Foto en la que aparece sonriendo la autora Aubrey Bryan.

Photo: Franz Grünewald. Dirección Artística: Marta Pucci

LGBTQIA+

Cómo el seguimiento con Clue me ayudó a aceptar mi identidad no binaria

El lenguaje neutro importa más de lo que te imaginas.

*Traducción: Lina Bembe

Para algunas personas, salir del clóset puede traer consigo un poco de duelo*. Yo crecí en un típico hogar heterocéntrico, suburbano, americano y me consideraba a mí misme como la típica chica hetero. Durante mi adolescencia, tuve "crushes" con chicos, me acostumbré a esquivar a los familiares que me preguntaban si tenía novio, también adopté una visión de mi futura boda que se parecía mucho a la de mis padres.

(*Reconozco que mis palabras reflejan un gran privilegio. Para muchas personas salir del clóset implica muchas más dificultades.)

Así que cuando por fin llegó el momento de reconocer mi identidad queer, lo hice con una sensación de pérdida: me di cuenta de que nunca respondería a las preguntas de mis familiares en la forma que ellos esperaban; que nunca tendría la boda que me había imaginado. Sentí el duelo por el futuro que había imaginado y orienté mi imaginación hacia uno nuevo.

Al mismo tiempo que empecé a abrazar mi identidad queer, descubrí que también estaba perdiendo algo que no me esperaba: el alivio de lo que yo consideraba una típica charla superficial de chicas.

Recuerdo una ocasión en un bar con dos amigas hetero, mientras tomábamos nuestras bebidas aquella noche húmeda en Filadelfia, la conversación giró en torno a temas a los que yo ya no tenía acceso: citas y sexo. Recuerdo que al ser demasiado nueve en mi condición queer, como para hablar cómodamente de mis experiencias, me sentí excluide de la conversación. En esa ocasión sólo escuché y asentí con la cabeza.

Mientras seguía enfrentándome a dilemas similares con otros amigos cis heterosexuales, me encontré anclade en un antiguo ritual que esperaba no perder nunca: quejarse de nuestros periodos.

an image of 3 mobile screens of the Clue app

Clue es neutral en cuestión de género para ayudarte a controlar tu salud menstrual

  • Descargar la aplicación de Clue en la App Store
  • Descargar la aplicación de Clue en la Play Store

4.8

Ilustración de una calificación de cinco estrellas

2M+ calificaciones

Tuve la regla en mis años tardíos de la secundaria, así que cuando me uní al club, sentí que ya había perdido años de participar en este particular ritual. Los quejidos comunes sobre los calambres, el pasarse tampones unas a otras, la comparación de los síntomas; era un rito de paso, un lenguaje secreto, un espacio en el que podíamos romper las barreras sociales y hablar íntimamente de nuestros cuerpos, creando confianza con otras personas que tenían la regla al hablar de temas considerados tabú por otros.

Pasó mucho tiempo antes de que reconociera lo mucho que me apegaba a la comodidad de ese vínculo y cómo, sin darme cuenta, mi relación con mi periodo me mantenía anclada a sentirme como una mujer.

Como persona queer, que hace todo lo posible por practicar el feminismo interseccional (un tipo de feminismo que reconoce que para afrontar una forma de opresión, tenemos que tener en cuenta otras), ahora veo lo limitado que era ese pensamiento. Yo sabía, en principio, que no todas las mujeres tienen periodos y que no todas las personas que tienen periodos son mujeres. Pero en aquel entonces, yo no tenía muchas personas trans* o no binaries en mi vida, además, yo nunca pensé en aplicar esos principios de inclusión a mí misme.

Cuando me enteré de Clue, me llamó la atención su carácter inclusivo y el hecho de que declararan abiertamente que es una aplicación para cualquier persona que menstrúe. Empecé a monitorear mi periodo, eventualmente apliqué y me contrataron para trabajar allí.

Entre más utilizaba la app, más cambiaba mi perspectiva. Al abandonar la idea de que el ciclo menstrual está intrínsecamente ligado al género, pude liberarme del vínculo entre mi periodo y mi género.

El podcast de Clue, llamado Hormonal, incluye un episodio llamado "SPM es Real". "SPM no es Real" (en inglés), el cual incluye una discusión profunda sobre la conexión entre el síndrome premenstrual y sus expectativas o estereotipos sociales. Antes solía pensar que mi peor síntoma premenstrual era el cambio de humor; yo siempre decía a la gente que un día antes del comienzo de la regla lloraba, me enojaba y me ponía irracional. Casi sentía una especie de orgullo, de ser alguien que sabía manejar este síntoma estereotipado y "femenino".

Pero después de hacer un seguimiento de mi periodo durante varios meses, dejé de experimentar este patrón de "cambios de humor"; lo que veo ahora es cómo utilicé la típica visión de la sociedad de una mujer que experimenta el SPM para explicar las emociones reales y complejas que sentía.

A través del seguimiento, empecé a ver mi periodo y mis síntomas no como indicadores de mi género, sino como formas en las que mi cuerpo se comunicaba conmigo, diciéndome en qué parte del ciclo me encontraba, ciclos hormonales que todas las personas, independientemente de su género (asignado o no), experimentan.

Con esta nueva perspectiva, esos últimos vínculos con mi género desaparecieron, además, al encontrarme rodeade de una comunidad en una ciudad orgullosamente abierta y diversa, me sentí por fin libre para explorar la última frontera de mi identidad queer. Todo esto no fue posible sin tener un sentimiento de pérdida, ese es el poder del lenguaje.

Desafortunadamente el uso de lenguaje de género neutro en temas de menstruación puede crear tensión a menudo. Es frecuente que cuando el lenguaje evoluciona, algunes se sentirán empoderades por los cambios, mientras que otres pensarán que algo se les está arrebatando. Puede ser incómodo cuando sientes que te estás quedando atrás, o te preocupa ofender a alguien por usar una frase en desuso.

En el mundo de habla inglesa, estamos observando un gran cambio hacia la adopción de términos de género neutro de aplicación más amplia, desde la introducción de "Latinx", una alternativa de género neutro a Latina/o, pasando por el diccionario Merriam-Webster, que llamó al singular "elle" su palabra del año 2019. Si bien toma tiempo adaptarse a los cambios, estos términos están llevando a nuestro idioma por la dirección correcta, nos incitan, como sociedad en general, a reconocer y dar voz a las personas que viven fuera del binarismo de género.

Nuestras perspectivas sobre la menstruación deberían de evolucionar al mismo tiempo que nuestras formas de entender el sexo y el género.

Dejando a un lado las conversaciones sobre género, la menstruación es una experiencia muy variable que significa cosas diferentes para cada persona. El resultado concreto de utilizar un lenguaje más neutro es, que las personas con experiencias menos normativas de la menstruación pueden entrar en la conversación (y se aseguran de que reciben los cuidados que necesitan). Eso incluye a todes, desde personas transmasculinas hasta mujeres cis en la menopausia, ya que tener un ciclo no es lo que define la experiencia de género de alguien.

El lenguaje de Clue que me permitió abrazar mi identidad no binaria, también podría ayudar a una persona transmasculina a reconocer los síntomas de la endometriosis o SOP, y si este lenguaje es ampliamente adoptado por los profesionales de la salud, esa persona puede visitar a su médico sin temor a que su identidad sea invalidada. Es un hecho que las personas de todos los géneros tienen la menstruación, y el acceso sin barreras al apoyo y la información nos beneficia a todes.

Ese tabú que sentí que estaba rompiendo al hablar de mi periodo cuando era adolescente sigue vigente ahora, y es un tabú que sólo podemos romper de verdad si lo hacemos para todes. El lenguaje de género neutro no es una tendencia ni una moda; es un movimiento que permite a más personas hablar de sus experiencias, con la menstruación o con cualquier otra cosa, de forma auténtica y honesta. Queda mucho por avanzar en la adopción de terminologías neutras tanto en inglés como en el resto de idiomas, pero empresas como Clue, Thinx, Aisle y otras están ayudando en el camino hacia un futuro más brillante e inclusivo, y eso es algo digno de celebrarse.

Descarga Clue para monitorear tu periodo.

An illustration of a hand pressing a button

Let's support one another.

and champion menstrual health together. Make an impact today in one click.

An illustration of a hand pressing a button

GIF animado de flamencos, pájaros conocidos por tener hábitos bisexuales

LGBTQIA+

Mitos y realidades sobre la bisexualidad

Entendámonos con la “B” de LGBT+

Artículos populares