Arte: Marta Pucci

Anticonceptivos Hormonales

El implante anticonceptivo: mitos e ideas erradas

por Laurie Ray, DNP, Escritora Científica Revisado por Kate Wahl, Escritora Científica
  • Comparte este artículo en Twitter
  • Comparte este artículo en Facebook
  • Comparte este artículo por WhatsApp

*Traducción: Carolina Tafur

Cosas importantes a saber:

  • Un cambio en el patrón de sangrado es un efecto secundario común del implante

  • Las personas pueden quedar en embarazo rápidamente después de la extracción

  • Después de tres años de uso del implante, uno de los efectos secundarios que se reportan con más frecuencia son los cambios en el estado de ánimo

El implante es un tipo de anticonceptivo reversible de larga duración (ARLD) que se pone debajo de la piel de la parte superior del brazo. Hay un tipo de implante disponible en EE. UU. Se trata de una varilla flexible del tamaño de un fósforo que contiene un tipo de progestina llamada etonogestrel (1). Otros implantes compuestos por dos varillas de la progestina levonorgestrel están disponibles en otros lugares del mundo (1,2).

El implante es un método anticonceptivo altamente efectivo.

De cada 100 personas que tienen el implante, menos de 1 quedará en embarazo en el curso de un año (1), en comparación con los 7 embarazos que ocurren con el uso típico (es decir, un uso no perfecto) de la píldora anticonceptiva, para cada 100 personas (1).

Una vez en su sitio, el implante puede permanecer en uso de 3 a 5 años, dependiendo del tipo (2,3).

Si bien el implante es altamente efectivo y fácil de usar, es normal tener preguntas y preocupaciones acerca de un método anticonceptivo que va dentro de tu cuerpo. Entre un grupo de mujeres australianas que nunca habían usado el implante, algunas expresaron una opinión positiva acerca de la fiabilidad y conveniencia de este método, pero otras manifestaron preocupación acerca de los efectos secundarios o a largo plazo, tales como la fertilidad o dolor al momento de la inserción y extracción (4). Algunas personas declaran sentirse incómodas con la idea de un "cuerpo extraño" dentro de sí mismas (5).

Sigue leyendo para saber qué esperar cuando tienes un implante y separar el mito de la realidad.

¿Duele la inserción de un implante?

Antes de la inserción del implante, se aplica un medicamento para adormecer el área de inserción (2,3). Es posible que sientas un pinchazo de la aguja, si el medicamento es inyectable, y una sensación punzante o ardiente durante algunos segundos, causada por el medicamento. Después, el área estará adormecida y no deberías sentir el implante cuando lo inserten. Una vez en su lugar, es posible que el área se sienta magullada o adolorida por un par de días.

Si el implante sigue causando dolor o molestias después de algunos días, ponte en contacto con tu proveedor de servicios médicos. En un estudio en el que participaron 301 personas con el implante, el 11% presentaron moretones y/o dolor en el sitio de inserción (6). En otro estudio, en el que participaron 330 personas que habían tenido el implante hasta por dos años, menos del 3% reportaron dolor leve ocasional en el lugar del implante (7).

¿El implante afecta mi fertilidad a largo plazo?

Entre el 76 y el 100% de las personas pueden quedar en embarazo en el primer año después de la extracción del implante. Este porcentaje es similar a las tasas de embarazo de las personas que dejan de usar otros métodos anticonceptivos (8). No hay mayor riesgo de defectos de nacimiento o enfermedades infantiles en los embarazos concebidos después de la extracción del implante (8).

¿Se puede perder un implante dentro de mí?

En ocasiones puede haber problemas con la forma como se pone el implante. Si el implante se pone muy adentro, puede ser difícil de sentir bajo la piel y, por consiguiente, difícil de extraer.

El dispositivo de inserción del implante de etonogestrel fue rediseñado para reducir la probabilidad de inserciones profundas (1). En algunos casos, no se trata de que el implante se haya "perdido", sino que, para comenzar, nunca fue insertado. El proveedor de servicios de salud debe palpar el área para cerciorarse de que el implante esté adentro (1). Si no se siente (bien sea inmediatamente después del procedimiento o despues), un ultrasonido o una radiografía pueden ayudar a ubicarlo (1).

Después de la inserción, la mayoría de los implantes se mueven unos pocos milímetros, o quedan fijos en su sitio (9). Ha habido casos especiales en los que el implante se desplaza algunos centímetros, o a través de un vaso sanguíneo hacia los pulmones (1,10-12), pero estos casos son raros.

¿El implante causa depresión o afecta mi estado de ánimo?

Después de tres años de uso del implante, uno de los efectos secundarios que se reportan con más frecuencia son los cambios en el estado de ánimo (5.8%) (13). En un estudio en el que participaron 942 personas con implantes alrededor del mundo, 4% de los participantes dejaron de usarlo debido a cambios en el estado de ánimo o la salud mental, tales como altibajos emocionales, nerviosismo y depresión (13).

Los índices de extracción debido a cambios en la salud mental fueron más altos en los EE. UU., en comparación con otros países (13).

En el estudio de 330 participantes con implantes en los EE. UU., alrededor del 14% de las personas reportaron cambios en el estado de ánimo, y el 7% experimentaron depresión relacionada con el implante (7). Entre aquellas personas que se hicieron sacar el implante, el 6% lo hicieron debido a los cambios en el estado de ánimo y el 2%, debido a la depresión (7).

¿Mi periodo se volverá muy irregular?

Un cambio en el patrón de sangrado es un efecto secundario común del implante. Normalmente, el sangrado se vuelve más ligero con el implante, pero algunas personas pueden experimentar sangrados más fuertes, especialmente al principio (1). El número promedio de días con sangrado y manchado, normalmente, es menor con el implante, en comparación con las personas que tienen ciclos menstruales naturales; pero el sangrado y el manchado pueden ser impredecibles (1,14).

El sangrado o manchado prolongados o frecuentes, ocurren normalmente en los primeros meses de uso del implante (1).

Cerca del 11% de las personas se hacen retirar el implante debido a las irregularidades en el sangrado, siendo los sangrados frecuentes o prolongados las dos razones más comunes para la extracción del implante (14). Alrededor de un cuarto de las personas que usan el implante no tienen sangrados, y un tercio experimentan, en promedio, menos de un episodio de manchado o sangrado al mes (14). La mayoría de las personas que usan el implante desarrollan un patrón de sangrado "satisfactorio" después de los primeros seis meses de uso, pero cerca de un tercio de las personas experimentan un patrón de sangrado "insatisfactorio" después de seis meses (1).

Si tu patrón de sangrado con el implante te molesta, consulta con tu proveedor de servicios médicos sobre cómo manejarlo. Si quieres seguir usando el implante, es posible tomar medicamentos como ibuprofeno, combinado con anticonceptivos orales, o estrógeno, para un control a corto plazo del sangrado (15).

an image of 3 mobile screens of the Clue app

Descarga Clue para hacerle seguimiento a tus métodos contraceptivos

  • Descargar la aplicación de Clue en la App Store
  • Descargar la aplicación de Clue en la Play Store

4.8

Ilustración de una calificación de cinco estrellas

más de 2M+ calificaciones

¿Mi pareja sabrá que estoy usando el implante?

Normalmente, el contorno del implante no se puede ver, pero es posible que deje una cicatriz pequeña y se pueda sentir bajo la piel (1). Después de la inserción del implante, el área debe permanecer vendada durante algunos días (2,3). La inserción también puede dejar un moretón en el brazo que puede tardar unos días en desaparecer (1).

Comentarios finales

El implante es una buena opción para muchas personas, ya que es efectivo, conveniente, y la mayoría de las personas pueden usarlo de manera segura (1). Como es el caso con cualquier medicamento, es importante entender los posibles efectos secundarios antes de la inserción de un implante. También es fundamental recordar que todas las experiencias son diferentes.

Hacer seguimiento a tus síntomas en Clue puede ayudarte a saber si estás teniendo efectos secundarios asociados a un nuevo método anticonceptivo. En el caso del implante, Clue también puede ayudarte a determinar si tu patrón de sangrado cambia o mejora después de la inserción.

Ilustración de un microscopio

¿Te gusta lo que lees? Ayúdanos a hacer más cosas geniales apoyando nuestros esfuerzos de investigación científica.

También te podría gustar leer:

Artículos populares