Ilustración: Katrin Friedmann

Piel y pelo

Los sustancias químicas en los productos del cuidado de la piel y de belleza

*Traducción: María Fernanda Ojeda

¿Alguna vez has tenido una reacción extraña a una nueva loción, a un labial o a una crema de afeitar? No eres la única. Las sustancias químicas están en todos los productos que usamos en y dentro de nuestro cuerpo. Maquillaje, tampones, crema dental y muchos otros. Algunas sustancias químicas son completamente seguras, mientras que otras no han sido probadas e incluso se sabe de otras que pueden ser nocivas. ¿Cómo podemos distinguir las sustancias químicas buenas de las malas?

Tres categorías de sustancias químicas en tus productos del cuidado de la piel que hay que tener en cuenta:

La mayoría de las sustancias químicas son perjudiciales cuando actúan como una de las siguientes clasificaciones. A continuación vamos a definir cada una.

  • Alérgeno: una sustancia que puede causar una reacción alérgica (1). Por ejemplo: fragancia y preservativos (2).

  • Carcinógeno: cualquier sustancia que puede causar cáncer (3). Por ejemplo: formaldehído y aceites minerales (4).

  • Disruptores endocrinos: son químicos que pueden interferir en el sistema endocrino y producir efectos adversos en el desarrollo, la reproducción, la neurología y en la inmunidad del cuerpo (5). Por ejemplo: BPA, dioxina y ftalatos (6). El sistema endocrino incluye la glándula pituitaria, la glándula tiroidea, las glándulas paratiroides, las glándulas suprarrenales, el páncreas, los ovarios y los testículos (7).

Actualmente, la FDA (Food and Drug Administration) solo restringe el uso de 11 sustancias químicas (8), mientras que la Unión Europea ha prohibido el uso de cerca de 1.300 ingredientes (9).

Asi mismo, un estudio del año 2010 expuso que “Aproximadamente de los 80.000 productos químicos en el mercado en Estados Unidos hay muchos que no están estudiados o regulados y son utilizados por millones de personas en su vida cotidiana, la exposición a posibles carcinógenos ambientales está muy extendida”.

Aunque se han encontrado muchas sustancias químicas seguras en dosis bajas (como aquellas que están en los tampones) (10), hay que considerar dos asuntos:

  1. ¿Por qué no se les exige a las empresas que muestren la lista completa de ingredientes?

  2. ¿Quiero usar productos que contienen sustancias químicas que no se han comprobado los efectos a largo plazo?

Ahora que sabes sobre alérgenos, carcinógenos y disruptores endocrinos ¿Qué podemos hacer para evitarlos?

  1. Lee las etiquetas. Así cómo lees la etiqueta de los alimentos, revisa la lista de ingredientes de los productos de cuidado personal. Muchos de los ingredientes que son tóxicos para tu cuerpo lo son para el medio ambiente. El Environmental Working Group (EWG por sus siglas) hizo esta pequeña guía útil (en inglés) para ayudar a las y los consumidores a elegir los productos de cuidado personal más seguros.

  2. Conoce los ingredientes. Usa la aplicación Think Dirty o la base de datos de EWG’s Skin Deep (en inglés) para revisar los ingredientes en tus productos de belleza y revisar su impacto en tu cuerpo y en tu ciclo. Estas herramientas no solo te muestran qué evitar, sino también el porqué debes hacerlo (11).

  3. Haz que escuchen tu voz. ¿Te encanta la crema para ojos pero odias las sustancias químicas que contienen? Di lo que piensas y hazlo saber a la empresa. Escríbeles un correo electrónico o haz una campaña en Twitter. Cuando haces oír tu voz, las empresas te escuchan.

¿Por qué te deberías preocupar por las sustancias químicas en tus productos de belleza y de cuidado de la piel?

Tu piel es el órgano más grande y absorbe lo que le pongas. Esto es particularmente cierto para las áreas del cuerpo donde la piel es más delgada. (Por ejemplo, la zona alrededor de los ojos o en la vagina) (13).

En un estudio del año 2016 investigadores le dieron a un grupo de 100 mujeres productos nuevos de belleza que no contenían tres sustancias químicas nocivas (ftalatos, parabenos y fenol) para usarlos en un periodo de 3 días. Después de esos tres días, las mujeres fueron evaluadas nuevamente y los niveles de las sustancias químicas en su cuerpo se redujeron alrededor de 20-45% (14).

Eliminar estas sustancias químicas potencialmente perjudiciales de tus productos que usas diaria o semanalmente, puede disminuir en gran medida la exposición a estos y sus efectos negativos.

¿Quieres aprender más?

La Campaign for Safe Cosmetics haz investigaciones y publicaciones con información científica acerca de este tema. Y usa Clue para hacer seguimiento a los cambios en tu piel para conocer cómo ciertos productos te pueden afectar.

una ilustración de la flor de Clue
una ilustración de la flor de Clue

Sincronízate con tu ciclo y descarga la aplicación de Clue hoy.

También te podría gustar leer:

Artículos populares