Foto: Franz Grünewald

Piel y pelo

Cambios en la piel y el pelo: perimenopausia y menopausia

Creado por Clue con soporte financiero de Vichy Laboratoires y L'Oréal

La cantidad cambios que vienen con la perimenopausia y la menopausia pueden ser abrumadores, especialmente, lo relacionado con la pérdida de cabello y el envejecimiento de la piel. Estos cambios son una experiencia universal del envejecimiento y hay varias maneras de disminuir el estrés que estas transiciones puedan ocasionar.

Los años previos a la menopausia se conocen como la perimenopausia y se caracterizan por los niveles fluctuantes de estrógeno, testosterona, DHEA y androstenediona. En la menopausia cuando el periodo se detiene completamente por al menos 12 meses, los niveles de estrógeno (incluyendo estradiol y estrona) suelen estar en su punto más bajo. Cómo resultado de estos cambios hormonales, la vida de las personas se ve afectada de maneras únicas como física, mental, emocional y espiritualmente. Algunos de estos efectos incluyen cambios sorprendentes en tu piel y tu pelo. Aquí está la investigación más reciente sobre cómo los cambios hormonales en las diferentes etapas de la vida pueden afectar tu piel y pelo y que puedes hacer para aliviar esos síntomas. 

Siga los cambios en tu piel a lo largo de los ciclos

  • Descargar la aplicación de Clue en la App Store
  • Descargar la aplicación de Clue en la Play Store
an image of 3 mobile screens of the Clue app

Los cambios de la piel y el pelo en la perimenopausia

En la perimenopausia tus ovarios producen cantidades impredecibles de estrógeno (incluyendo estradiol y estrona), testosterona, DHEA y androstenediona (1). Esta variación, en particular, lleva a algunos cambios importantes en la perimenopausia que incluye los cambios notables en la piel y el pelo. 

Los signos iniciales de la perimenopausia suelen empezar con cambios en el ciclo menstrual. Entre dos y ocho años antes de la menopausia, las mujeres y personas con periodo pueden experimentar fluctuaciones hormonales relacionadas con el envejecimiento. Algunas personas pueden notar periodos mucho más largos y abundantes, mientras otras más cortos que lo usual (1). 

La mayoría de las personas experimentan los primeros signos de la perimenopausia a los 40 años, pero es posible tener algunos cambios antes (1), aunque es extraño. A continuación lo que puedes esperar y algunas formas de disminuir los efectos de estos cambios. 

Cambios en el pelo

  • A medida que una persona envejece y la producción de estrogeno disminuye, las fibras capilares se vuelven más delgadas y más propensas a quebrarse (3). 

  • Puedes combatir el debilitamiento y la fragilidad del pelo teniendo un estilo de vida saludable como no fumar, comer una gran variedad de alimentos frescos y manteniéndote activa (3). 

Cambios en la piel

  • A medida que una persona envejece y la producción de estrógeno disminuye, la piel se vuelve menos tersa y puede provocar arrugas. También, la hidratación disminuye con la edad (4). Algunos signos de envejecimiento en la piel se pueden notar a principios de los 30 años (4).

  • La reducción de la cantidad de estrógeno se asocia con la disminución de colágeno, lo que provoca que la piel sea menos elástica y más fina y propensa a las arrugas (5). 

  • La prevención antes que el tratamiento es la mejor estrategia para las arrugas y la piel fina. Reduce la aparición de arrugas en tu piel usando protector solar y evitando fumar. 

  • Lleva una dieta saludable, usa protector solar, antioxidantes tópicos, retinol y polifenoles, esto puede ayudar contra el daño por la exposición solar y el envejecimiento.

Cambios en la piel y el pelo durante la menopausia

La menopausia es la experiencia de dejar de tener la menstruación. Se diagnostica una vez que no has tenido el periodo por 12 meses. Oficialmente marca el fin de la capacidad natural de concebir usando los óvulos o gametos propios (1). Los niveles de las hormonas en la posmenopausia son diferentes a los de otras etapas reproductivas, los niveles de estrógenos están extremadamente bajo, lo que contribuye a los cambios en la piel y el pelo. A continuación se presenta lo que puedes esperar y cómo tener plan para aliviar esos síntomas. 

Cambios en el pelo

  • El estrógeno influye en el crecimiento del pelo de muchas maneras; afecta su densidad, ritmo de crecimiento y la cantidad de pelo en la etapa de "crecimiento" (7). Los niveles muy bajos de estrógeno después de la menopausia puede llevar a la disminución de la densidad del pelo y a un número mayor de pelo en la fase de "caída" y finalmente a la pérdida de pelo en el cuero cabelludo (3, 7). 

  • También, con los cambios hormonales algunas mujeres pueden notar un incremento del crecimiento del vello facial y disminución de la cantidad de vello corporal y púbico a medida que el estrógeno disminuye (5). Mientras que las investigaciones señalan que el estrógeno desempeña un papel importante en los cambios en el pelo, aún no se sabe completamente porque estos cambios ocurren (7).  

  • La pérdida de cabello para las mujeres puede ser especialmente angustiante (7). Algunas condiciones de salud como la anemia y los problemas de la tiroides pueden contribuir a la pérdida de cabello. Identificar las causas detrás de la pérdida de cabello es importante para un tratamiento exitoso (7). Hay varias formas de controlar la perdida de pelo en la menopausia cómo a través de los suplementos dietarios y optimizando la función de la tiroides. Habla con tu proveedor de servicios de salud sobre las opciones de tratamiento que pueden ser adecuadas para ti. 

  • Aunque hay muchos productos que afirman que aumentan el crecimiento del pelo o reducen su pérdida, el minoxidil tópico cuenta con más evidencia científica que demuestra su efectividad en el tratamiento de pérdida de cabello (7). Otros productos o medicamentos puedes ser efectivos, esto depende del tipo y la causa de la pérdida del pelo (7).

  • Otras formas de prevención incluyen evitar los tratamientos capilares agresivos como permanentes o decoloraciones y el uso regular de acondicionador para mantener el cabello hidratado (7).   

Cambios en la piel

  • Durante la menopausia, el colágeno disminuye rápidamente lo que hace que la piel se vuelva más fina y disminuye la elasticidad de la piel. Estos cambios son más notables en los primeros 15 años después del inicio de la menopausia. Muchas mujeres experimentan hasta un 30% de disminución del colágeno en los primeros cinco años de la transición a la menopausia (5). Los bajos niveles de colágeno hacen que piel sea más fina y menos elástica dando lugar a más arrugas. 

  • La piel seca se acentúa más después de la menopausia debido a los bajos niveles de estrógeno (8). Manterse bien hidratada y usar hidratantes tópicos puede ayudar a mejorar la hidratación de la piel. (8).

  • Tener una dieta balanceada, usar protección solar, antioxidantes tópicos, retinol y polifenoles puede ayudar contra el daño ocasionado por el sol y el envejecimiento.  

  • La prevención, más que el tratamiento, es la mejor estrategia para las arrugas y el debilitamiento de la piel. Reduce la producción de arrugas en tu piel usando protección solar y evitando fumar (6).

La mayoría de las mujeres viven una tercera parte de sus vidas en la menopausia, así que aprender cómo abordar los síntomas preocupantes puede mejorar en gran medida la calidad de vida (9). Tener una conversación sincera con tu proveedor de servicios de salud y otras personas con experiencias similares puede ser empoderante. No importa la etapa en la que estés, tu cuerpo es único y hermoso. Recuerda que no tienes que aceptar los cambios que te ocasionan estrés como "parte de envejecer". Tu proveedor de servicios de salud puede ayudar con cualquier preocupación acera de tu salud y tu cuerpo que puedas tener en las diferentes etapas de la vida. 

una ilustración de la flor de Clue
una ilustración de la flor de Clue

Sincronízate con tu ciclo y descarga la aplicación de Clue hoy.

También te podría gustar leer:

Artículos populares