?

¡Claro que sí! Puedes cambiar de parecer en cualquier momento. No tienes la obligación de seguir participando de ningún acto que sea incómodo, doloroso o desagradable. También está bien perder la motivación de hacer algo.

6. ¿Qué pasa si mi pareja trata de hacerme cambiar de parecer?

Nunca debes hacer algo solo porque alguien más quiera que lo hagas. Si la idea de alguna práctica sexual o pareja te causa ansiedad, incomodidad o inseguridad, di no.

7. ¿Qué pasa si mi pareja se ofende cuando diga "no"?

Decir "no" es la expresión de un límite personal, no un rechazo a otra persona. Es un límite que te ayuda a mantener tu autonomía corporal y es la línea que separa la seguridad del peligro.

También está bien si los sentimientos de tu pareja resultan heridos cuando dices "no": puedes explicarle la importancia de los límites en cualquier relación y motivarle a que también comparta los suyos. Lo que no está bien es que una pareja use sus sentimientos con el propósito de manipularte para que hagas algo que no quieres hacer. Esto es una forma de coerción sexual y puede ser un indicador de una relación peligrosa.

La coerción sexual se refiere a cualquier instancia en la que una persona ejerce presión u obliga a otra a tener sexo en contra de su voluntad, y puede asumir varias formas. La coerción sexual en una relación es una forma de violencia íntima de pareja o "un patrón de comportamientos que usa una pareja para mantener poder y control sobre otra pareja en una relación íntima". Si te preocupa la violencia íntima de pareja, habla con un consejero y toma medidas para garantizar tu seguridad.

8. ¿Qué pasa si di mi consentimiento pero no me siento del todo bien después de tener sexo o participar de una práctica sexual?

No te asustes. El consentimiento es parte importante de tener una experiencia sexual positiva, pero darlo no siempre garantiza que la tengas. Somos organismos complejos: nuestros sentimientos cambian y nuestros cuerpos pueden ser impredecibles.

Una variedad de factores cambiantes pueden influir en lo que piensas sobre tu experiencia, durante y en el futuro, por ejemplo, las respuestas de tu pareja, las dinámicas de poder, confiar en tu pareja, tus ciclos menstruales o tu autoestima. Puede ser que algunas experiencias que crees que te gustarán o que puedes aceptar, no resulten ser tan divertidas o agradables. No siempre puedes saber con anticipación y eso es parte del proceso de aprender sobre tus propios deseos y límites. Habla con tu pareja o alguien en quien confíes sobre tus sentimientos, para aprender de ellos. ¿Te gustaría probar tener relaciones sexuales con una pareja en particular en circunstancias diferentes? De ser así, piensa cómo se lo podrías comunicar para que te pueda ayudar a tener una experiencia más placentera la próxima vez.

Si te das cuenta de que accediste a participar de una práctica sexual porque sentiste presión por parte de tu pareja o para evitar una pelea, entonces tu consentimiento no fue voluntario. Esta puede ser una oportunidad para discutir tus necesidades y cómo tu pareja puede estar presionándote sin que esa sea su intención. Si tu pareja no quiere tener esa conversación o si se trata de un patrón en su comportamiento, esto puede indicar que estás en una relación peligrosa. Considera las señales de advertencia de las relaciones peligrosas y las medidas que puedes tomar para garantizar tu seguridad o habla con un consejero.

Finalmente, si has sido víctima de abuso sexual o te han obligado a participar de cualquier práctica sexual para la que no diste tu consentimiento, puedes hablar con un consejero y recibir guía sobre qué hacer, llamando a la Línea de Ayuda Nacional Online de Asalto Sexual en EE. UU. al 1-800-656-4673. También puedes encontrar recursos en otros países en Hot Peach Pages.

una ilustración de la flor de Clue
una ilustración de la flor de Clue

Sincronízate con tu ciclo y descarga la aplicación de Clue hoy.

También te podría gustar leer:

Artículos populares

una ilustración de la flor de Clue
una ilustración de la flor de Clue

Sincronízate con tu ciclo y descarga la aplicación de Clue hoy.