Ilustración: Marta Pucci

Periodos

El mito de las fases lunares y la menstruación

  • Comparte este artículo en Twitter
  • Comparte este artículo en Facebook
  • Comparte este artículo por WhatsApp

*Traducción: Carolina Tafur

Cosas importantes a saber sobre la luna y el ciclo menstrual:

  • De acuerdo con nuestro análisis de más de 7.5 millones de ciclos, el ciclo menstrual no se sincroniza con el ciclo lunar.

  • Los ciclos lunar y menstrual coinciden para algunas personas—dependiendo de qué tan bien coincida la duración de su ciclo promedio con el ciclo lunar, y de la variabilidad en la duración de su ciclo.

  • El ciclo lunar y el ciclo menstrual promedio, tienen básicamente la misma duración.

  • El término “menstruación” viene de las palabras griega y latina que significan mes (mensis) y luna (mene).

Con frecuencia nos piden que incluyamos los ciclos lunares en Clue, por lo cual hicimos los cálculos para comprobarlo científicamente. ¿El ciclo menstrual se sincroniza con el ciclo lunar? No, de acuerdo con nuestro análisis de más de 7.5 millones de ciclos.

La investigación de fases lunares y menstruación de Clue

Nuestro equipo de ciencia de datos analizó 7.5 millones de ciclos y no encontró una correlación entre las fases lunares y el ciclo menstrual o la fecha de inicio del periodo.

“Lo que normalmente se oye es que la ovulación ocurre alrededor de la luna llena y que el periodo llega alrededor de la luna nueva,” dice la Dra. Marija Vlajic Wheeler. Wheeler es una Científica de Datos en Clue, tiene un PhD en Astrofísica de la Universidad de Oxford y pasó tres años haciendo un posdoctorado en el Instituto Leibniz de Astrofísica de Potsdam, en Alemania.

“Analizando los datos, observamos que las fechas de inicio del periodo a lo largo del mes son aleatorias, sin importar la fase lunar.” —Dra. Marija Vlajic Wheeler

Wheeler analizó las fechas de inicio del periodo de 1.5 millones de usuarios de Clue y, para los 7.5 millones de ciclos registrados, no encontró indicación de que el periodo comience predominantemente durante la luna nueva, una relación que normalmente se sugiere existe entre los ciclos lunares y menstruales.

El promedio global de la duración del ciclo menstrual es 29 días y el ciclo lunar dura 29.5 días (aunque es normal tener un ciclo que dure entre 24 y 38 días). En términos estadísticos, asumiendo que los periodos comiencen en momentos aleatorios, aproximadamente 1 de cada 2 personas tendrá su periodo 3 días antes o después de la luna llena o la luna nueva.

Esto tiene sentido: ±3 días antes o después de la luna llena o la luna nueva, equivale a 14 días del ciclo lunar (la luna nueva + 6 días y la luna llena + 6 días), aproximadamente la mitad del ciclo lunar. Entonces podemos esperar que alrededor de la mitad de las personas tengan su periodo durante cualquier mitad del ciclo lunar.

La duración del ciclo menstrual puede variar de acuerdo con la edad y la procedencia étnica y racial (1), aunque esto incluso puede no ocurrir en todos los grupos demográficos. Esto puede contribuir a crear la falsa impresión de que el periodo comienza o debería comenzar con el calendario lunar para todo el mundo.

Los calendarios menstrual y lunar más o menos coinciden para algunas personas, dependiendo de la precisión con que la duración promedio de su ciclo coincida con el ciclo lunar, y de la variabilidad en la duración de su ciclo.

Una mano sujetando un teléfono con la aplicación de Clue abierta

Haz seguimiento de su ciclo menstrual todos los meses con Clue app

Ilustración de una calificación de cinco estrellas

4.8

más de 2M+ calificaciones

Ilustración de una calificación de cinco estrellas

4.8

más de 2M+ calificaciones

Estudios sobre ciclos lunares y ciclos menstruales

El análisis hecho por la Dra. Wheeler para Clue es el análisis más grande que se ha hecho para estudiar la relación entre el ciclo menstrual y las fases lunares, pero no es el primero.

Ha habido otros estudios sobre la relación entre el ciclo lunar y el ciclo menstrual, aunque no todos intentaban responder a la misma pregunta que planteó Clue. Encontramos ocho estudios publicados entre 1937 y 2013, que abordan la relación entre los ciclos lunar y menstrual, aunque hubo otros estudios anteriores a 1937.

Estudios sobre la luna y la menstruación (1937-2013): un resumen

  • Tres estudios revelaron que las personas que tienen ciclos menstruales de 29.5 días tienden a menstruar entre el primer y el último cuarto del ciclo lunar. Los autores de estos estudios sugieren que la fecha de inicio del periodo de las personas con una duración del ciclo diferente a 29.5 días, ocurre de manera aleatoria durante el ciclo lunar.

  • Un estudio mostró que las personas en el rango de edad entre 14 y 18 años son más propensas a menstruar alrededor del primer y tercer cuarto lunar, sin importar la duración de sus ciclos.

  • Un estudio evidenció que las personas son más propensas a menstruar durante la luna nueva. Este resultado contradice lo revelado por los otros estudios.

  • Tres estudios no encontraron relación alguna entre el ciclo lunar y el ciclo menstrual.

Para más detalles, continúa leyendo.

Un mismo autor condujo dos de los estudios considerados (2,3). En estos estudios, la principal pregunta de investigación es si hay relación entre el ciclo lunar y el ciclo menstrual, específicamente, entre las personas cuyo ciclo dura aproximadamente 29.5 días (2,3).

El primero de estos dos estudios, realizado en 1980, encontró que 47 de 68 participantes (69%) que tenían ciclos elegibles para el estudio, tenían su periodo entre el primer y el último cuarto del ciclo lunar, también conocido como la “fase luminosa” (2). Esta es la fase del ciclo lunar cuando ocurre la luna llena. Los autores concluyeron que había una relación entre la fase lunar y el ciclo menstrual, debido a la baja probabilidad estadística de que un porcentaje tan alto de personas menstruara durante este tiempo (2).

El segundo estudio de este autor, publicado en 1987, fue más grande. Se analizaron datos de cuatro muestras de participantes, recogidas entre 1976 y 1983 (3). Como en el primer estudio, sólo se analizaron muestras de personas cuyos ciclos menstruales eran de aproximadamente 29.5 días.

Los autores usaron estos datos para crear histogramas (un tipo particular de gráfico). En el eje X (eje horizontal), marcaron el día del ciclo lunar. En el eje Y (eje vertical), marcaron el porcentaje de participantes en esa muestra que comenzó a menstruar en un día particular del ciclo lunar. La pregunta “estadística” era si la distribución de las fechas del inicio de la menstruación producía una función constante, evidenciando que no había relación con el ciclo lunar o, si la línea no era constante, sugiriendo una posible relación con el ciclo lunar. Si la gráfica mostraba una función constante, esto indicaba que el número de personas que comienzan a menstruar, es aproximadamente el mismo en todos los días del ciclo lunar.

En general, hubo más participantes menstruando durante los días 10 y 20 del ciclo lunar que en otros días, aproximadamente durante la luna llena, pero solo dos de las cuatro gráficas mostraron líneas significativamente diferentes a una función constante (3).

Incluso entre las gráficas “estadísticamente significativas”, la diferencia entre los días resultó ser muy pequeña. Por ejemplo, en la gráfica correspondiente a los datos reunidos en el otoño de 1977, cerca del 2.2% de los participantes menstruó el día de la luna nueva (día 1 del ciclo), mientras que el 4.4%, menstruó el día después de la luna llena (día 16) (3).

Adicionalmente, en el primer estudio, el autor también reporta que era más probable que las personas con ciclos irregulares menstruaran durante la fase luminosa del ciclo lunar. Se registra que 64 participantes con ciclos irregulares tuvieron el periodo durante la fase luminosa, mientras que 46 participantes con ciclos irregulares, tuvieron el periodo durante la fase oscura (2).

Otro estudio de un autor diferente reveló resultados similares (4). En este estudio de 1981, los investigadores de nuevo encontraron que las personas con ciclos de aproximadamente 29.5 días eran más propensas a menstruar durante la fase luminosa del ciclo lunar, particularmente entre los 3 días posteriores al primer cuarto y los 3 días siguientes al tercer cuarto (4). Alrededor de 1 de cada 3 personas en el estudio tenía una duración del ciclo de aproximadamente 29.5 días (4).

Si bien estos resultados son interesantes, no muestran que la mayoría de personas tengan ciclos sincronizados con la luna: entre el 22% y el 32% de los participantes en estos estudios tenía una duración del ciclo de 29.5 días (2-4), lo cual quiere decir que las personas ovulan de manera aleatoria durante el ciclo lunar. Además, la diferencia en la proporción de las personas que comenzaban a menstruar era pequeña. Hubiera sido más informativo haber estudiado a estas personas por unos cuantos meses para confirmar la existencia de un patrón, en vez de tener resultados al azar.

En otro estudio de 1962, los investigadores mostraron resultados ligeramente diferentes. En este estudio, los participantes, en el rango de edad entre 14 y 18 años, eran más propensos a comenzar a menstruar durante la fase luminosa del ciclo lunar, específicamente alrededor del primer y el tercer cuarto (5). Estos participantes tenían ciclos de duraciones diferentes. Este resultado es inesperado, debido a las conclusiones de los estudios anteriores (2-4) y nuestro propio estudio, las cuales muestran que, en promedio, entre todas las personas que tienen un ciclo, el inicio de la menstruación (el primer día de periodo) ocurre de manera aleatoria a lo largo del ciclo lunar.

No obstante, en contraste con los estudios previos, un estudio de 1986 encontró que las personas tenían una mayor tendencia a menstruar durante una luna nueva, la cual ocurre durante la mitad opuesta del ciclo lunar a la luna llena (6). En este estudio no hay restricción en la duración del ciclo menstrual, pero los autores no reportaron la duración promedio de los ciclos de las personas que participaron en el estudio. Esto hace que sea difícil comparar estos resultados con la investigación previa.

Finalmente, tres estudios de 2013, 1975 y 1937, no encontraron ninguna relación entre el ciclo menstrual y el ciclo lunar (7-9). Estos estudios no observaron los datos de personas con ciclos de específicamente 29.5 días.

Tal como lo señala la Dra. Wheeler en nuestro estudio, aproximadamente 1 de cada 2 personas tienen el periodo alrededor de 3 días antes o después de la luna nueva o la luna llena. Es posible que los estudios que sí encotraron una relación, estuvieran capturando una variación aleatoria en el patrón que la Dra. Wheeler describió.

¿Por qué podrían estar relacionados los ciclos lunar y menstrual?

El hecho de que la duración del ciclo lunar y el promedio de la duración del ciclo menstrual sean básicamente iguales, es muy interesante. Definitivamente es posible que no haya relación alguna entre estos dos ciclos, pero las duraciones son muy similares.

Dicho esto, hay quienes han propuesto razones respaldando la teoría de que el ciclo lunar pueda estar relacionado con el ciclo menstrual.

Se ha propuesto que la luz de la luna, en particular, en la ausencia de luz artificial, podría tener un impacto en algunos de nuestros procesos biológicos. Esta idea no es tan descabellada, dado que se ha demostrado que la luz tiene un efecto en el cuerpo y sistema reproductivo de las personas.

Sabemos que las personas que trabajan turnos nocturnos son más propensas a tener ciclos irregulares (10,11), posiblemente debido, en parte, a la exposición a la luz. También hay estudios que sugieren imitar los patrones de luz lunar para mejorar la regularidad del ciclo (12,13). Es posible que las hormonas de la gente también se vean afectadas por los cambios de luz durante diferentes estaciones (13), como lo sabemos debido a condiciones como el Trastorno Afectivo Estacional, el cual se cree está relacionado a la hormona melatonina.

Se han propuesto también otras teorías. El autor de los estudios que se enfocaron en personas con ciclos de 29.5 días, propuso que la radiación electromagnética lunar afecta los ciclos menstruales (2). Sin embargo, si de verdad somos sensibles a esta radiación, es extraño que no veamos una tendencia generalizada más marcada hacia la sincronización, en vez de solo personas con ciclos de duraciones particulares. No se explica por qué estas personas son más sensibles.

La importancia cultural y personal de la luna y la menstruación

Hay diferentes teorías evolutivas que especulan por qué la duración del ciclo menstrual del ser humano evolucionó para tener una duración parecida a la duración del ciclo lunar. También hay historias y creencias que conectan los dos ciclos en varias culturas y mitologías (14). El término “menstruación” viene de las palabras griega y latina que significan mes (mensis) y luna (mene) (14).

Mientras los datos de 1.5 millones de usuarios de Clue indican que los periodos no se sincronizan con la luna, muchas personas que observan el ciclo lunar en relación con la menstruación, lo hacen porque tiene una importancia de carácter personal.

*Este artículo fue publicado originalmente el 14 de julio de 2016.

Imagen de un corazón

¿Te gusta lo que lees? Ayúdanos a hacer más cosas geniales apoyando nuestros esfuerzos de investigación científica.

También te podría gustar leer:

Artículos populares